Compartir

Al igual que Donald Trump ha vetado la venta de dispositivos Huawei en EEUU y ha obligado a Google a dejar de ofrecer actualizaciones a estos dispositivos, desde el gobierno chino pueden hacer exactamente lo mismo. El presidente de los Estados Unidos a las malas ha conseguido que en todo el mundo menos en China se consiga vetar los dispositivos de Huawei con la decisión de Google de no ofrecer más soporte al sistema operativo y el presidente de China parece que también quiere dar un golpe de efecto, al ver como muchas empresas abandonan a Huawei. 

Según apuntan los primeros rumores, el gobierno Chino estaría ya consultando a sus asesores económicos para imponer un veto a las empresas tecnológicas americanas donde destaca Apple. Esta sería una muy mala noticia para la compañía de Cupertino pues dejaría de percibir ingresos de uno de los países donde más se están esforzando por aumentar las ventas de iPhone.

Apple podría tener muchos problemas si son vetados en China

Este rumor ya se ha dejado notar en el valor de las acciones de Apple que han despertado en el día de hoy en rojo. En concreto estamos viendo como caen en su valor algo más de un 3%, siguiendo la tendencia general del resto de marcas y del Down Jones y el Nasdaq.

De momento este rumor se quedaría en suspender las relaciones comerciales que tienen con aquellos proveedores que se han relacionado de alguna manera con Apple. Además, también se estudiaría imponer una nueva subida de aranceles a todos los productos de Apple. Esto crearía una importante tensión entre ambos países que de momento no tienen entre sus planes sentarse a negociar quedando estas vías totalmente muertas.

Desde Apple tienen la importante misión de evitar esto que parece ser una realidad en las próximas semanas y más si Donald Trump decide tomar la misma decisión con Xiaomi. Si el presidente de los EEUU obliga a Google a dejar sin soporte a Xiaomi y sus dispositivos móviles sin duda se perdería un gran mercado ya que recordamos en España solo el crecimiento del ecosistema de esta marca es tremendo teniendo una alta cuota de mercado.

Tim Cook puede que al final tenga que actuar de intermediario entre ambas partes ya que si se termina vetando al iPhone en China sería un pequeño desastre. Pero si aumentan los aranceles al envío de componentes para fabricar el iPhone los usuarios de un dispositivo de Apple veremos como la factura va en aumento, algo que motivará a muchos usuarios a no comprar estos dispositivos por el precio.

Esto puede verse reflejado en las cuentas trimestrales de la compañía que vería una importante desaceleración en sus beneficios, algo que de momento no se pueden seguir permitiendo.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas al respecto de esta hipotética situación.