Compartir

Hace ya 18 años de aquel 2001 en el que el iPod, de la mano de iTunes, llegaba para poner patas arriba la industria de la música y la tecnología. Todo el mundo alucinó con el anuncio de Steve Jobs de poder tener mil canciones en un dispositivo tan pequeño como era el iPod. El hecho de poder descargar únicamente las canciones que queríamos sin necesidad de comprar el disco entero era sin duda un gran atractivo.

Sin embargo, con el paso de los años la industria ha ido evolucionando más y ha dado un nuevo giro y es que los discos de vinilo y los CD han vuelto a tomar la delantera a las descargas de música en iTunes. No ocurre lo mismo con la música en streaming de plataformas como Spotify o Apple Music, las cuales siguen dominando.

Las descargas de iTunes se hacen ‘vintage’

Tal y como informa CNET, los ingresos generados en la industria musical por la venta de discos de vinilo y CD se sitúan por encima de las descargas de canciones en plataformas como iTunes. Pocos lo dirían después de que las descargas dominaran el sector desde principios de los 2000 y hasta 2015, año en el que el que comenzaron a estar en auge plataformas de música en streaming como Spotify.

Steve Jobs iTunes

Según el informe, la música descargada digitalmente en 2018 supuso tan solo un 11% de los ingresos de la industria musical en Estados Unidos. Si bien es cierto que la cuota de los CD y los vinilos supuso un 12%, solo un 1% más, es muy destacable como han remontado a las descargas cuando estos productos parecían ya desfasados.

La música en streaming arrasó el pasado año suponiendo sus ingresos un 75% de los totales de la industria. Entre estos servicios se incluyen las plataformas de Apple Music y Spotify, las cuales crecieron un 33% que supuso 4,66 mil millones de dólares más que en 2017. Entre los mencionados ingresos no se tuvieron en cuenta aquellas suscripciones de “nivel limitado” como Pandora Plus o Amazon Prime Music, que experimentaron un aumento del 26% siendo sus ingresos de 741,1 mil millones de dólares.

Retomando las descargas de música en plataformas como iTunes cabe destacar que se vieron reducidas en un 23% cayendo hasta los 419,2 millones de dólares. No fue el caso de los discos de vinilo, los cuales aumentaron un 7,9% hasta alcanzar los 419,2 millones de dólares a pesar de que las ventas físicas se vieron mermadas.

De esta forma comprobamos como cada vez se tiende a descargar menos música y se opta por pagar suscripciones mensuales o anuales en servicios de música en streaming. Más allá de que estos servicios salen más rentables a la larga, resulta también más cómodo el poder navegar por sus interfaces y elegir las canciones que queremos escuchar a cada momento sin tener que estar descargándolas en nuestro dispositivo.

Y tú, ¿sigues comprando discos de vinilo o CD? ¿Crees que la descarga de canciones acabará siendo residual en favor de las plataformas de streaming? Déjanos tus impresiones en los comentarios.

FuenteCNET
mm
24 años. Estudiante de Marketing y Publicidad. Apasionado de la tecnología en general y de la manzana mordida en particular. Como dijo aquel: think different. alvaro.lamanzanamordida@gmail.com
  • Es que incluso con formatos de alta calidad, el CD sigue oyéndose mucho mejor y se nota enseguida

  • Leandro Santiago

    Para realmente sentir la calidad de una canción en formatos sin perdidas,, es necesario contar con equipos de sonido capa es de soportarlo

    • Eso era cierto en los 90. Ahora con unos auriculares medio buenos, o unos altavoces medianillos ya lo notas. Es brutal la diferencia que hay entre un FLAC/Wav/CD y un AAC a la máxima calidad. El CD/wav/flac se come a cualquier aac, mp3 o el formato que quieras aunque lo pongas a la máxima calidad