Diferencias de los procesadores de Mac: M1, M1 Pro y M1 Max

Apple ha hecho un muy buen trabajo en lo que respecta al diseño del hardware. Han pasado de depender de una marca externa como era Intel a aplicar sus propios diseños con los chips de la gama M que se integran en todos los Mac de última generación. En este artículo vamos a comparar las especificaciones de los chips M, M1 Pro y M1 Max.

Los primeros datos que se deben diferenciar

Más allá de las diferencias que existen en la arquitectura de los tres chips, hay que saber distinguir otros aspectos de relevancia. En concreto la historia que hay detrás de cada uno de los procesadores y sobre todo en qué ordenadores están integrados. Te lo contamos todo a continuación.

Unos chips que marcarán historia

En este caso se debe resaltar de manera previa que todos los chips van a marcar historia de algún modo. El M1 base fue el primer chip propietario de Apple que se presentó oficialmente y se instaló en un Mac. Fue un importante paso para dar por zanjada la relación que se tenía entre Apple e Intel para poder proporcionarle algo de hardware. Es de resaltar que en este caso se apostó por un incremento de importancia en el campo del rendimiento y la reducción del consumo energético y por ende el aprovechamiento de los recursos de los que se dispone.

En el caso del M1 Pro y Pro Max se presentaron en el año 2021 en un evento en el mes de octubre. Se vio en este caso un paso gigantesco en lo que respecta a potencia haciendo de estos equipos realmente potentes para el campo profesional.

Mac donde se instalan

Una de las grandes diferencias que se pueden presentar es que no todos los chips están en todos los Mac. Es por ello que se debe tener en cuenta esta compatibilidad, empezando por el chip M1 que está en los siguientes Mac:

  • MacBook Pro (13 pulgadas, 2020)
  • MacBook Air 2020
  • Mac mini 2020

En el caso del chip M1 Pro y Max se pueden encontrar en los MacBook Pro que se presentaron de manera conjunta en el año 2021. De este modo se contaba con una generación auténticamente profesional con todos estos chips que vamos a comparar a continuación.

Las principales diferencias en los chips M1

Como es de esperar, cada uno de los chips que ha diseñado Apple tiene diferencias de relevancia. Pero todas estas las debemos dividir en cada uno de sus componentes. De manera tradicional el hardware de un ordenador se puede dividir en GPU, CPU, memoria y otros componentes de relevancia. En este caso Apple apuesta por agrupar todos los componentes en un único chip que entran dentro de la gama M. A continuación, vamos a desgranar todas las diferencias que se pueden encontrar en todas las partes del chip.

En su CPU

La CPU es la principal parte del chip. Se puede decir que actúa como el cerebro del propio ordenador al integrar todas las órdenes que le van llegando. Tendrá como misión principal ejecutar la secuencia de instrucciones y procesar toda la información que se va recibiendo. Estas instrucciones se reciben por ejemplo de los diferentes programas que están instalados ya sean nativos o de terceros. Esto hace en todo momento que si utilizas un programa que exige un alto consumo de recursos a la hora de codificar la información se debe buscar un procesador que esté siempre a la altura.

 Chip M1Chip M1 ProChip M1 Max
Arquitectura5 nm5 nm5 nm
Transistores16 mil millones33.7 mil millones57 mil millones
Número de núcleos88 o 1010
Frecuencia3.2 GHz--
TDP20 a 24W60W60W

Una vez vistos estos datos se puede concluir que Apple apostó en el M1 por 8 núcleos, mientras que en la gama Pro y Max se ha apostado por un máximo de 10 núcleos, aunque se puede encontrar una variación de 8 núcleos. Si hablamos de la construcción en los tres casos se sigue teniendo una arquitectura de 5 mm, aunque hay diferencias en los transistores. El M1 base cuenta con 16 mil millones, el M1 Pro 34 mil millones y el M1 Max 57 mil millones. En este caso se puede ver una importante diferencia sobre todo en el M1 Max que cuenta con el triple de transistores que el M1 base. Esto hará que se pueda procesar mucha más información de manera simultánea y más eficientemente.

M1-Pro

De manera general podemos ver como se ha apostado por un diseño conservador, pero con las diferencias en transistores y núcleos. Ahora se han integrado más núcleos de rendimiento para ofrecer un mayor rendimiento como se verá a continuación.

En la GPU

Otro de los componentes claves en cualquier hardware es la GPU. Esta se traduce en la tarjeta gráfica integrada que existe en el chip M1 y que codifica la información gráfica. De esta manera tendrás todo el procesamiento de las imágenes que aparecen en la pantalla y también para realizar el procesamiento de los diferentes vídeos o imágenes que vayas a editar. En este caso también se pueden encontrar diferencias de relevancia como se va a poder ver en la siguiente tabla.

 M1M1 ProM1 Max
Núcleos7 o 81632
¿Motor de medios dedicado?NoSiSi

Apple con el chip M1 básico brilló por la calidad de su GPU, pero ha ido a mejor en estas nuevas generaciones. Como vemos en la tabla anterior se han integrado los componentes necesarios para poder competir contra grandes compañías como por ejemplo Nvidia o AMD. En este caso vemos increíbles mejoras con la llegada de 16 núcleos al chip M1 Pro y de 32 núcleos si se habla del M1 Max.

Es en estos núcleos donde se realiza el procesamiento gráfico más intenso. Y el tener más núcleos se traduce obviamente en un rendimiento gráfico mayor. Hay que destacar también como diferencia importante que el M1 Pro cuenta con un motor dedicado a la decodificación y codificación acelerada. Esto es ideal para poder mover archivos ProRes y hasta manejar varias transmisiones de vídeos en 4K o 8K sin ser un auténtico problema. Es por ello que vemos importantes mejoras con respecto al chip M1 base que no cuenta con una gran capacidad gráfica pensando en el campo profesional.

M1 Pro Max

Hay que destacar también como punto diferencial la presencia de dos aceleradores de hardware en los M1 Max. Estos dos motores también están indicados para codificar y decodificar archivos ProRes. Igualmente da la opción de conectar hasta cuatro monitores externos, algo que en la gama base no se puede dar.

En su memoria RAM y el resto de las características

Más allá de la CPU y la GPU también se pueden encontrar otros componentes de relevancia. En concreto hablamos de la memoria RAM y el chip neuronal que también conforman la arquitectura del chip de la clase M. La memoria RAM es capaz de almacenar de manera temporal algunos datos de relevancia que estés utilizando en ese momento. De esta manera puede existir las tareas en un segundo plano o la multitarea. Además permitirá también acelerar la apertura de diferentes programas al guardar datos de manera constante. En el caso de que no haya suficiente RAM es posible que no funcionen correctamente algunos programas profesionales en tu Mac.

En el caso del chip M1 base se cuenta con hasta 16 GB de RAM en todas sus variantes del tipo LPDDR4X. Pero en el caso del chip M1 Pro se puede configurar con hasta 32 GB y el M1 Max 64 GB de memoria. En todos estos casos se habla de un tipo de RAM LPDDR5. Está claro que existe una diferencia notable en este caso, tanto en la cantidad de memoria RAM con la que se puede hacer la configuración como el tipo que denota también su calidad.

chip m1 apple

Otro de los aspectos importantes que hemos comentado previamente es el del Neural Engine. En este caso los tres chips cuentan con un chip de 16 núcleos y 11 TOPS. Es por ello que en lo que se refiere a la inteligencia artificial que se aplica a estos chips son exactamente iguales. Donde si vemos diferencias es en el ancho de banda, ya que en el chip M1 se integró un ancho de 68.25 Gbps, el M1 Pro de 200 Gbps y el M1 Max 400 Gbps.

Los benchamarks también muestran diferencias

Uno de los test que más valor pueden llegar a tener cuando se hacen comparativa son los benchmarks que al final son pruebas que realizar un test de estrés sobre todo a la CPU. Es un indicativo de lo bien que puede llegar a funcionar en las condiciones de máxima potencia. Si es verdad que el rendimiento real es complicado de cuantificar con un número. Este lo podrás apreciar finalmente tu mismo en el uso que le vayas dando a diario abriendo diferentes programas. Pero de manera general, podemos ver los resultados de benchmark de la siguiente tabla.

 M1M1 ProM1 Max
Single-Core174817381738
Multi-Core77251244712447

Es importante destacar que el resultado se aplica al M1 Pro y Max por igual al ser el mismo procesador y la misma cantidad de núcleos. De manera curiosa se puede destacar que en si nos fijamos en single-core los resultados son iguales en todos los procesadores. Esto se debe a que el SoC es casi idéntico en todas estas situaciones y es por ello que es de lógica que se ofrezca una puntuación bastante similar.

benchamrark

Pero esto cambia cuando hablamos de los resultados en multi-core. Debido a que Apple ha cambiado la arquitectura del núcleo y el mayor número de unidades que existen en la CPU es lógico que tanto el M1 Pro como el Max ofrezca un resultado mucho más elevado. Es aquí donde se puede apreciar la importancia del aumento en los núcleos de alto rendimiento y también de los microtransistores. Como hemos comentado anteriormente esto no es algo totalmente preciso, pero en definitiva da una visión de como ha mejorado el procesador en los procesadores M1 más modernos.

¿Qué uso se le puede dar a cada uno?

Una vez que se han detallado todas las especificaciones técnicas de los procesadores, también se deben destacar las diferencias que existen en el uso que se le puede dar a este tipo de procesadores. A continuación vamos a detallar en ambos casos a quién puede estar encaminado este procesador.

El procesador M1 difícilmente pasará ‘de moda’

Pese a que hemos visto claramente como los chips M1 Pro y Max son mucho superior a la generación básica, esta última no queda en ningún caso en desventaja. Hay que resaltar que este es un procesador que nos aventuramos a decir que es válido para el 90% de los usuarios. Se cuenta con 8 GB de RAM y 8 núcleos de CPU, que es una potencia más que buena para hacer tareas que son básicas. E igualmente si se necesita realizar alguna tarea de edición tampoco se puede encontrar ningún problema.

Si nos trasladamos a la experiencia que se puede dar a nivel de usuario, los chips M1 cuentan con un rendimiento que es bastante bueno. Además en ningún caso se nota que se sobrecalienten por lo que destaca el hecho de tener un muy buen rendimiento. De esta manera parece que estarás ante un procesador que está pensado para profesionales, y que no pasará de moda aunque se tengan otras opciones que sean muy superiores y que claramente no están indicadas para un usuario ‘básico’.

MacBook Pro

El chip M1 Pro y Max pensado para profesionales

Estos dos chips como hemos comentado previamente están pensados para profesionales por las características que integra. El hecho de tener hasta 32 núcleos de GPU o 64 GB de memoria está indicado siempre para que los programas de edición de vídeo o de imágenes funcionen correctamente. Esto hará que los tiempos de procesamiento si vean reducidos de manera significativa gracias a un hardware top.

Esto también se puede apreciar con componentes extra de codificación de diferentes archivos multimedia. Sobre todo hablamos de archivos ProRaw, que en este caso solo es usado por los profesionales del sector. Esta codificación hace que la GPU no se vea tan sobrecargada al trabajar con estos archivos pudiendo usar hasta 4 monitores de manera simultánea con estos procesadores. Así que de este modo estamos ante un hardware centrado para profesionales y no para los usuarios básicos que buscan algo mucho más simple.

1 Comentario