Samsung ataca en este vídeo a los iPhone y la ralentización que sufren

Samsung ataca en este vídeo a los iPhone y la ralentización que sufren

José Alberto Lizana

Samsung vuelve a «atacar» a Apple con un nuevo vídeo donde se anima a los usuarios que tenemos un iPhone a adquirir un Galaxy S9, destacando en este vídeo ciertos «problemas» míticos de los dispositivos de la compañía de Cupertino como por ejemplo la lentitud del iPhone 6. Pero, ¿comparar el Samsung Galaxy S9 con el iPhone 6 es justo? Bajo mi punto de vista no. Vamos a ver este vídeo y comentamos entre todos que nos parece este nuevo ataque.

Samsung ataca a Apple de una manera injusta

Este anuncio lo podemos encontrar en el canal de YouTube de Samsung. El vídeo te lo dejo a continuación:

https://www.youtube.com/watch?v=3qhW1sDPHYI

Como decía al principio, esta comparación es tremendamente injusta, pues están comparando un iPhone 6, que fue presentado en 2014, con un Samsung S9 que fue presentado hace unos meses. En el vídeo en general podemos ver la frustración que tiene una usuaria con la lentitud de su iPhone 6, algo que ha sido denunciado estos meses, por el tema de la degradación de batería y la ralentización de los dispositivos más antiguos. 

Para los más detallistas, habrán podido apreciar en el vídeo que se detalla que hay modelos más nuevos disponibles, pero igualmente la mayoría de las personas nos quedamos con la idea de que están comparando un dispositivo del 2014 con uno del 2018. 

La primera escena nos muestra a una mujer que llega al aeropuerto y tiene su tarjeta de embarque en el iPhone, pero al darle a la aplicación «Wallet» le sale una pantalla en blanco y no puede pasar su tarjeta de embarque. Tras no poder embarcar, una mujer a su lado con un Galaxy S9 saca rápidamente su tarjeta de embarque con el dispositivo, aunque en letra pequeña se detalla que «las imágenes de pantalla son simuladas», por lo que la apertura de la aplicación puede ser mucho más lenta.

Ante estos problemas de rendimiento la usuaria se desplaza a una Apple Store y le pregunta a un empleado de la compañía si le pueden solucionar este problema en ese momento a lo que le responden que pueden aumentar el rendimiento sacrificando la autonomía aunque tendrá apagados intermitentes. 

Al salir de la Apple Store decepcionada se encuentra con un señor y su supuesto hijo con un flequillo en fonda de mueca del iPhone X, algo que sin duda es para cachondeares del diseño del dispositivo estrella de Apple. Al final, la usuaria termina comprando un Samsung Galaxy S9.

Como decía antes, para mi es un anuncio desafortunado, pues no se hace una comparativa real, ya que si coges un iPhone X que está a la altura del S9, estos problemas teóricamente no te ocurrirán. Ahora, si esta usuaria llevara un dispositivo de Samsung lanzado en 2014, ¿llegaría ni si quiera a responder? Para mi es una comparativa injusta que no debería de haber visto la luz.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de este anuncio y la comparativa que han realizado.