Compartir

Tras la ‘inesperada’ salida de Jony Ive la semana pasada de Apple, han sido muchas las malas lenguas las que han comenzado a hablar de que Jony Ive llevaba mucho tiempo sin estar cómodo dentro de la compañía de Cupertino buscando reinventar sus ideas no estando para nada de acuerdo con la política de diseño que seguía la compañía de Cupertino. Hoy The Wall Street Journal ha publicado un artículo donde detalla la salida progresiva de Jony Ive de la compañía en estos últimos años tras el lanzamiento del Apple Watch.

Jony Ive fue uno de los ejecutivos que más presionó en la junta directiva para presentar el Apple Watch al mercado siendo uno de los proyecto con los que estuvo más vinculado en su desarrollo y el último. Pero tras su lanzamiento al mercado las cosas comenzaron a cambiar, y su contribución con las decisiones de la compañía en materia de lanzamientos fue a menos.

Tras el lanzamiento del Apple Watch, Jony Ive desconectó

En este informe son bastante claros, afirmando que tras la presentación del Apple Watch Jony Ive comenzó a no asistir a las reuniones de trabajo, deteniendo muchos de los procesos activos y esto terminaba frustrando a su equipo que había dedicado muchas horas de trabajo a los materiales de promoción para que fueran aprobados en esas reuniones a las que Jony Ive no quería asistir ya dejándolos tirados.

Ante esta actitud, Jony Ive pasó a ser Director de Diseño en 2015 para poder quitarle responsabilidades de administración pero todo su equipo quería que el siguiera diseñando y liderándoles ya que los sustitutos no eran igual de buenos, pero parece ser que esto no se terminó cumpliendo.

En relación a este tema, en enero de 2017 la seguridad de Apple llevó varios prototipos del iPhone X en un maletín hermético a la sede de la compañía. El equipo de diseño comenzó a trabajar en estos prototipos presentando diversas características que debían ser aprobadas por Ive como la transición de pantalla que hay desde la pantalla de bloqueo a la pantalla principal. Pero Jony Ive decidió no orientar a su equipo en estas decisiones tan importante decepcionándolos.

En 2017 Jony Ive recuperó ciertas responsabilidades y muchos pensaban que había regresado plenamente a la compañía pero la verdad fue muy distinta ya que a los pocos meses volvió a la misma actitud de siempre.

Al final de este periodo de desconexión de más de cuatro años, Apple puso final a su carrera a modo sorpresa en una reunión informativa el jueves donde Jony Ive se despidió.

Con todas las informaciones que se han publicado en estos últimos días está claro que la marcha de Jony Ive estaba más que pactada con Tim Cook. Se comenzó alejando de la compañía poco a poco reduciendo sus apariciones pública que ha culminado al final con una nota de prensa anunciando su salida.

Está claro que estar más de 30 años en una compañía que se ha quedado algo estancada con sus diseños le ha pasado factura a Ive que ha buscado abrir su mente al abrir una empresa independiente de diseño de la que será cliente Apple. Esto nos demuestra que una parte de Jony Ive seguirá estando con Apple pero ha querido estar también en otros proyectos innovadores.

Puedes leer el artículo completo en The Wall Street Journal aquí.