Compartir

Si eres nuevo en Mac te habrás encontrado en la tesitura de tener que desinstalar una aplicación y no tener como en Windows un archivo ejecutable para desinstalar cierto programa en concreto. En Mac la forma de desinstalar cualquier tipo de programa o aplicación es realmente sencilla y en este artículo trataremos de darte todos los métodos necesarios para desinstalar aplicaciones que hayas descargado de la Mac App Store, de otros sitios web o de discos externos.

Recuerda que Apple no permite bajo ningún concepto eliminar aplicaciones nativas del sistema operativo como Mail o Safari, así que solo podremos eliminar el resto de apps que nosotros hayamos instalado.

Desinstalando aplicaciones descargadas de la Mac App Store

Si hemos descargado alguna app de la App Store, el proceso de desinstalación es realmente sencillo ya que simplemente deberemos de irnos al Launchpad utilizando el icono en forma de cohete que encontramos en el Dock de la parte inferior.

Desinstalar aplicaciones macOS

Una vez dentro del Launchpad nos situaremos con el cursor encima de una aplicación y lo mantendremos pulsado hasta que el resto de iconos comiencen a temblar. En las aplicaciones descargadas de la Store de Apple encontramos un botón en forma de “X” el cual pulsaremos para desinstalar dicha app.

Si no aparece ningún tipo de botón de eliminación encima del icono de la app, significa que no podrás desinstalarla a través del Launchpad, teniendo que recurrir a otros caminos que te contamos a continuación.

Desinstala aplicaciones que no has descargado de la Mac App Store

Si quieres quitarte de en medio alguna aplicación que no es de la App Store, deberemos de irnos al Finder y abriremos la carpeta de aplicaciones que encontramos en el lateral izquierdo. Si no la tenemos ahí, puedes pulsar el atajo de teclado Comando + Mayúscula + A y se abrirá la carpeta contenedora con todas tus aplicaciones.

desinstalar aplicaciones macOS

Si la aplicación que queremos eliminar está dentro de una carpeta, deberemos de abrirla y buscar algún desinstalador como en Windows. Tal y como nos explica Apple si vemos “Desinstalar aplicación” o “Desinstalador de aplicación”, daremos doble click y seguiremos las instrucciones que salgan en pantalla.

Si no se encuentra dentro de ninguna carpeta, simplemente arrastraremos la app desde la carpeta de Aplicaciones a la papelera que encontramos en el Dock. Una vez tengamos la app en la papelera, la vaciaremos pulsado en botón de derecho y clicando en “Vaciar papelera”.

Esta acción es permanente, por lo que si nos arrepentimos siempre podemos entrar dentro de la Papelera, seleccionar la app e irnos a Archivo > Sacar de la papelera. Insistimos, una vez que vaciemos la papelera, la aplicación será irrecuperable.

Como habéis podido ver, este proceso es realmente sencillo, aunque desconocido para aquellos que os iniciáis en Mac. Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de este tipo de tutoriales.