¿Debería abandonar Apple a los Mac y centrarse en los iPad?

Aunque Apple no lo abandonará a corto (ni medio) plazo, creo que Apple debería de pensar el futuro del Mac. Un mercado en caída, donde los beneficios se estancan y el creciente empuje de los iPad plantean dudas sobre el primer dispositivo estrella de la compañía.

Mac o no Mac, esa es (la primera) cuestión

Para mí, un iPad no debería ser un equipo enfocado al mundo profesional. A pesar de mi pensamiento, Apple piensa lo contrario y debo reconocer que poco a poco, me están convenciendo.

iMac wwdc 2017

Presentación de los iMac 2017

El mercado de los ordenadores está estancado, la prueba de lo que digo es el último MacBook Pro. No digamos mentiras, me encanta el MacBook Pro con o sin Touch Bar. Sin embargo, no hay nada que me sorprenda en este dispositivo. Los avances se centran siempre en lo mismo. Procesador, memoria, resolución… pero esto es algo que no es único de Apple. El resto de fabricantes sigue el mismo camino, salvo por el diseño de los Mac. Quizás, el diseño y la propia Touch Bar sean lo único distinto de los Mac (o tal vez no).

Para quien aún no sepa nada de la Touch Bar, se trata de una pantalla integrada en la parte superior del teclado de los MacBook Pro de última generación. Esta pantalla te permitirá acceder a funciones de una manera más rápida. Incluso hay debo reconocer que la opción de poder configurarla es un gran paso por parte de Apple. Se agradece pero ¿es suficiente?, creo que no.

Touch Bar en MacBook Pro Portada

Touch Bar en MacBook Pro Portada

Si esto es verdad, ¿por qué se siguen vendiendo Mac o PC y no podemos sustituirlos?, la respuesta no es fácil, pero los desarrolladores y el software de los iPad podría cambiar la realidad actual de los Mac.

El iPad ya empieza a reemplazar los Mac, pero no para todos

Ser amante del iPad te permite ver las posibilidades de un dispositivo así. Los iPad disponen de muchas ventajas respecto a los Mac. Son más portátiles, ligeras y mejor ni hablar de la sobreestimada capacidad de poder ubicar nuestro iPad en cualquier posición. Es decir, trabajar en un iPad es como si lo hiciéramos en una hoja de papel versátil.

Por todo lo comentado antes, creo que es la hora de que Apple reaccione. Llegó el momento de abandonar los Mac, o por lo menos, tal y como los utilizamos en la actualidad. La versión más básica del MacBook Pro cuesta (en España) unos 1.700 euros, esto es el doble que el iPad Pro, señalar que casi con la misma proporción de pantalla. Aunque Apple lo vende por separado, si compramos el teclado oficial del iPad y el Apple Pencil, estamos hablando de un ahorro de más de 500 euros respecto al MacBook Pro básico.

Review del iPad Pro

iPad Pro con su Apple Pencil

El gran problema de sustituir un Mac por un iPad es el software y las aplicaciones. iOS 11 es un paso bastante importante para el iPad, un camino donde aún hay mucho trabajo. No obstante, este camino empieza a tener andantes (cada día más). Un iPad no tiene la misma capacidad de procesamiento que un Mac, pero muchas personas no lo necesitan. Un porcentaje alto de los usuarios usan su Mac para leer, reproducir contenidos, gestionar fotos y documentos y poco más. Sí, lo sé. No todos son iguales, hay personas que por su trabajo, afición, etc. necesitan aplicaciones que en el iPad aún no están o simplemente, no pueden exprimirlas al máximo como en un Mac.

Un problema que podría resolverse dentro de poco tiempo. Si iOS sigue por el camino de la convergencia con macOS, será cuestión de años que veamos aplicaciones de profesionales 100% adaptadas a las tabletas. En la actualidad, mucha culpa de que el iPad no pueda sustituir al Mac viene por parte de los desarrolladores. Hay desarrolladores que no han sabido (o no han querido) sacarle el máximo partido a la tablet de Apple.

Nueva app de Archivos para iPad con iOS 11

Nueva app de Archivos para iPad con iOS 11. Fuente: Apple

Quizás algunos datos como que los últimos accesorios de la marca permitan desarrollar otro tipo de funciones hasta ahora impensables en el iPad. O que una comparativa entre el A10 Fusion y la CPU del MacBook realizada por John Gruber, afirmara que ambos procesadores estaban casi a la par en cuanto a rendimiento. O que la batería del iPad pueda plantarle cara a la de los MacBook (sin contar con posibles fundas con vida extra para nuestros equipos). Todo esto, puede que sea el detonante para que los desarrolladores cambien de opinión. Solo con la ayuda de los desarrolladores se consigue llegar a las cuotas que ha llegado Apple en la actualidad. Quizás el Mac también dependa de ellos.