Desmontan los nuevos MacBook con M1 para ver diferencias con los Intel

Desmontan los nuevos MacBook con M1 para ver diferencias con los Intel

Álvaro García M.

Tanto el nuevo MacBook Air con M1 como el MacBook Pro con chip M1 tienen interesantes diferencias con los Intel a nivel de rendimiento. Sin embargo hay varios aspectos en los que ambos equipos se ven idénticos a sus predecesores. Desde iFixit han cumplido con su tradicional desmontaje de nuevos dispositivos y hemos podido ver ya las tripas de estos nuevos ordenadores, con alguna que otra sorpresa que es digna de analizar.

Idénticos por fuera y, ¿por dentro?

Un juego muy sencillo que te proponemos es el de observar un MacBook Air o Pro de la nueva generación con Apple Silicon y otro de este mismo año con chips de Intel e intentar buscar sus diferencias a nivel estético. Es probable que no tengas posibilidad de verlos en persona, pero si buscas un poco por internet podrás encontrar excelentes fotografías de ambos. ¿Ya? ¿Lo has buscado? Si no lo has hecho da igual, ya te adelantamos nosotros la respuesta: son idénticos. Esto no tiene porque ser un punto negativo en cualquier caso, pero es llamativo cuanto menos.

Ambos equipos (Intel y M1) disponen de pantallas de 13,3 pulgadas, un teclado renovado con mecanismo tijera idéntico al Magic Keyboard, tienen unos bordes idénticos e incluso están disponibles en los mismos colores. Si bien podría haberse esperado que el ‘Pro’ optimizase su frontal reduciendo los marcos y llegando a un panel de 14 pulgadas, lo cierto es que no ha sido así. Quizás el año que viene cambie algo, pero de momento esto es lo que hay.

Desmontaje MacBook Air M1

En el reportaje de iFixit hemos podido comprobar que por dentro no hay demasiados cambiosaunque si que hay alguno más que por fuera. En el MacBook Air destaca mucho visualmente la inexistencia de ventiladores, algo que su predecesor si que incorporaba. Este se encontraba en la parte izquierda de la placa y se ha visto ahora sustituido por un disipador de calor. También otros cambios en la placa son palpables, además del flamante chip M1.

Desmontaje MacBook Pro M1

Del MacBook Pro se reconoce lo complicado que fue diferenciarlo del modelo con Intel, ya que en este equipo si que hay muchas más semejanzas que en el caso del ‘Air’. El diseño de enfriamiento del ordenador, con ventiladores incluido, es idéntico al anterior modelo. Eso sí, no quiere decir esto que por ello sigan presentes los problemas de ventilación vistos en generaciones anteriores, dado que al final el procesador es totalmente distinto y se está viendo ya una optimización mucho mejor que las que había con los Intel.

Algo curioso y que no parece haber gustado demasiado es que la memoria integrada (RAM) es complicada de reparar sin herramientas oficiales de Apple. A ello hay que sumarle el chip T2 de seguridad que en este caso se integra directamente dentro del M1.

La conclusión de iFixit y que también compartimos en esta redacción, es que al final estos cambios aparentes son pequeños, pero suficientes para ver una muestra del fino trabajo que ha ido realizando Apple en estos años y que en el futuro se verá de forma más abrupta. Al final hay que tener en cuenta esa vieja frase de no juzgar por las apariencias, dado que estos equipos son mucho más de lo que se ve a simple vista.