Compartir

Cuando hablamos de productividad personal o móvil, solemos hacer referencia a un montón de aplicaciones específicas para ello, pero lo cierto es que Apple nos ofrece una serie de propuestas que podemos aprovechar para este efecto.

La productividad móvil no lo marca una aplicación concreta, lo ofrece nuestra capacidad de organizarnos en él día a día. A partir de ahí, tenemos un abanico de aplicaciones que pueden ajustarse a nosotros y no al revés.

En la App Store tenemos muchas aplicaciones al respecto, pero quizás siguiendo las propiedades que nos ofrecen, a la hora de la verdad no seguimos las pautas. Sea por el motivo que sea, pero generalmente es porque no somos capaces de adaptarnos a ellas por la naturaleza de nuestra gestión personal.

Trabajar de noche, trabajar de día

Esto lo podemos comparar con la productividad personal, hay personas que suelen rendir mejor en el trabajo durante la noche al estar más tranquilos y en un entorno en el que pueden concentrarse mejor. Otros (siguiendo lo que comprendemos como normal) suelen dar su mejor versión de rendimiento durante las primeras horas de la mañana con un buen café y con el sol entrando por la ventana.

Apple nos ofrece una serie de aplicaciones nativas que pueden adaptarse a nuestro propio sistema de gestión personal para ser más productivo en el día a día. Pero en ocasiones quedan ahí en el olvido y preferimos hacer inversiones en aplicaciones que prometen muchas funciones que quizás nos sobren.

Una de las maneras de gestionarnos en nuestro día a día es anotar todas las tareas pendientes o que nos gustaría realizar, ya sea hoy, mañana, en unos días o en algún momento de nuestra vida. Hay que anotarlo todo, sin pensar en el tiempo que nos llevará a realizarlas. Al final de la jornada, guarda un tiempo para organizar todas estas tareas y asígnale prioridades.

Apple ofrece herramientas para ello

Tanto Recordatorios, Calendario o incluso Notas son herramientas que nos pueden ayudar a gestionar nuestro día a día y nuestros proyectos. Gracias a la integración de Siri para facilitar las anotaciones y iCloud para tenerlo todo sincronizado en cualquier dispositivo que esté asociado.

Combinando estas tres aplicaciones podemos gestionar nuestras tareas y proyectos sin realizar ningún tipo de inversión. Podemos adaptarlas a nuestro gusto desde cero, de este modo, somos nosotros quien controlamos la gestión sin tener ningún tipo de influencia.

Algo que solemos recomendar es hacer un círculo expansivo, es decir, comenzar con las aplicaciones nativas de Apple, intentar aprovecharlas al máximo, anotando las carencias que para nosotros podrían mejorar la interacción o funciones que nos resultarían vitales. A partir de ahí deberíamos buscar una aplicación complementaria, si además se pueden sincronizar con las nativas, nos ahorraremos bastante tiempo es trasladar todo el trabajo realizado previamente.

Si no sabemos como podríamos gestionar nuestro día a día para ser más productivos, tenemos varios métodos que podrían resultarnos de ayuda. Uno de ellos es GTD (Getting Things Done) de David Allen que podemos encontrar en su libro “Organízate con eficacia”. Este método básicamente consiste en liberar la mente anotando todas nuestras tareas pendientes en el lugar que nos resulte más cómodo.

Gracias a las propuestas que nos ofrece Apple cuando compramos un dispositivo de la propia marca, podemos comenzar hoy mismo sin tener que realizar ningún tipo de inversión adicional y con aplicaciones que podemos adaptar perfectamente para este fin.