Compartir

La App Store estos últimos días ha tenido una serie de modificaciones importantes con respecto a sus contenidos. En concreto desde Apple han decidido eliminar las aplicaciones que tenían como utilidad el control parental y que se asemejaban a la función «Tiempo en pantalla» que presentó Apple junto a iOS 12 el año pasado. A raíz de esta pequeña polémica desde la compañía de Cupertino han publicado una comunicación oficial donde han querido detallar las razones de esta decisión.

Tras el anuncio de esta decisión por parte del vicepresidente de marketing, Phil Schiller, se ha requerido una declaración oficial para poder confirmar las razones oficiales de esta retirada. Las malas lenguas apuntaban a que las aplicaciones de control parental competían directamente con la función nativa «Tiempo en pantalla»  y es por ello que había sido retirada. Si esto hubiera sido realidad estaríamos ante un caso de competencia desleal, pero parece que desde Apple se quieren escudar en la vulneración de la privacidad de los usuarios que utilizan estas apps.

Apple explica por qué ha eliminado ciertas aplicaciones de la App Store

La nota prensa a la que vamos a hacer referencia podéis consultarla de manera íntegra aquí, en la web de Apple. Para que os sea más sencillo, os la dejamos traducida a continuación.


Apple siempre ha creído que los padres deberían tener herramientas para administrar el uso de los dispositivos de sus hijos. Es la razón por la que creamos, y seguimos desarrollando, ‘Tiempo en Pantalla’. Otras aplicaciones en la App Store, como son Balance Screen Time by Moment Health y Verizon Smart Family, les brindan a los padres el poder de equilibrar los beneficios de la tecnología con otras actividades que ayudan a las jóvenes mentes a aprender y crecer.

Recientemente eliminamos varias aplicaciones de control parental de la App Store, y lo hicimos por una sencilla razón: pusieron en riesgo la privacidad y la seguridad de los usuarios. Es importante entender por qué y cómo sucedió esto.

Durante el último año, nos dimos cuenta de que varias de estas aplicaciones de control parental utilizaban una tecnología altamente invasiva llamada Mobile Device Management o MDM. MDM le brinda a un tercero control y acceso sobre un dispositivo y su información más confidencial, incluida la ubicación del usuario, el uso de la aplicación, las cuentas de correo electrónico, los permisos de cámara y el historial de navegación. Comenzamos a explorar este uso de MDM por desarrolladores no empresariales a principios de 2017 y actualizamos nuestras directrices basadas en ese trabajo a mediados de 2017.

MDM tiene usos legítimos. En ocasiones, las empresas instalan MDM en dispositivos empresariales para mantener un mejor control sobre los datos y el hardware de su propiedad. Pero es increíblemente arriesgado, y una clara violación de las políticas de la App Store, que un negocio privado de aplicaciones centrado en el consumidor instale el control de MDM en el dispositivo de un cliente. Más allá del control que la aplicación puede ejercer sobre el dispositivo del usuario, las investigaciones han demostrado que los piratas informáticos pueden utilizar los perfiles de MDM para obtener acceso con fines maliciosos.

App Store

Los padres no deberían tener que intercambiar sus temores por el uso de los dispositivos de sus hijos por los riesgos para la privacidad y la seguridad, y la App Store no debe ser una plataforma para forzar esta elección. Nadie, excepto usted, debe tener acceso sin restricciones para administrar el dispositivo de su hijo.

Cuando nos enteramos de estas violaciones de las directrices comunicamos estas violaciones a los desarrolladores de aplicaciones, dándoles 30 días para enviar una aplicación actualizada para evitar la interrupción de la disponibilidad en la App Store. Varios desarrolladores lanzaron actualizaciones para alinear sus aplicaciones con estas políticas. Las que no, fueron eliminadas de la App Store.

Creamos la App Store para proporcionar un mercado seguro y dinámico donde los desarrolladores y empresarios pueden compartir sus ideas con los usuarios de todo el mundo, y los usuarios pueden confiar en que las aplicaciones que descubren cumplen con los estándares de seguridad y responsabilidad de Apple.

Apple siempre ha apoyado aplicaciones de terceros en la App Store que ayudan a los padres a administrar los dispositivos de sus hijos. Al contrario de lo que informó The New York Times durante el fin de semana, esto no es una cuestión de competencia. Es una cuestión de seguridad.

En esta categoría de aplicaciones, y en todas las categorías, estamos comprometidos a proporcionar un ecosistema de aplicaciones innovador y competitivo. Hay muchas aplicaciones tremendamente exitosas que ofrecen funciones y servicios similares a los de Apple en categorías como mensajería, mapas, correo electrónico, música, navegadores web, fotos, aplicaciones para tomar notas, administradores de contactos y sistemas de pago, solo por nombrar algunos. Estamos comprometidos a ofrecer un lugar para que estas aplicaciones prosperen ya que mejoran la experiencia del usuario para todos.

Apple sigue trabajando por nuestra seguridad

Como podemos leer, esta retirada no se trata de un tema de competencia, sino que se trata de un tema de seguridad bastante importante. Creemos que esta decisión junto a esta nota de prensa refuerza la imagen de Apple en el aspecto de la privacidad de los usuarios de la App Store y sobre todo que estamos convencidos de que las aplicaciones de la tienda son totalmente confiables. Si antes lo creíamos, ahora mucho más.

Creemos que toda aquella aplicación que intente rastrear nuestro comportamiento en la red o lo que es peor, el comportamiento de menores de edad, debe de ser retirada al momento y aquí no podemos decir más que ‘chapó’ por Apple. 

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta decisión de Apple con respecto a las aplicaciones de control parental.