El iPhone 12 se podría retrasar, pero el iPhone 9 o SE 2 sí llegaría a tiempo

Faltan todavía meses para que veamos presentados oficialmente el iPhone 12 y sus diferentes versiones, pese a que ya se empiezan a cocinar algunos renders y se filtran posibles características. Menos falta para conocer el iPhone 9, o iPhone SE 2, el cual está previsto para finales de marzo. Sin embargo hay unas circunstancias que podrían unir a ambos dispositivos y que está dando algún que otro dolor de cabeza a Apple.

El iPhone 12 se retrasará y el iPhone 9 podría llegar a tiempo pese al coronavirus

El coronavirus está siendo protagonista indiscutible en las noticias en lo que llevamos de año, llegándose incluso a colar en medios de tecnología como este debido a la relación que tienen las grandes compañías con China, país donde se originó el brote. No en vano hemos sido testigos incluso de la cancelación del Mobile World Congress que se iba a celebrar a finales de este mes en Barcelona.

En Apple también está afectando este virus, debido a que las fábricas chinas donde se ensamblan la mayoría de sus productos están viéndose ralentizadas sus rutinas a causa de la alarma sanitaria. Esto, según veíamos en diversos informes en los últimos días, habría generado un retraso en dispositivos como el iPhone 9, pero ahora desde DigiTimes afirman que este dispositivo llegaría a tiempo para lanzarse a finales de marzo. Eso significaría que la compañía ha conseguido acelerar la producción en sus cadenas de montaje.

Render del iPhone 12

Render con el posible diseño del iPhone 12

Peor suerte correrían los dispositivos más topes de gama que se lancen este año. Según la misma fuente, el iPhone 12 se retrasaría. La causa volvería a ser el coronavirus, ya que los ingenieros encargados de testar estos productos tienen no pueden viajar desde California a China como medida de precaución. Esto lo que produce, metaforicamente, es una caída de fichas de dominó, es decir, que el desarrollo de este dispositivo se retrasa y con ello también su entrada en producción.

Las previsiones que manejaban desde Cupertino, como cada año, era que los iPhone se empezasen a fabricar en junio y con ello tener listo un considerable número de unidades para poner a la venta a finales de septiembre o principios de octubre. A pesar de esto, no cambiaría los planes de Apple de presentar sus buques insignia en un evento en septiembre. Recordamos que no sería tampoco algo nuevo, ya que en 2017 ya vimos como el iPhone X fue presentado en septiembre y puesto a la venta en noviembre, aunque en aquella ocasión habían salido antes los iPhone 8.

En cualquier caso no podemos dar por verídica al cien por cien estas informaciones, puesto que Digitimes no cita fuentes concretas de la cadena de suministro. Sin embargo no sería tampoco de extrañar que ocurriera en vistas del panorama que está dejando el brote de coronavirus. Seguiremos atentos a cualquier información que pueda terminar por confirmar o desmentir estos datos.