Compartir

No es para nada raro querer conectar nuestros dispositivos a un televisor para poder hacer que nuestra familia pueda ver lo que estamos mostrando en el iPhone o en el Mac. Esto puede ser realmente útil por ejemplo para poner una película en el televisor o para enseñar un pase de fotografías. Esto es posible tanto de manera inalámbrica y también utilizando un cable propietario de Apple.

Estas serán medidas provisionales pues pronto con los televisores compatibles con AirPlay 2 no hará falta conectar ningún tipo de cable o tener un dispositivo externo ya que será mucho más fácil conectar nuestros equipos aunque todavía debemos de esperar a que esta conexión sea un estándar.

Conecta tu iPhone o iPad a la TV utilizando el cable oficial de Apple

La solución más sencilla para poder conectar tu equipo iOS a tu televisión de una manera eficiente es a través del adaptador oficial de Apple y un cable HDMI. Este adaptador lo podemos encontrar en Amazon por solo 50,99€ aunque también tenemos una serie de alternativas que no son oficiales de Apple sino de otra marcas que pueden costaros unos 15€.

adaptador lightning hdmi

Si tienes un iPad Pro de 2018 deberemos de optar por otra conexión USB-C a HDMI que también podremos utilizar con nuestros MacBook Pro. El adaptador que nosotros recomendamos es el de la marca Uni que tiene un precio de 15,99€ y es compatible con la resolución 4K. 

Si tienes un Apple TV puedes hacerlo utilizando AirPlay

La otra opción que es menos engorrosa y que no necesitará ningún tipo de cable requerirá que tengas un Apple TV conectado a tu televisión que actualmente encontramos en Amazon por unos 200€. Con este dispositivo podremos tanto retransmitir un contenido concreto en nuestro televisor siempre que las aplicaciones sean compatibles o duplicar la pantalla de nuestro equipo en la televisión. Si duplicamos la pantalla todo lo que hagamos en nuestro dispositivo se terminará viendo en el televisor.

Para duplicar la pantalla de tu iPhone, iPad o iPod touch deberás de seguir los siguientes pasos:

  1. Abre el centro de control en tu dispositivo.
  2. Selecciona la opción “Duplicar la pantalla” que encontramos bajo la opción de “No Molestar”.
  3. Saldrá una lista de Apple TV donde deberemos de seleccionar donde queremos duplicar la pantalla.
  4. Deberás de introducir en tu dispositivo el código que aparecerá en tu televisión.
Fuente: Apple

Si quieres retransmitir un contenido concreto en tu Apple TV puedes hacerlo en las aplicaciones compatibles como en Fotos donde le deberás de dar al icono de Compartir y seleccionaremos después AirPlay. 

Con el Mac podemos hacer el mismo proceso pero en esta ocasión deberemos de irnos a Preferencia del Sistema > Pantallas y seleccionaremos la opción de “Mostrar las opciones de duplicación disponibles en la barra de menús”. Ahora en la parte superior derecha veremos un icono de AirPay que pulsaremos para elegir nuestro Apple TV y además seleccionaremos la opción ” Duplicar pantalla integrada para que tenga el tamaño del escritorio” o “Duplicar Apple TV para que tenga el tamaño del televisor.”

La verdad es que estos métodos funcionan verdaderamente bien y a mi me ha servido estos días para poder proyectar la pantalla de mi equipo en una televisión.