El ECG del Apple Watch Series 4 vuelve a salvar la vida a un usuario

A pesar de que la funcionalidad de realizar electrocardiogramas (ECG) en el Apple Watch Series 4 todavía no ha salido de Estados Unidos lo cierto es que en este país parece estar calando entre los usuarios.

Aunque algunos médicos no aconsejan el uso de los ECG a aquellos que no padezcan de problemas cardiovasculares, los que si sufren o han sufrido algún tipo de enfermedad del corazón están dandole un uso más que acertado. Lo último que hemos podido saber es que esta funcionalidad puede haber ayudado a salvar una vida, algo que ya había ocurrido con anterioridad.

Así ayudaron los ECG del Apple Watch Series 4 a salvar una vida

WMUR informaba ayer acerca de un curioso suceso relacionado con el Apple Watch Series 4 y la función ECG. Al parecer el último modelo de reloj lanzado por Apple ha ayudado al norteamericano Barry Maden a prevenir un grave problema de corazón.

Apple Watch Series 4

Tras haberlo pensado detenidamente con su esposa Tara, Barry había adquirido hace unos meses el Apple Watch Series 4 con el fin de “vigilar su salud después de sufrir una lesión muscular”. La detección de caídas también presente en este modelo de Apple Watch fue también uno de los motivos que impulsaron esta compra.

El matrimonio Maden había comenzado sus vacaciones con un viaje, lo cual estaba generado ansiedad a Barry. Este hecho fue el que en un principio pensaron que había provocado que el recién comprado Apple Watch advirtiera a Barry de que su corazón podía estar en A-fib. No se sabe si esta advertencia llegó tras realizar un ECG o si se lanzó automáticamente al detectar una frecuencia cardiaca irregular.

Una vez que Barry descubrió la advertencia de A-fib realizó dos ECG para verificar el resultado. Tras haber recibido la misma advertencia en ambas mediciones, acudió a un hospital junto a su esposa para que los médicos le realizarán un chequeo urgente que pudiera determinar la situación de su corazón.

Ya en el hospital, a Barry se le realizó un nuevo ECG con un electrocardiógrafo y se confirmó el estado de A-fib que previamente había detectado el Apple Watch Series 4. Barry fue sedado por los médicos y sufrió varias paradas cardiacas, por lo que tuvo que ser reanimado.

Afortunadamente la historia de Barry Maden tuvo un final feliz y gracias a las advertencias de su Apple Watch Series 4 y la inestimable labor médica pudo salvar su vida. Según explicaron los médicos que le atendieron, es probable que de no ser por la funcionalidad de los ECG no hubiera podido detectar la dolencia de su corazón por lo que las consecuencias podrían haber sido muy graves.

¿Crees que sería aconsejable que aquellas personas que padezcan algún tipo de enfermedad contasen con un Apple Watch para prevenir posibles riesgos? Déjanos tus impresiones en los comentarios.