Compartir

El Mac mini necesita una pantalla externa para que podamos operar con él, mientras que el nuevo iPad Pro incorpora un puerto USB-C polivalente. Si conectamos un accesorio de Luna Display, tendremos la oportunidad de usar nuestro iPad Pro como monitor inalámbrico en el nuevo Mac mini.

Este accesorio nos permite enviar la imagen de nuestro Mac a un iPad sin perder prácticamente calidad y con la posibilidad de usarlo a una distancia prudencial, por ejemplo desde el sofá del salón de casa.

La idea es realmente atractiva, como dicen los creadores del accesorio, es un concepto realmente nuevo aprovechando las capacidades de los nuevas propuestas de Apple. Lo cierto es que tienen toda la razón, podemos unir dos grandes dispositivos para tener una experiencia completamente nueva y posiblemente satisfactoria.

Luna Display para el nuevo iPad Pro

Este accesorio tiene un funcionamiento muy sencillo, envia imágenes a nuestro iPad de manera inalámbrica desde el Mac mini con una buena calidad. Esto lo podíamos realizar sin ningún tipo de problemas con aplicaciones dedicadas a ello, pero a través del cable Lightning que unía nuestro Mac con nuestro iPhone o iPads. Aquí se eliminan todas las barreas, haciendo un uso realmente interesante de ambos dispositivos.

Muchos de vosotros seguramente os habría gustado ver un iPad con macOS, pues aquí tenemos una excelente oportunidad de emularlo, ya que controlaremos vía streaming nuestro Mac mini. Hay que destacar que el Apple Pencil podrá interactuar sin ningún tipo de problema. Luna Display es quizás la primera propuesta para este concepto, del cual a nosotros nos ha encantando.

Desde la propia web de Luna Display explican detalladamente como han recibido la sorpresa al comprobar que su producto funcionaba perfectamente y que necesitamos para probar esta combinación de iPad Pro y Mac Mini con unos óptimos resultados.

¿Qué te parece esta idea? ¿Lo comprarías si tuvieses la oportunidad?