Compartir

Si bien hay que decir previamente que no suele ser habitual, lo cierto es que a veces surgen auténticos escándalos que tienen relación con información confidencial de famosos. Fotos intimas, números de teléfono y otros datos y archivos de algún que otro famoso ha sido en el pasado objetivo de los hackers. Lo más reciente que ha ocurrido no tiene relación directa con archivos sino con datos relativos a números de teléfono, correos electrónicos y otros datos que almacena Instagram, los cuales habrían sido accesibles durante unas horas sin precisar credenciales.

Instagram, propiedad de Facebook, se envuelve en un lío por la privacidad

Las leyes y normativas relativas a la protección de datos son cada vez más severas, por ello todas las empresas deben disponer de las informaciones de clientes a buen resguardo. Esto se hace aún más importante en empresas grandes como Facebook, la cual es propietaria de la red social homónima y también de las conocidas WhatsApp e Instagram.

El caso es que la compañía dirigida por Marc Zuckerberg no gana para disgustos y es que una vez más una de sus redes sociales se ha visto envuelta en un nuevo escándalo, aunque en este caso no serían los principales culpables. Tal y como informa TechCrunch, existe una base de datos alojada en Amazon Web Services que contiene más de 49 millones de registros con información confidencial, los cuales habrían sido accesibles sin necesidad de introducir una contraseña o algún otro credencial.

Estos registros incluirán la información de millones de famosos e influencers de todo el mundo. Alguno de estos datos son públicos, como el numero de seguidores, publicaciones realizadas. Otros en cambio son privados, como el número de interacciones; mientras que existen otros como la dirección de correo electrónico o el número de teléfono personal, los cuales ya se consideran datos siempre sensibles pero que en caso de personas populares resulta aún más vulnerable dadas las consecuencias que podría tener para ellos.

Según el informe de TechCrunch esta base de datos fue compartida inicialmente por Chtrbox, una conocida empresa de marketing muy enfocada a la colaboración con influencers mediante la publicación de contenido patrocinado. Una vez que esta empresa fue conocedora de este fallo de seguridad desconectó la base de datos haciendo que quedará inaccesible y por tanto se prevengan daños mayores.

Desde Facebook, propietaria de Instagram, han dicho que están investigando el problema. Como decíamos anteriormente no parece ser culpa esto de Facebook sino de la empresa que almacena los datos, sin embargo es llamativo que ocurra algo así en Instagram cuando hace exactamente dos meses saltaba la noticia de que miles de empleados habrían visualizado contraseñas de acceso de usuarios.

Déjanos tus impresiones al respecto de esta noticia en la caja de comentarios.

mm
24 años. Estudiante de Marketing y Publicidad. Apasionado de la tecnología en general y de la manzana mordida en particular. Como dijo aquel: think different. alvaro.lamanzanamordida@gmail.com