Un iPhone X sobrevive al estar sumergido dos semanas en el fondo de un río

Un youtuber que estaba buceando en un río, se topó con un algunos objetos curiosos en el fondo de este, hasta que de buenas a primeras, encontró un flamante iPhone X que llevaba dos semanas sumergido.

Lo increíble, no son todos los objetos que este joven se encontró en el río, ni siquiera el iPhone X, ya que esto tiene fácil respuesta. Lo más llamativo es que el terminal funcionase sin ningún tipo de problemas después de estar todo ese tiempo en el fondo del río, soportando fuertes corrientes en algunos puntos concretos.

Que el iPhone X tiene una resistencia al agua ya lo sabemos, pero esta resistencia tiene una certificación de IP67, lo que le permite estar sumergido a un máximo de 1 metro durante 30 minutos sin ningún tipo de problema. En esta ocasión estuvo sumergido más de 20.000 minutos.

iPhone X sobrevive en el fondo de un río y vuelve a su legítimo dueño

Lo curioso de este iPhone X que ha permanecido 2 semanas «buceando» no termina aquí, todo lo contrario, ahora es cuando llega la parte buena. Nuestro amigo youtuber se llevó el iPhone X a su casa, donde lo dejó e días al secado (por precaución).

Tras pasar ese tiempo prudencial, decidió abrirlo para comprobar los daños causados por el agua del rió, pero sorprendentemente, la protección de agua había cumplido su función durante todo ese tiempo, ya que el terminal estaba completamente seco en su interior.

El joven youtuber pudo contactar con la persona que había perdido el iPhone X. Como os podéis imaginar, la sorpresa fue mayúscula cuando se enteró de que el terminal había sido recuperado y que además era funcional. La suerte, la casualidad o el karma quiso que el iPhone X volviese a su propietaria cuando menos lo esperaba.

¿Has perdido algún smartphone y te ha sido devuelto? ¿Qué te parece la resistencia al agua de algunos terminales de Apple?