Qualcomm podría estar a punto de perder la oportunidad de fabricar los módem 5G a Apple

La tecnología 5G está ya prácticamente aquí tal y cómo hemos podido comprobar en la Mobile World Congress 2019 de Barcelona. Y si bien esta tecnología aún requiere de un cierto tiempo para implementarse, lo cierto es que los principales fabricantes de teléfonos móviles ya están empezando a incluir modems 5G en algunos dispositivos. Respecto a Apple, se espera que sus iPhone de 2020 incorporen estos chips 5G, aunque se desconoce aún si será Intel, Qualcomm u otro fabricante quién finalmente se lo suministre.

Qualcomm a punto de perder la batalla con Intel por los módem 5G del iPhone 2020

Que la situación entre Apple y Qualcomm no pasa por su mejor momento no es ya noticia. Ambas compañías se están viendo inmersas en una guerra judicial que se sale incluso de las fronteras estadounidenses, llegando incluso a países como China o Alemania dónde esta batalla es aún más feroz. Sin embargo parece que, al menos para Qualcomm, las tramas legales podrían no suponer la pérdida de los futuros negocios entre ambas compañías.

Qualcomm

Se habla de que Apple quiere fabricar sus propios chips 5G para los iPhone, sin embargo a día de hoy no está lo suficientemente desarrollado el proyecto como para incorporarlo a los dispositivos más próximos. Por ello la compañía estaría negociando con su actual proveedor de módem, Intel, con el objetivo de cerrar una acuerdo para 2020.

El posible acuerdo entre Apple e Intel perjudicaría de lleno a Qualcomm, tal y como informan varios analistas de la entidad bancaria Barclays. Los plazos para suministrar los mencionados chips 5G se están acortando y parece que Apple tiene prisa por confiar definitivamente la fabricación de estos a una empresa.

Así pues, si Qualcomm no es capaz de resolver pronto los problemas judiciales con Apple, vería cómo se le va ante sí la oportunidad de suministrar de nuevo los modem de los iPhone. Esto haría perder mucho dinero a la fabricante y es que ya ha visto como con los iPhone 2018 ha perdido una suma importante de dinero al incorporar dichos dispositivos chips de su principal competencia: Intel.