Bill Gates recuerda a Steve Jobs como un hechicero algo imbécil en ocasiones

Si el sector de la tecnología fuera el fútbol podríamos decir que la rivalidad entre Apple y Microsoft, especialmente en las décadas de los 80 y 90, era similar a lo que hoy en día representan el Real Madrid y el Barça o Argentina y Brasil. Sin embargo los fundadores de estas empresas, Steve Jobs y Bill Gates, no fueron grandes enemigos al contrario de lo que se podría pensar, y eso que tuvieron algún que otro episodio tenso. En una reciente entrevista, Gates recordó a Jobs con mucho cariño a pesar de recordar la parte negativa de su carácter.

«Un hechicero algo imbécil y gilipollas a veces» Bill Gates sobre Steve Jobs

Bloomberg ha podido acceder a una entrevista concedida por Bill Gates a CNN y la cual todavía no ha sido publicada. En dicha entrevista, el ex CEO y cofundador de Microsoft recordó a su figura histórica homóloga en Apple, Steve Jobs. Para el empresario estadounidense, Jobs era algo así como un hechicero capaz de hipnotizar a los usuarios con el fin de sacar adelante a Apple.

Apple Lisa Steve Jobs

Steve Jobs junto al mítico Apple Lisa

Es tal la admiración que Gates desprende por Jobs que incluso se atrevió a elogiar las grandes virtudes de Jobs incluso cuando fracasó con productos como las comptuadoras de NeXT, empresa que este fundó tras su despido de Apple a finales de los 80. Para Gates esto fue un fiasco, sin embargo cree que «hipnotizó a las personas».

La visión de Jobs para el talento también es una virtud que históricamente se le ha achacado al mítico CEO de Apple y para Gates también esto fue digno de alabar en su entrevista:

«Todavía no conozco a ninguna persona que pueda rivalizar con Jobs en términos de selección de talento, hiper motivando ese talento y teniendo un sentido de diseño capaz de distinguir con un ‘Oh, esto es bueno. Esto no es bueno'». 

Incluso de la tremenda rivalidad entre Apple y Microsoft cree Gates que se han podido sacar aspectos positivos. La forma en la que se refirió a este tema fue un tanto curiosa y es que si bien afirmó que Jobs podía ser en ocasiones un tanto «gilipollas e imbécil», lo cierto es que «trajo algunas cosas increíblemente positivas». También reconoció la dureza con la que ambos directivos se trataron en los momentos más tensos, llegando en ocasiones demasiado lejos.

Con este pequeño extracto de la entrevista realizada a Bill Gates comprobamos como realmente la relación de este con Steve Jobs no fue tan mala como muchos pueden pensar. Ambos compartieron incluso charlas y conferencias en distintos lugares durante los últimos años de vida de Jobs, llegando a la conclusión de que la existencia de la rivalidad entre las empresas que dirigían acababa por ser buena para ambas y en definitiva para el usuario.