Compartir

Aunque Tim Cook está intentando evitarlo por todos los medios posibles, Trump sigue adelante con la idea de imponer nuevos aranceles a las exportaciones de China englobando también a los productos de Apple que son ensamblados en este país. Los analistas afirmaron que desde la compañía de Cupertino estaban estudiando absorber estos aranceles para evitar incrementar el precio del producto, y según JP Morgan al final han podido llegar a una estrategia para poder compensar el impacto de estos nuevos impuestos arancelarios.

Ahora mismo la guerra comercial entre China y EEUU es bastante incierta no sabiendo demasiado bien el pensamiento de Trump en los próximos minutos o el tweet ofensivo que ponga y cambie totalmente los planes de las compañías. Es por esto que las compañías tecnológicas se están preparando para evitar tener que hacer pagar a sus clientes este arancel pero obviamente tampoco quieren perder beneficios. La solución para Apple pasaría por la cadena de producción y el coste que tienen que asumir para producir cada uno de sus iPhone.

Apple explora cómo absorber el arancel de Trump sin perjudicarse

Según ha informado en el día JP Morgan desde Apple habrían conseguido ajustar el precio de producción de los iPhone, reduciendo la lista de materiales para cada uno de los equipos entre 30 y 50 dólares. Este recorte sería suficiente para poder absorber gran parte de los aranceles haciendo no perdiendo tantos beneficios por cada uno de los terminales gravados con el nuevo arancel.

empleados de Foxconn
Empleados de Foxconn

Apple ahora mismo no se puede permitir subir el precio de sus dispositivo pues es un tema tremendamente controvertido en un mercado donde hay alternativas con un mejor precio. Pero obviamente tampoco pueden absorber una tarifa arancelaria al completo pues afectaría de lleno a los beneficios de la compañía y por ende a su capacidad para poder invertir en investigación y desarrollo y seguir avanzando.

Bajar el costo de producción de los iPhone sería suficiente para poder asumir tranquilamente los aranceles, ya que debemos de recordar que los aranceles solo se aplican a los productos exportados a EEUU desde China. Si bien, el precio de producción bajaría para los modelos que se exporten a todo el mundo así que sacarían más dinero por cada iPhone en los países europeos por ejemplo que invertirían en los aranceles sobre los iPhone vendidos en EEUU.

La solución a largo plazo para Apple sería trasladar la producción a otro país como ordenó la pasada semana Donald Trump. Esto a priori es inviable porque obviamente el coste de fabricar un iPhone en EEUU es mucho mayor que hacerlo en un país asiático así que no sería de extrañar ver toda la producción de iPhone para EEUU en India para poder sortear estos aranceles. Si bien, debemos de recordar que mover la logística que hay detrás de una cadena de producción es una tarea tremendamente difícil y que no se puede hacer de la noche a la mañana algo que parece no termina de comprender Donald Trump.

Deberemos de estar pendientes a los próximos movimientos por parte del Presidente de los EEUU, aunque de momento se ha rebajado bastante la tensión con China al volver a dar esperanzas de que se sentarán de nuevo en una mesa de negociación.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta guerra comercial y la afectación a la economía de la compañía de Cupertino. 

  • Que Trump no le llegue esa noticia, que los subirá hasta que se vea obligada en mover producción en USA