Compartir

En una reciente entrevista de Donald Trump al medio The Wall Street Journal, el presidente ha afirmado que se están preparando para aplicar aranceles de importación a los productos fabricados en China. Entre estos productos obviamente están los iPhone y Mac que Apple fabrica en China, y que se verían afectados por este arancel que seguro está dando más de un quebradero de cabeza en las oficinas del Apple Park.

Donald Trump rompe su promesa con Apple

Si de verdad Trump termina aplicando esta medida sobre los productos de importación chinos estaría rompiendo una promesa con el CEO de Apple, Tim Cook, al que le prometió que los iPhone fabricados en China estarían exentos de este arancel.

Apple defiende la política medioambiental de Obama y se opone a la derogación de Trump

Las palabras concretas del presiente al WSJ fueron las siguientes:

Las tarifas también podrían ser aplicadas sobre los iPhone y laptops importados de China. La administración se ha preocupado por la reacción del consumidor a que estos artículos estén sujetos a gravámenes… 

El presidente fue más lejos afirmando que “Tal vez. Tal vez, depende de lo alta que sea esta tasa”. Con esta frase hace referencia a que si este arancel se sitúa en un 10%, el consumidor podrá hacerle frente muy fácil. 

De todo esto se ha podido sacar en positivo que entre los planes de Trump no entran los Apple Watch y AirPods para aplicarles este impuesto arancelario. Únicamente se verían afectados los iPhone y los Mac.

Desde Apple ya han intentado frenar esta iniciativa, instando al presidente de EEUU a buscar otro tipo de soluciones. Pero la respuesta es rotunda: lo importante es el crecimiento de EEUU. Según al Administración, con este tipo de tasas se estimula el crecimiento del país y su competitividad, es decir, con estos impuestos intentan que Apple y el resto de fabricantes lleven sus fábricas a suelo estadounidense. 

En enero Trump está preparado para aumentar esta tasa de un 10% a un 25%, aunque esperamos que una futura reunión entre los máximos mandatarios de China y EEUU frene esta medida que va a afectar muy negativamente al consumidor que será quien termine pagando este arancel.