Un Apple Watch Series 4 vuelve a ser protagonista al ayudar a detectar una cardiopatía

Desde que llegó al mercado el Apple Watch Series 4 con la función de realizar ECG han surgido varias noticias en las que el dispositivo ha logrado ayudar a detectar patologías cardiacas a varios usuarios. En cierto modo se puede decir que el dispositivo les ha podido ‘salvar’ la vida debido a que en ocasiones estas enfermedades pueden tener consecuencias graves. La última que hemos conocido es la de un británico que ha querido compartir su historia en Reddit y que nosotros te contamos a continuación.

Así ‘salvó la vida’ un Apple Watch Series 4 a este usuario británico

Apple tiene muy enfocado el Apple Watch a ayudar a mantenerse en forma a los usuarios y por tanto mantenerse saludables. También las propias funciones de salud como la medición de la frecuencia cardíaca o la posibilidad de realizar ECG ayuda a usuarios como Toni Cortés, con quien tuvimos la suerte de charlar hace unos meses. Pero el último caso conocido es el de Phill Harrison, un usuario británico.

Apple Watch

Harrison contó su historia en primera persona en el conocido foro de Reddit. Explicó como la función de ECG solo estuvo disponible en Reino Unido una semana y como justo durante ese período pudo serle de tremenda utilidad debido a la detección de una patología cardíaca que más tarde le confirmarían los médicos.

En el mes de abril, Harrison se encontraba entrenando con el objetivo de prepararse para la Maratón de Brighton y de repente notó como su Apple Watch Series 4 le avisaba de que estaba experimentando palpitaciones irregulares. Probó a realizar una prueba con el ECG y el resultado de este arrojó una posible fibrilación auricular.

El alarmante resultado que obtuvo este británico con su Apple Watch le instó a acudir al hospital con el propósito de realizarse pruebas concluyentes. Cabe destacar que incluso la propia Apple recomienda siempre realizar este procedimiento debido a que el reloj no puede ser considerado en ningún caos un aparato médico. El caso es que una vez en el hospital Harrison pudo confirmar que, efectivamente, algo no marchaba bien en su corazón.

Tras haberse confirmado una patología cardíaca grave, Harrison no solo tuvo que verse obligado a no correr la Maratón para la que se estaba preparando sino que además tendrá que ser intervenido a corazón abierto la próxima semana (el 3 de julio).

De esta forma comprobamos una vez más como, a pesar de no ser un dispositivo médico, el Apple Watch puede resultar decisivo en la detección de enfermedades cardíacas. Evidentemente esperamos que Phil Harrison pueda obtener un buen resultado en esta operación tan complicada a la que se tiene que someter y pronto pueda estar nuevamente corriendo maratones con su Apple Watch en la muñeca.