Compartir

Hace unas semanas comentábamos que el autor Leander Kahney había anunciado el lanzamiento de una biografía del CEO de Apple, Tim Cook, donde contaría el duro camino que tuvo que recorrer para sustituir a un monstruo dentro de la compañía como era Steve Jobs. Este libro que se publicará el próximo 16 de abril y que ya puedes pre-reservar en Amazon, pese a que está escrito en inglés, cuenta algunos capítulos de la historia de Apple sumamente tensos como el enfrentamiento que tuvo con el FBI tras el caso de San Bernardino cuando se les exigió una puerta trasera en iOS, algo que se negaron a hacer.

Pese a que el libro no está a la venta, desde el medio TechCrunch han publicado una serie de fragmentos de este libro donde podemos leer la tensión que se vivió en el enfrentamiento con el propio FBI. Si recordáis, la investigación del caso de San Bernardino estuvo centrada en un iPhone 5c de uno de los atacantes que participaron en este tiroteo tan sangriento.

La biografía de Tim Cook detalla la ‘batalla’ con el FBI por el caso de San Bernardino

El FBI para proseguir con su investigación intentó acceder a este iPhone 5c pero se encontró con un sistema de seguridad bastante difícil de franquear por lo que exigieron a Apple que descifraran el contenido del iPhone en cuestión. A esta exigencia Apple se negó ya que abrir una puerta trasera en el sistema operativo habría puesto en riesgo la privacidad de todos los clientes de la compañía con un dispositivo iOS.

FBI trabajando en San Bernardino
FBI trabajando en San Bernardino

En el libro se recoge acerca de esta decisión de Tim Cook las declaraciones de uno de los ex-asesores de la compañía, Bruce Sewell que dice lo siguiente:

Sewell dijo que el FBI ya en 2014 le pidió a Apple que «obtuviera acceso a los teléfonos de forma masiva» después de que Apple lanzara iOS 8, que cifraba iPhone e iPad con un código de acceso. Las autoridades policiales lucharon para introducir dispositivos que, según dijeron, eran necesarios para investigar delitos. No había otra forma viable de ingresar a un iPhone, ni siquiera con una orden judicial. Ni siquiera Apple podría desbloquear los dispositivos. La empresa rechazó la solicitud del FBI.

Tras la primera negativa de Apple a dar acceso al FBI a sus dispositivos, con el caso de San Bernardino creían que la cosa sería distinta pero la verdad es que la respuesta fue bastante parecida. Así se relata en el libro:

Según Sewell había una sensación en el FBI de que esta era la tormenta perfecta. «Ahora tenemos una situación trágica. Tenemos un teléfono. Tenemos un asaltante muerto. Este es el momento en que lo vamos a presionar. Y ahí fue cuando el FBI decidió presentar [la orden] «, dijo.

Ante esta orden desde Apple trabajaron durante semanas 24 horas al día para poder dar respuesta a la prensa sobre la estrategia que seguirían ante esta orden y buscando la manera de poder rechazar las exigencias del FBI, algo que al final consiguieron hacer.

Sin duda este libro pinta bastante interesante y seremos muchos los fans de la compañía que lo compraremos para leerlo y empaparnos de todo lo que se vive en las oficinas de Cupertino y que no se ve en las presentaciones de producto.