Compartir

Las gafas de realidad aumentada de Apple aun siguen siendo un misterio para los usuarios de la calle, pero este fin de semana la compañía ha registrado una nueva patente en Europa relacionada con este dispositivo. En esta patente se trata de solucionar uno de los problemas más importantes de las gafas de AR/VR: su tamaño y su comodidad.

Las gafas AR/AV de Apple cada vez más cerca

Obviamente uno de los grandes escollos para los ingenieros de Apple o de otra compañía, es meter una gran cantidad de hardware en un diseño que debe de ser ligero y cómodo para llevarlo durante varias horas puesto en nuestro cabeza, apoyado en nuestra nariz y orejas. Ahora mismo esto es un problema, pues tal y como se reconoce en la propia patente, las gafas son grandes, pesadas e incómodas.

Además de ser pesadas la patente refleja que estas gafas no se podrían utilizar durante varias horas seguidas porque terminarían mareando al usuario, por lo que la solución que proponen en este documento es proyectar pantallas delante de los ojos del usuario.

Es decir, las lentas proyectarían esta imágenes en nuestros ojos de una manera inteligente, detectando en todo momento los proyectos de refracción que pudieran existir y además analizaría nuestros ojos para que la imagen proyectada se vea a la máxima definición dependiendo de nuestra autonomía.

Obviamente si los detectores pueden analizar nuestros ojos de esta manera, también podrán ajustar las imágenes para aquellos que tenemos miopía u otra enfermedad visual, haciendo que las imágenes estén perfectamente enfocadas en cualquier momento.

Estamos expectantes en como resolverán el tema del peso y el tamaño de las gafas pero ya con esta patente está claro que se resuelve el aspecto de la comodidad, impidiendo que tengamos jaquecas por usar estas gafas.

Muchos vemos esta tecnología muy futurista pero está claro que las grandes compañía están trabajando a contra reloj para revolucionar nuestro día a día con estos nuevos productos.