Review iPhone 11 Pro: la mejor cámara profesional en un móvil

Review iPhone 11 Pro: la mejor cámara profesional en un móvil

José Alberto Lizana López

El iPhone 11 Pro sin duda ha sido una de las grandes apuestas de Apple para esta generación resolviendo muchas ‘carencias’ que se podían encontrar en el resto de generaciones de iPhone como por ejemplo la fotografía en ambientes con escasa iluminación o la mala autonomía que ha acompañado siempre a todos los iPhone. Tras haberlo probado durante varias semanas vamos a intentar daros en este artículo todas nuestras sensaciones con este equipo con el objetivo de poder resolver todas las dudas que puedan existir en si comprarlo o ir mejor a por el iPhone 11.

El iPhone 11 Pro destaca por su cámara y su autonomía

Sin duda este equipo tiene grandes características pero las principales mejoras que encontramos con respecto a las generaciones anteriores están en la cámara y en su batería. Apple como no podía ser de otra manera ha querido apostar por dos tamaños distintos , el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max aunque ambos incluyen las mismas características técnicas y funciones salvo la evidente diferencia en el tamaño de pantalla y la mayor autonomía que tiene el modelo Max.

Diseño

El diseño de este iPhone 11 Pro es bastante conservador con respecto al iPhone XS en su frontal ya que sigue incluyendo la ya tradicional ‘ceja’ en la parte superior para alojar todo el sistema de cámaras y sensores responsables del Face ID. Donde si hay un evidente cambio es en la parte posterior del equipo donde ha aparecido una característica triple cámara en un encapsulado que han intentado disimular al aplicarle el mismo color que el dispositivo. Puede que la posición de las cámaras nos llame mucho la atención, en forma de triángulo, pero la verdad es que todo apunta a que tiene un gran sentido para que no nos parezca rara la transición entre las lentes.

Si seguimos analizando la parte posterior observamos que la palabra ‘iPhone’ que veíamos en otras generaciones ha desaparecido totalmente y el logo de la compañía se ha desplazado al centro del dispositivo para que no quede demasiado apretado junto a las cámaras. En los laterales seguimos encontrando los tradicionales botones de subir y bajar el volumen así como el botón para encender el dispositivo e invocar a Siri además de la ranura para introducir la nano SIM. En la parte inferior debemos de sopesar que Apple sigue apostando por una conexión propietaria tipo Lightning, aunque éramos muchos los que esperábamos una conexión USB-C para básicamente no cargar con tanto cargador al irnos de viaje y poder transferir archivos de una manera mucho más versátil.

Si miramos las dimensiones, el iPhone 11 Pro tiene unas medidas de 14,4 x 7,14 x 0,81 cm y un peso de 188 gramos que en mano se nota bastante bien aunque es verdad que puede ser algo más pesado que otros equipos de la competencia. El iPhone 11 Pro Max tiene un mayo tamaño, en concreto 15,8 x 7,78 x 0,81 cm y un peso de 226 gramos.

Pantalla

La pantalla de estos iPhone sin duda es increíble. El iPhone 11 Pro tiene una pantalla con un tamaño de 5,8 pulgadas y una resolución de 2436 x 1125 píxeles mientras que el iPhone 11 Pro Max posee una pantalla de 6,5 pulgadas y una resolución de 2688 x 1242 píxeles. En ambos modelos estamos ante pantallas Súper Retina XDR con un brillo máximo de 800 nits aunque puede aumentarse hasta los 1200 nits cuando se activa el modo HDR para visualizar fotografías por ejemplo.

Nuestra experiencia con esta pantalla ha sido increíble gracias a la tecnología OLED que incorpora sin duda estamos ante una de las mejores pantallas del mercado actualmente. Visualizando contenido multimedia como en Netflix o en YouTube la calidad que nos ofrece es increíble aunque obviamente el tener el notch en la pantalla es algo molesto en estas situaciones aunque debemos de sopesar que debe de existir si es que queremos un Face ID de calidad. En futuras generaciones es posible que pase a mejor vida, y cruzamos los dedos, pero de momento debemos de saber convivir con el.

Procesador

El chip A13 Bionic que incorpora nos parece una auténtica maravilla ya que cumple en todas las situaciones como por ejemplo en juegos con gráficos exigentes o en el movimiento general del sistema operativo que es tremendamente fluido. Pero no se queda solo en esto ya que en esta generación de iPhone el procesador ha ganado mucho protagonismo en el campo fotográfico ya que en el iPhone 11 Pro se hace un tratamiento de las fotografías vía software que es exquisito como veremos más adelante. Por ejemplo para poder tener el modo noche en nuestra cámara o el mejorado HDR se hace un uso increíble del chip A13 Bionic y sobre todo del Neural Engine de tercera generación.

Otra de las mejoras de este procesador que se ha podido ver claramente en su uso es que tiene un mejor rendimiento y sobre todo un menor consumo energético. Al principio hablábamos de que estos nuevos iPhone poseen una mejor autonomía y en parte es gracias al chip A13 que es más eficiente energéticamente. Además, mientras jugamos el iPhone no se calienta tanto como en generaciones anteriores algo que es de agradecer.

Cámara principal

Uno de los principales avances de este equipo es en el campo fotográfico. La cámara principal del equipo está compuesto por 3 lentes, siendo una un teleobjetivo otra un gran angular y la última un ultra gran angular todas de 12 MP. El teleobjetivo tiene una apertura f/2 la gran angular una apertura f/1.8 y la ultra gran angular una apertura f/2.4 y un ángulo de visión 120º. Puede que los 12 MP nos echen para atrás si lo comparamos con otras cámaras del mercado, pero la verdad es que con el iPhone se comprueba que los megapíxeles no son determinantes en una cámara.

Las pruebas que hemos podido realizar nos han dejado muy impresionados de cómo funcionan las tres cámaras ya que es por todos sabido que Apple no ha destacado nunca por tener un buen angular en sus cámaras y al final ha quedado solventado con el ultra gran angular de este iPhone 11 Pro. La verdad es que casi cualquier fotografía que podemos realizar con el ultra gran angular queda bien con una nitidez increíblemente buena y unos colores muy auténticos. Algo que nos gusta mucho de la cámara del iPhone sin duda es el tratamiento que realiza del color que es muy natural. Si nos vamos a otros equipos de la competencia observamos como se satura el color demasiado pero en Apple saben jugar muy bien con esto, ajustándose a la realidad que nosotros estamos viendo con los ojos, algo que es tremendamente complejo de realizar.

A continuación os dejamos dos fotos tomadas con el ultra gran angular y con el gran angular para que observéis la diferencia.

Al utilizar el teleobjetivo si que echamos de menos que exista un mayor zoom ya que solo llega a x10. Pero la verdad es que si somos sinceros no es que usemos demasiado en nuestro día a día un zoom x50 pero siempre es bueno tenerlo a mano. Cuando hacemos zoom con el iPhone esperábamos que se pierda nitidez en las fotografías que echemos a manos alzada pero la verdad es que el procesador actúa de manera muy eficiente y realiza unas fotografías muy nítidas aunque estemos con un zoom aplicado gracias a la doble estabilización óptica que se incluye. Por ejemplo, en la siguiente fotografía podéis apreciar el resultado con un zoom x10 aplicado a mano alzada.

Realizar fotografías a contra luz y que salgan mal es algo que se ha acabado en esta generación de iPhone ya que gracias a su procesador interpreta la luz que hay y hace destacar al individuo protagonista. O por ejemplo, podemos echar una fotografía a una puesta de sol y obtener un resultado muy bueno como podéis ver a continuación.

Lo que no llegamos a entender y esperamos que se termine resolviendo son los pequeños brillos que aparecen en las fotografías. Por ejemplo, en la instantánea anterior en el horizonte se observa un pequeño punto azul que obviamente no estaba en el escenario en cuestión. Esto sin duda es algo que aparece por culpa del iPhone mientras realiza el procesamiento de software y esperamos que se termine puliendo porque puede llegar a ser muy molesto.

Pero el gran protagonista de esta generación sin duda es el modo noche que se activa de manera inteligente en el iPhone cuando detecta que vamos a hacer una fotografía en unas condiciones lumínicas pobres. Algo que nos gusta mucho es que podemos ver antes de presionar al obturador como quedará aproximadamente el resultado que tendremos con el modo noche aplicado, es decir, se aplica en tiempo real. Pero para que se procese correctamente la fotografía al pulsar el obturador deberemos de mantener el iPhone 11 Pro sin moverlo durante unos pocos segundos que veremos en pantalla. El resultado no puede ser mejor, y es innegable que obtiene unos colores increíblemente naturales y hace algo impresionante como sacar color de un paisaje que está totalmente a oscuras para nosotros.

Algo que nos gusta mucho es que en otros equipos se satura el color y no queda para nada natural, pero el iPhone se ajusta a lo que nuestro ojo puede ver de manera aproximada (porque de manera exacta es algo imposible). Todo esto es gracias al procesado que realiza el chip A13 y a continuación podéis ver un ejemplo muy claro de una fotografía tomada con un iPhone XS y otra fotografía tomada con el iPhone 11 Pro con el modo oscuro en modo automático.

 

Hay que destacar que sin el modo noche la cámara del iPhone 11 Pro se comporta mejor ante situaciones de poca luminiosidad gracias a su apertura focal. Además algo a destacar es que podemos ajustar los segundos de exposición del modo oscuro dentro del rango que nos da el iPhone pudiendo llegar hasta 10 segundos aunque nosotros recomendamos mantener el iPhone con el modo automático del modo noche.

El modo retrato sigue mejorando, y cada vez respeta mejor al modelo y perfila a la perfección para aplicar el desenfoque de fondo aunque obviamente hay algunas situaciones que todavía son muy complicadas para el iPhone. Por ejemplo, si echamos una foto a una copa de cristal obviamente tiene algunos problemas pero creemos que a nivel general si le echamos una fotografía en modo retrato tanto a personas como a objetos se obtiene un gran resultado. Además en el modo retrato también incluye varios efectos que son luz natural, luz de estudio, luz de contorno, luz de escenario, luz de escenario mono y luz en clave alta mono.

Grabación de vídeo

De manera muy resumida podemos decir que el iPhone puede sustituir claramente a una cámara profesional que valga varios cientos de euros por la calidad de grabación que ha conseguido Apple. Con esto muchos profesionales pueden crear increíbles obras maestras con un iPhone aunque en obviamente en algunas situaciones puede flaquear y se requiere de un equipo totalmente profesional.

Tenemos varias posibilidades de grabación como son en 720p a 30 fps, a 1080p a 30/60 fps y la estrella de la grabación que es grabar en 4K hasta 60 fps algo que es una auténtica maravilla. En las pruebas que hemos realizado nos han encantado las grabaciones que hemos hecho porque sigue respetando la naturalidad de la escena y de los sujetos que estamos filmando así como la estabilidad cinematográfica que incorpora. Sin ninguna duda una persona que vea un vídeo grabado con el iPhone a mano alzada puede pensar que utiliza algún tipo de accesorio como un gimbal por la increíble estabilización que incluye. Una prueba muy interesante es ir en coche de copiloto o en la parte trasera y sacar el iPhone por la ventana para grabar el escenario. Sin duda el resultado es increíble pues la estabilidad hace que se elimine el vaivén natural del vehículo en movimiento.

En el siguiente vídeo podéis ver la estabilización mientras bajo una escalera.

Otra de las grandes bazas de este equipo es el modo de grabación en cámara lenta en 1080p a 120 o 240 fps. El audio captado por el iPhone es sin duda increíble y tenemos la posibilidad de hacer zoom al audio, es decir, hacer que el iPhone focalice la grabación de audio en un punto, algo que puede ser tremendamente útil si estamos rodeados de personas hablando y queremos que se centre la grabación en nuestra voz. Y hablando de zoom, la cámara de vídeo permite hace un zoom x2 o x6.

Cámara delantera

La cámara delantera también ha sufrido un importante cambio, teniendo al fin una lente de 12 MP con una apertura f/2.2. Además si haces muchos vídeos con la cámara delantera estás de enhorabuena pues ahora dispone de un pequeño angular que hará que pueda salir una mayor escena en grabación algo que es de agradecer si hacer vlogs personales.

Hablando de la grabación de vídeo debemos de destacar que con esta cámara podemos grabar hasta en calidad 4K a 24, 30 o 60 fps, o en 1080p a 30/60 fps. Además, otras de las características muy cómicas que se incorporaron fueron las grabaciones a cámara lenta, los bautizados slowfie. Si tienes el pelo largo o una barba muy frondosa seguro que podrás sacarle partido a esta grabación a 120 fps.

El modo retrato como en el caso de la cámara principal sigue mejorando mucho, perfilando de una manera eficiente a los sujetos para aplicar los diferentes modo de retrato que son exactamente los mismos que hemos comentado anteriormente.

Seguridad

En este iPhone el único sistema de desbloqueo biométrico que se incluye es el Face ID. Sin duda echamos de menos un reconocimiento de huellas dactilares bajo la pantalla ya que hay algunas situaciones donde el Face ID no es el mejor sistema. Es verdad que ha mejorado y ahora nos detecta el rostro sin tener que ponernos justo encima del iPhone cuando está sobre una mesa pero sigue siendo deficiente. Por ejemplo en la situación de que lo tengamos encima de una mesa debemos de echarnos un poco para adelante sobre el iPhone para que nos detecte, aunque no tanto como antes, o cogerlo. Puede que el desbloqueo con huella dactilar fuera el sistema más eficiente en esas situaciones pero no lo tenemos disponible. Esperamos que en futuras generaciones se incluyan ambos ya que creemos que la convivencia de ambos equipos suma al equipo en conjunto y no le resta para nada.

iPhone Face ID Desbloqueado Apple

Batería y carga

Además de la mejora de cámara este iPhone destaca por tener una increíble autonomía. Al fin Apple ha escuchado a los usuarios y ha introducido una mayor autonomía por todo lo alto ya que supera a la de otros dispositivos como el Huawei P30 Pro según algunas pruebas. Con las pruebas que hemos realizado y con un uso normal el iPhone 11 Pro Max te puede durar la batería casi 2 días sin ningún tipo de problema y en el caso del iPhone 11 Pro el día lo pasarás sin sufrir por la batería. En mi caso que le doy un uso muy intenso al iPhone llego a las noche con un 20-30% de batería en el iPhone 11 Pro algo que se agradece.

En la propia caja de este equipos se incluye un adaptador de carga de 18W con salida USB-C algo que es de agradecer ya que podremos aprovechar la carga rápida que incluye el dispositivo. Si lo cargamos con este cargador podemos conseguir la mitad de la batería en media hora aproximadamente y obviamente si no lo utilizamos mientras lo cargamos.

Pero nosotros de manera personal no estamos utilizando este cargador salvo en situaciones de ‘emergencia’, es decir, cuando queremos una carga rápida para salir de casa con el iPhone bien cargado. Si queremos mantener una salud de batería adecuada nosotros seguimos utilizando sobre todo en la noche cuando dejamos el equipo recargando mientras dormimos el cargador de 5W ya que no necesitamos ahí una carga rápida. Nosotros de manera personal os recomendamos hacer esto para alargar la vida de la batería y dejar la carga rápida para esos momentos donde tenéis un 20% de carga y necesitáis salir de casa.

Como no podía ser de otra manera este iPhone es compatible con la carga inalámbrica de hasta 7.5W. Echamos de menos una carga reversible para poder cargar nuestros AirPods 2 en cualquier lugar pero es verdad que puede acarrear algunos problemas de calentamiento que entorpezcan la experiencia general de carga. Se ha visto en las entrañas de este iPhone que el hardware para esta característica está medio presente pero no se ha terminado de incluir.

Conectividad

Algo que sin duda echamos de menos en esta generación de iPhone, y sobre todo con el precio que tiene, es la conectividad 5G. Es posible que este año no tengamos la infraestructura necesaria para poder hacer uso de esta conectividad pero el año que viene es posible que si la tengamos. Al no incluir esta compatibilidad este año nos estamos comprando un equipo ahora mismo que vale más de 1000 euros que tendremos que reciclar el año que viene por otro si es que queremos hacer uso de la conectividad 5G. A Apple le echamos en falta que debería de haber pensado en el futuro y en esas personas que aguantan su iPhone varios años y que no podrán disfrutar de esta conectividad por no incluirla en 2019, el año donde la mayoría de la competencia ha sacado un equipo compatible con 5G.

En lo que respecta a lo demás, no tenemos ningún tipo de queja sobre la conectividad que incluye ya que está equipado con NFC para hacer uso de Apple Pay, Bluetooth, WiFi, GPS…

Precio y almacenamiento

El almacenamiento de estos iPhone ha sido cuestionado por muchos ya que parte desde los 64 GB de almacenamiento interno sin poder ser ampliables a través de tarjetas micro SD. Muchos critican que Apple debería de sacar un modelo con un almacenamiento base mayor como de 128 GB debido a que las fotos que realizamos con la cámara o los vídeos en 4K son muy pesados. En parte tienen razón que deberían de haber incluido un almacenamiento mayor pero en nuestro caso en el tiempo que llevamos con un modelo de 64GB no hemos llenado ni la mitad de este.

A día de hoy estamos en el mundo de las nubes tanto para archivos como para fotografías. Poca gente mantiene sus fotos en la memoria interna del equipo porque las tiene subidas a iCloud o a Google Fotos y lo mismo ocurre con los archivos. Es por ello que nosotros, de manera personal, con 64 GB nos basta, pero obviamente nos gustaría tener más almacenamiento por el mismo precio base. Obviamente si vas a descargar toda la biblioteca de Apple Arcade, algo que es una tontería, puedes tener algún tipo de problema de almacenamiento con 64 GB. O si vas a grabar un vídeo en 4K de media hora o una hora pues también tendrás un problema, pero creemos que los usuarios básicos que no son profesionales de la fotografía o el vídeo y que buscan una buena cámara para tareas rutinarias no van a llenar más de un terabyte de almacenamiento interno. Pero como decimos, esa es nuestra opinión más personal extraída de nuestra experiencia con este equipo.

Como decíamos, este iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max tiene varias capacidades de almacenamiento en diferentes colores y por ende diferentes precios. Los colores disponibles son oro, gris espacial, plata y el novedoso verde noche. A continuación desglosamos tanto los almacenamientos disponibles como los precios de cada uno de los terminales:

iPhone 11 Pro:

  • Modelo de 64 GB por 1159€. Puedes comprarlo aquí.
  • Modelo de 256 GB por 1329€. Puedes comprarlo aquí.
  • Modelo de 512 GB por 1559€. Puedes comprarlo aquí.

iPhone 11 Pro Max:

  • Modelo de 64 GB por 1259€. Puedes comprarlo aquí.
  • Modelo de 256 GB por 1429€. Puedes comprarlo aquí.
  • Modelo de 512 GB por 1659€. Puedes comprarlo aquí.

Conclusión

Una vez analizadas las características de este equipo sin duda tenemos claro que el iPhone 11 Pro está pensado para el público más profesional. Con la cámara que incluye se pueden hacer sin duda increíbles barbaridades pero creemos que un usuario básico no le va a sacar provecho a esos 1159€ y es por ello que pensamos que este equipo no es para todo el mundo. Es claro que si a ti te gusta mucho la fotografía y la grabación de vídeo y vas a amortizar ese dinero este es el mejor iPhone que puedes comprar ahora mismo, pero pensamos que para el 90% de los usuarios el iPhone 11 es el equipo por excelencia.

La cámara de este iPhone 11 Pro nos ha dejado con la boca abierta y sin duda Apple ha dado un fuerte golpe en la mesa que ha dejado a algunas marcas trastocadas al igual que con su autonomía tan criticada. Es verdad que faltan cositas y se le puede criticar el almacenamiento base, un cargador de carga rápida algo corto en potencia, la falta del reconocimiento de huellas dactilares o la carga reversible. Pero creemos que lo que ha hecho Apple con este iPhone es increíblemente bueno y ha perfilado esos puntos donde fallaba en anteriores generaciones algo que se agradece.

El diseño ha sido muy cuestionado por todos pero al tenerlo en mano la verdad es que la parte trasera es preciosa para nosotros y no hay más que ver que muchas marcas de manera misteriosa han empezado a mirar este aspecto con detenimiento para aplicarlo en sus equipos. Simplemente debéis de hacer memoria de las críticas al notch y lo que pasó después que fue una gran solución para otras muchas marcas.

En conclusión, es un iPhone con grandes prestaciones pero que si no vas a aprovechar al máximo te recomendamos ir a por el iPhone 11 a secas que incluye características muy similares pero no un ultra gran angular o una pantalla de menor calidad.

Si le tuviéramos que poner una nota a este equipo sin duda sería un sobresaliente por parte de la redacción de La Manzana Mordida y sin duda recomendamos su compra porque no te arrepentirás lo más mínimo.