Compartir

La Oficina Central de Comunicaciones del Gobierno Británico, conocida por sus siglas en inglés GCHQ, habría solicitado recientemente a Apple y otras compañías el acceso a conversaciones cifradas. De esta forma servicios como Mensajes o FaceTime, los cuales están cifrados de extremo a extremo, dejarían en cierto modo de estarlos al encontrarse con la posibilidad de ser vigilados por el gobierno británico.

Reino Unido se excusa en hacer cumplir la ley en su petición a Apple y otras compañías

La ACLU, siglas en inglés de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, reveló hace unas horas la propuesta de la entidad de Reino Unido:

Mensajes de Apple en iOS y macOS
Mensajes de Apple en iOS y macOS

“La GCHQ propuso recientemente que los agentes del gobierno puedan implementar un sistema oculto en los servicios de mensajería cifrados. Esta propuesta se conoce como ‘La propuesta fantasma’.

Escrito por Ian Levy y Crispin Robinson de GCHQ, recomienda la institucionalización de una interfaz de usuario no confiable cuando el gobierno quiere espiar una conversación.

Es relativamente fácil para un proveedor de servicios agregar silenciosamente a un participante de la ley a un chat o llamada grupal. El proveedor de servicios generalmente controla el sistema de identidad y, por lo tanto, realmente decide quién es quién y qué dispositivos están involucrados; por lo general, participan en la presentación de las partes a un chat o llamada […]

En resumen, Apple o cualquier otra compañía que permita a las personas conversar en privado se vería obligada a permitir que el gobierno se una a esas conversaciones como un intruso silencioso e invisible.»

De esta forma la GCHQ quiere acabar con el debate relativo al cifrado de extremo a extremo que no permite que los gobiernos y las entidades policiales puedan acceder a las conversaciones. Esta medida haría que, al menos en Reino Unido, los usuarios pudieran ser espiados en cierto modo por los gobiernos a través de ‘agentes ocultos’ en servicios como Mensajes y FaceTime.

Sobra decir que esta petición por parte de Reino Unido se antoja muy polémica y muy difícil de llegar a darse, al menos en lo que a Apple respecta. La firma de Cupertino siempre se ha mantenido muy fiel a sus principios éticos en los que la privacidad de sus usuarios queda por encima incluso de la ley.

Si bien es cierto que los servicios seguirían estando cifrados para terceros que no sean gobiernos, no deja de ser algo un tanto absurdo. Así lo afirma la ACLU alegando que el cifrado de extremo a extremo dejaría de tener sentido e incluso lo comparan con el reciente bug detectado en FaceTime y que Apple solucionará la semana que viene con una actualización de software.

La ACLU también ve insegura la petición de la GCHQ debido a la alta probabilidad de que otras personas y entidades con malas intenciones pudieran conocer la forma de acceder a estos servicios de comunicación. Y aunque la petición de Reino Unido pueda tener como fin el hacer cumplir la ley parece que esto traería más problemas de lo deseado.

¿Te parece razonable la medida de infiltración en servicios de comunicación que propone Reino Unido? Déjanos tus impresiones en los comentarios.

mm
24 años. Estudiante de Marketing y Publicidad. Apasionado de la tecnología en general y de la manzana mordida en particular. Como dijo aquel: think different. alvaro.lamanzanamordida@gmail.com