Compartir

El proyecto Titán en Apple fue algo muy comentado por todos pero que ha empezado en los últimos meses a ir cuesta abajo, o esa es la sensación que se ha transmitido a todos los medios de comunicación. Desde Apple han querido intentar repuntar en este aspecto con la publicación de un informe técnico donde arrojan información sobre sus esfuerzos en la conducción autónoma de vehículos centrándose básicamente en la seguridad.

Como decimos en este informe se centran en los esfuerzos que están realizando en materia de seguridad para poder diseñar su software de conducción autónoma. El informe no es para nada muy extenso sino todo lo contrario, es bastante breve y no da detalles demasiado desarrollados.

El software de conducción autónoma de Apple no ha muerto

Han querido hacer hincapié en el uso que están dando a la inteligencia artificial y al machine learning que están incorporando en este software para poder mejorar la seguridad. En concreto leemos lo siguiente:

Estamos invirtiendo mucho tiempo en el estudio del aprendizaje automático y la automatización, y estamos entusiasmados con el potencial de los sistemas automatizados en muchas áreas, incluido el transporte. En particular, creemos que los sistemas de conducción automatizados (ADS) tienen la promesa de mejorar considerablemente la experiencia humana en tres áreas clave: mejorar la seguridad vial, aumentar la movilidad y obtener beneficios sociales más amplios.

Sistema de conducción autónoma de Apple montado sobre un coche Lexus.
Sistema de conducción autónoma de Apple montado sobre un coche Lexus.

Además, también han abordado el tema del perfil de conductor que tienen en plantilla que pasan un filtro bastante importante. Por ejemplo los elegidos no deben tener ningún tipo de multa en los últimos 10 años y obviamente que nunca le hayan retirado el carné de conducir además de no haber tenido accidentes graves. Obviamente también pasan test de drogas y una verificación de antecedentes para evitar que pueda afectar el factor humano a este software.

A todo esto se le suma una referencia al funcionamiento de este software q se basaría en los datos de una serie de sensores  incluyendo LiDAR, radar y cámaras. Obviamente para evitar que se pueda extrapolar esta tecnología a otra marca.

La seguridad en este sistema de conducción autónoma es vital para que los conductores puedan confiar en este tipo de software que en si va a conducir por ellos y del que va a depender su seguridad vial. 

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de estos detalles que han arrojado en este nuevo informe que te dejamos aquí.