Compartir

Apple no ha tenido un muy buen 2018 para sus cuentas, pese a que sus ingresos trimestrales son muy buenos por los precios de sus productos, en la bolsa no les está yendo para nada bien. Según ha informado The Wall Street Journal la compañía de Cupertino ha perdido 9 mil millones de dólares al tomar una mala decisión de inversión en ellos mismos, al comprar acciones de Apple en un muy mal momento, cuando estaban a precio máximo.

Según informa este medio, tras encontrarse la compañía con bastante cantidad de efectivo excedente tras la reforma fiscal de Trump de 2017, decidieron comprar nuevamente acciones AAPL a precio máximo, algo que no ha salido nada bien debido al hundimiento de su valor.

La estrategia económica de Apple no ha sido la más adecuada

Ayer la bolsa dio un respiro a AAPL al subir casi un 7% como ya hemos analizado hoy mismo, pero esta alegría ha durado realmente poco. Este repunte llega tras varias semanas de caídas que han continuado de nuevo en el día de hoy ya que las acciones han caído nuevamente casi un 3%.

Logo de Apple junto a dólares

Apple actualmente está en un programa de recompra masivo comprando sus propias acciones, pero lo han hecho cuando el precio de su acción estaba en su punto máximo por lo que ahora se han llevado un auténtico batacazo al ver este hundimiento.

Durante el primer semestre del año, la compañía de Cupertino adquirió un total de 63 mil millones de dólares en acciones. Tras las últimas caídas del valor de la acción estos 63 mil millones de dólares se han ‘transformado’ en 54 mil millones de dólares. De acuerdo con los diferentes informes Apple compró acciones cuando estaba a 222$ y ahora están a 152$. El Wall Street Journal ha detallado lo siguiente:

Cuando el mercado estaba en alza, las compañías volvieron a comprar acciones a un ritmo furioso, aprovechando los ahorros impositivos que obtuvieron de la reforma de diciembre de 2017 de la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos. La ley enriqueció a las empresas al reducir la tasa impositiva corporativa a un 21% desde un 35% y facilitar a las empresas como Apple transferir las ganancias extranjeras a los EEUU.

Los directivos de Apple se han negado a dar algún tipo de explicación, pero Lucas Maestri describió hace varios meses que esta compra se estaba realizando de una manera cuidadosa y flexible.

Esperamos que desde la compañía hayan tomado buena nota y no compren de manera compulsiva acciones cuando todo va tan bien porque estamos viendo la enorme volatilidad de la bolsa en EEUU estimulado por las políticas de Trump.