Compartir

Una de las principales novedades de macOS Catalina y que nos ha llamado mucho la atención a todos es la posibilidad de utilizar nuestro iPad como pantalla secundaria sin que existan cables de por en medio como ocurría si utilizábamos aplicaciones de terceros. Esto nos permitirá ser mucho más productivos al tener información en una pantalla secundaria y además convertirá prácticamente nuestro iPad en un ordenador con macOS Catalina ya que podremos utilizar el Apple Pencil para mover las ventanas en el iPad o escribir con el propio Smart Keyboard, siendo más que un simple segundo monitor. En este artículo te contamos todo lo que debes de saber de esta nueva funcionalidad de macOS Catalina así como los requisitos que debes de cumplir para poder utilizarla.

¿Qué equipos debes de tener para poder usar la función Sidecar en macOS Catalina?

Ni todos los Mac ni todos los iPad son compatibles con esta nueva función de macOS Catalina, algo que es obvio ya que para poder conseguir una buena estabilidad en la conexión hace falta un hardware adecuado. En concreto necesitarás uno de los siguientes Mac actualizados a la última versión de software:

  • iMac de 27 pulgadas de finales de 2015 y posterior.
  • iMac Pro 2017 y posterior.
  • MacBook Pro 2016 y posterior.
  • Mac mini 2018 y posterior.
  • MacBook Air 2018 y posterior.
  • MacBook de principios de 2016 y posterior.
  • Mac Pro 2019 y posterior.

Una vez nos hemos asegurado de tener uno de los Mac compatibles actualizados, también debemos de tener en cuenta que debemos de utilizar un iPad compatible actualizado a iPadOS 13. Los iPad compatibles son:

  • iPad Pro de 1ª generación y posteriores.
  • iPad 2018 y posterior.
  • iPad mini 2018 y posterior.
  • iPad Air 3 y posterior

¿Cómo funciona Sidecar?

Una vez tenemos un Mac y un iPad compatibles actualizados, observamos en nuestro ordenador que en la barra superior derecha aparece el icono de un iPad. Simplemente al pulsarlo nos saldrán los iPad que hay cerca, conectados a la misma red de internet. Cuando encontremos el iPad que queremos utilizar como pantalla secundaria, simplemente lo seleccionaremos y de manera instantánea comenzaremos a ver en el iPad una segunda pantalla de nuestro Mac. Si no os sale esta herramienta, simplemente deberéis de acudir a Preferencias del Sistema > Pantalla y activar la opción que encontramos en la parte inferior de la ventana para activar las opciones de duplicación en la barra de menús.

Una vez que ya está conectado debemos de configurarlo a nuestro gusto. Si queremos por ejemplo arrastrar ventanas de una pantalla a otra no sabemos muy si lo debemos de hacer arrastrando hacia la derecha o la izquierda, y es por ello que debemos de seleccionar la ubicación de la pantalla secundaria en Preferencias del Sistema. Simplemente deberemos de irnos a Preferencias del Sistema > Pantallas > Alineación. Aquí observaremos dos recuadros azules que corresponden a las dos pantallas. Si pulsamos encima de cada uno se destacará cuál es cada pantalla. Nosotros te recomendamos arrastrar la pantalla del iPad a un lado u otro dependiendo de donde lo tengas ubicado en tu mesa. Si por ejemplo, el iPad lo tienes a la izquierda del Mac, lo más lógico es alinear su pantalla a la izquierda.

Además, en esta misma sección podemos observar bajo los recuadros azules que hay una opción denominada «pantallas duplicadas». Al activarla se duplicará lo que tengamos en la pantalla de nuestro Mac en el iPad algo que puede ser de utilidad en algunos casos.

También hay varias opciones de personalización de la función Sidecar. Para poder ajustarlas a nuestro gusto simplemente debemos de irnos a Preferencias del Sistema > Sidecar. Aquí además de tener la opción de desactivar nuestro iPad tendremos la posibilidad de mover la barra lateral y la Touch Bar. Por que si, en modo Sidecar nos aparecerá una Touch Bar en la parte inferior como la que está presente en los últimos MacBook Pro con la que podremos interactuar.

Como he dicho anteriormente, aunque muchos pensábamos que si íbamos a poder interactuar de manera táctil con la pantalla de nuestro iPad en este modo, la verdad es que queda limitado al uso del Apple Pencil. Si tienes un Pencil podrás mover ventanas con el por este segundo escritorio o realizar muchas más acciones. Esto por ejemplo es muy interesante si eres dibujante digital pues podrás dibujar utilizando el programa de tu Mac pero en el iPad con el Apple Pencil como si fuera una tableta gráfica.

Además, podremos trasladar una ventana de Word a nuestro segundo escritorio del iPad e interactuar con ella con el Smart Keyboard.

Sin duda esta función funciona verdaderamente bien y quien haya tenido un monitor secundario no le estamos descubriendo nada nuevo ya que se pueden realizar las mismas acciones. Esta sin duda es una gran mejora que nos ayudará a ser mucho más productivos en nuestro trabajo porque a veces tener toda la información en una única pantalla puede ser algo saturarte pero de esta manera estará todo dividido de una manera mucho más adecuada.

  • Javi Laguna

    Excelente articulo!!!