Compartir

Ya se sabe de todo lo que la tecnología puede ayudar a un niño en su crecimiento, tanto para aprender como para entrenarse. Sin embargo, el hecho de dejar a un niño un dispositivo sin supervisión puede traer algún que otro problema inesperado. Es el caso del periodista estadounidense Evan Osnos, quien tras prestar su iPad a su pequeño de 3 años se encontró con un bloqueo de seguridad de nada más y nada menos que 48 años. A continuación te contamos todos los detalles acerca de esta historia y cual es la solución más eficaz cuando te encuentres con un iPhone o iPad bloqueado.

Así dejó el iPad bloqueado el hijo de Evan Osnos

El pasado domingo Evan Osnos compartió en perfil de Twitter una imagen de la pantalla de su iPad en la que se alertaba de que el dispositivo estaba bloqueado y solo se podría desbloquear pasados 25.536.442 minutos, es decir, 48 años. Acompañando a la imagen solicitaba ayudas a la comunidad para poder desbloquear el dispositivo sin necesidad de esperar esa ridículamente cantidad de años.

Una vez publicado el tweet, Osnos recibió decenas de respuestas por parte de otros usuarios de Twitter. Algunas de estas respuestas eran en sentido irónico y humorístico, hablando incluso de regalarle a su hijo el dispositivo una vez pasen los 48 años y este tuviera ya 51 años de edad. Otros sin embargo dieron en el clavo a la hora de proponer una solución rápida y sensata.

El motivo por el que el dispositivo quedó bloqueado no habría sido otro que el de haber introducido el código de desbloqueo de forma errónea durante un considerable numero de veces consecutivas. La manera de poder solucionar este problema fácilmente es reseteando el dispositivo.

Para llevar a cabo el reseteo se requiere de poner el dispositivo, en este caso el iPad, en modo DFU. Una vez puesto el equipo en este estado se necesitará de un ordenador con macOS o Windows debido a que el proceso de restauración requiere del uso del programa de iTunes.

Probablemente esta solución es por la que optó Osnos y es que, unos días después de aquella publicación, afirmó haber solucionado el asunto. Cabe resaltar que para evitar este tipo de sucesos es recomendable activar un control parental en el que se bloqueen ciertas aplicaciones y funciones del sistema cuando un niño lo esté utilizando. Puedes saber más sobre esto pulsando aquí.

Sin duda este tipo de sucesos resultan cómicos cuanto menos, pero pueden resultar bastante aparatosos para quienes lo viven en primera persona. Aunque, como habrás comprobado, la solución realmente es muy sencilla e infinitamente más rápida y eficaz que esperar el largo tiempo del que requiere el dispositivo de forma natural para desbloquearse.

¿Te ha ocurrido alguna vez algo similar a encontrarte el iPhone o iPad bloqueado de esta forma? Cuéntanoslo en la caja de comentarios.

mm
25 años. Estudiante de Marketing y Publicidad. Apasionado de la tecnología en general y de la manzana mordida en particular. Como dijo aquel: think different. alvaro.lamanzanamordida@gmail.com