Compartir

Actualización: por razones desconocidas, Apple ha eliminado la beta de macOS 10.14.2.

Apple ayer en Nueva York nos sorprendió a todos con un renovado Mac mini, MacBook Air y un nuevo iPad Pro de 11 y de 12,9 pulgadas. Pero esto no fue todo ya que Tim Cook anunció la liberación de iOS 12.1, macOS 10.14.1, tvOS 12.1 y watchOS 5.1 para todos los usuarios con dispositivos compatibles y hoy Apple ha vuelto a publicar una nueva tanda de betas.

Apple ya trabaja en iOS 12.1.1, tvOS 12.1.1 y macOS 10.14.2

Estas actualizaciones son menores, sobre todo la de iOS 12.1.1 por lo que las novedades visuales podemos avanzar que son totalmente nulas centrándose en mejorar todas las características presentes y sobre todo mejoras en seguridad.

Nuevo iPad Pro 2018Nuevo iPad Pro 2018

De momento Apple no ha dado ningún dato de qué incluye estas nuevas betas aunque nosotros ya estamos instalándola en nuestros dispositivos para poder comprobar la mejora en rendimiento y seguridad y sobre todo investigar si hay alguna mejora estética aunque lo dudamos.

Novedades iOS 12.1.1:

  • Se restaura en FaceTime la posibilidad de realizar capturas en vivo, una función retirada en iOS 12.

La actualización de ayer de iOS 12.1 si que fue importante ya que incorpora mejoras importantes como la implementación de las llamadas grupales en FaceTime o la compatibilidad con la eSIM además de solucionar graves bugs y problemas de seguridad.

Algunos os preguntaréis… ¿y watchOS 5.1.1? Tras retirar la actualización que liberaron ayer de watchOS 5.1 dudamos que lancen una nueva beta si no han solucionado el problema que causaba ayer bloqueos intermitentes en los Apple Watch que se actualizaban. Si todo va bien seguramente hoy o mañana se publique watchOS 5.1 y un día después o la semana que viene verá la luz la primera beta de watchOS 5.1.1.

Estas betas solo están disponibles para desarrolladores desde el portal habilitado por Apple, aunque no dudamos que en las próximas horas se liberarán las correspondientes betas públicas siempre que no haya problemas graves que afecten al rendimiento del equipo.