Compartir

La guerra comercial entre EEUU y China ahora mismo está en un punto bastante incierto, ya que mientras Trump sigue aumentando los aranceles que se aplican a las exportaciones del país asiático desde China llaman a la calma destacando que están en negociaciones con Washington para poder solventar este problema.

Tim Cook intentó hace unas semanas convencer a Trump de que aplicar aranceles sobre sus productos era un una muy mala acción pues les hacia perder competitividad frente a otras marcas como Samsung. Pero aunque Trump afirmó que tomaría muy enserio estas palabras ha hecho todo lo contrario aumentando los aranceles que conocíamos ahora mismo sobre productos tan importantes como el iMac o el iPhone.

Trump mete más presión a Apple con una subida de aranceles

Era conocido por todos que a partir del 1 de septiembre el iMac, Mac mini, Mac Pro, HomePod y todos los auriculares inalámbricos iban a estar sujetos a un arancel del 25% pero ahora Trump ha decidido aumentar este impuesto al 30% algo que sin duda es una locura y que supondrá a Apple un importante agujero en sus finanzas al tener que absorber un elevado sobre cargo si es que no quieren subir los precios de sus productos a partir de este martes. Esto hace que Apple pierda competitividad frente a otras empresas que se dedican a fabricar ordenadores de sobremesa como HP, Lenovo u otras.

Pero este aumento no queda solo en los ordenadores de sobremesa, ya que como es sabido a partir de diciembre el resto de dispositivos de Apple incluido el iPhone también será gravado con un arancel. En un primer momento se sabía que este impuesto era del 10% pero ahora hemos sido conocedores de que Trump ha decidido aumentar este arancel hasta el 15%, empezándose a aplicar a partir del próximo 15 de diciembre. 

Estas medidas llegan tras la decisión del gobierno Chino de imponer aranceles sobre los productos norteamericanos y que no gustó para nada a Trump que ordenó a sus empresas buscar otro sitio fuera de China para fabricar sus productos.

Apple está dispuesta a absorber estos aranceles gracias a que se están rebajando los precios de producción de los productos pero obviamente esto les hará tener unos beneficios menores en el cuarto trimestre fiscal de este año. Nosotros estamos esperanzados en que Trump recule y llegue a un acuerdo con Pekín para dar por terminara esta guerra comercial absurda.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta subida de aranceles.