Sencillo, pero adictivo. Así es el clásico juego Tiger Ball para iOS

Sencillo, pero adictivo. Así es el clásico juego Tiger Ball para iOS

Álvaro García M.

Nos encanta descubrir nuevos juegos para iPhone y iPad, pero no por ello renunciamos a los clásicos. Quizás TigerBall no sea un juego con décadas a su espalda como otros, pero hace ya muchos años que lo tenemos disponible. Si no conoces este videojuego o quieres recordar de que trata, en este post analizamos nuestra experiencia de juego con el, siendo uno de nuestros favoritos por la cantidad de horas que podemos pasar pegados a la pantalla por su culpa.

¿Qué es TigerBall? ¿es gratis?

Pese a que en este artículo analizamos TigerBall en iOS y iPadOS, lo cierto es que es un juego que también está disponible en Android con las mismas condiciones. De hecho la experiencia de juego es idéntica en todos los dispositivos. Es un juego que se puede encontrar completamente gratis y que no tiene un peso muy grande, por lo que tampoco tardará demasiado en descargar ni ocupará mucho espacio en nuestro terminal. Dispone de compras in-app, pero no son necesarias en ningún caso para progresar en el juego, ya que aportan ayudas que pueden resultar de utilidad pero no son obligatorias.

TigerBall iOS

En lo que a su temática se refiere, es muy sencilla de entender. Hay una pelota que debe ser encestada en un cubo. Así de simple, aunque esto no quiere decir que sea un juego fácil porque se requiere de cierta técnica porque cada nivel representa una escena diferente, hay obstáculos entre la pelota y el cubo o incluso se añaden bolas extras que dificultan encestar la propia. Acertar de rebote es en muchas ocasiones toda una odisea que hará que permanezcamos enganchados hasta superar el nivel.

Diferentes niveles y subniveles

En este juego nos encontramos con 100 niveles que se dividen en 20 categorías diferentes. Cada una de estas categorías tiene una mecánica común en lo que a obstáculos se refiere durante sus cinco niveles, así como el diseño del cubo. Primeramente se debe jugar por el orden establecido por el juego, el cual va aumentando su dificultad, aunque una vez que se van superando categorías es posible establecer un cierto orden entre ellas.

Pese a que encontramos 100 niveles como tal, realmente se podría decir que existen más debido a que después de estos es posible jugar en nuevas modalides en las que se puede jugar de manera semialeatoria (niveles de una misma categoría en desorden) o de forma totalmente aleatoria con mezcla de niveles y categorías. Además en estas modalidades de juego se añaden cambios en lo que a la posición inicial de la pelota se refiere, haciendo que en cierto modo ese nivel cambie por completo.

Niveles TigerBall

Juego colorido donde los haya

Los gráficos de este juego no son realistas, pero ni es un punto en contra ni realmente sería necesario que lo fueran. La gran virtud de este juego radica también en el diseño de cada uno de sus niveles, ofreciendo diferentes temáticas cada vez. Pese a que los primeros niveles mantienen una estética muy similar, según se va avanzando encontramos escenarios distintos que simulan un bosque, un entorno de videojuego arcade e incluso el fondo del mar, cambiando incluso la gravedad de la pelota. Insistimos en que sus gráficos no son lo más importante, pero ayudan mucho a que la experiencia sea más inmersiva.

Vidas y ayudas limitadas

Evidentemente se puede jugar una y otra vez a este juego, pero lo cierto es que no comenzarás por el nivel en que perdiste. Nada más comenzar tendrás 5 vidas que se representan en forma de corazón, aunque podrás comprar más pasando por caja. En cuanto a ayudas existen las bombas, las cuales sirven para pasar un nivel automáticamente sin necesidad de jugarlo, siendo muy útil cuando quedamos atrapados sin lograr avanzar. Sin embargo no se disponen de bombas de primeras, ya que se consiguen mediante puntos obtenidos durante el juego, pagando dinero real o mediante la ayuda gratuita que ofrece el juego.

Esta mencionada ayuda gratuita llega cuando se superan cinco niveles a la primera, ya que en ese quinto aparecerá en pantalla la posibilidad de adquirir más vidas adicionales y una bomba. También obtendrás vidas y bombas al llegar a una nueva categoría, las cuales se sumarán a las actuales. Por otro lado, es posible adquirir estas ayudas también visualizando un vídeo publicitario de 30 segundos, lo cual en ciertos momentos puede ser de gran utilidad.

TigerBall iPad

Por otro lado nos encontramos con una moneda aleatoria que decidirá tu suerte al quedarte sin vidas. Si queda por el lado con el pulgar hacia arriba, podrás seguir jugando con una vida adicional, si sale el pulgar hacia abajo habrá finalizado tu partida. Cabe destacar que en la pantalla principal del juego podrás adquirir monedas, vidas y bombas para el inicio de tus partidas, ya sea a cambio de puntos obtenidos durante tus partidas o mediante el pagos reales.

Modalidades Shuffle y Extra

Estas dos modalidades las hemos comentado previamente y son las que hacen referencia a los modos de juego aleatorios cuando se han superado los 100 niveles. La modalidad Suffle permite jugar de forma semialeatoria, comenzando por una categoría al azar y subiendo todos los niveles de esta categoría hasta llegar a la siguiente. Si se activa el Extra se entra en el modo aleatorio total en el que se empezará a jugar de una forma totalmente randomizada en la que los niveles y categorías irán variando cada vez. El poder disponer de estas modalidades añade un atrativo especial a TigerBall que hace que pueda ser un juego divertido incluso cuando se supera, pudiéndonos retar a nosotros mismos a llegar cada vez más lejos.

Sí, recomendamos su descarga

TigerBall para iPhone

Tenemos en cuenta que este no es un videojuego Triple A, pero no por ello deja de ser poco recomendable. De hecho la mayor parte de los juegos que encontramos no son de esa clase e igualmente prometen diversión y entretenimiento. En este caso es un estilo de juego más casual, el típico que jugar en los ratos muertos o incluso esporádicamente a modo de desafío personal por superarse a uno mismo. El hecho de que además sea gratuito le convierte en un candidato a estar en nuestros iPhone y iPad, por lo que definitivamente creemos que merece la pena.