Compartir

Somos muchos a los que se nos ha caído alguna vez el teléfono de varios cientos de euros al suelo y se nos ha acelerado el pulso o hemos empezado a suplicar para que no le haya pasado nada al teléfono como una rotura de pantalla. Esta terrible sensación la quieren evitar los fabricantes al agregar materiales cada vez más resistentes y acabados aun mejores pero al final es inevitable romper un cristal o rayar nuestro dispositivo si se cae. 

Tras el lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy Note 10+, ya se le ha comparado con otros dispositivos del mercado y no solo en rendimiento de procesador o en cuál tiene mejor pantalla sino también en resistencia. En esta ocasión hemos encontrado un vídeo en YouTube de PhoneBuff donde somete al Galaxy Note 10+ y al iPhone XS Max a un test de caídas que seguramente a alguien le ponga nervioso verlo. Es cierto que esta comparación es injusta ya que el Note 10+ se debe de comparar con el futuro iPhone 11 que se presentará en septiembre, pero hasta que llegue ese momento el mejor dispositivo que tiene Apple en el mercado es el iPhone XS.

Samsung puede presumir de tener un móvil más resistente con su Note 10+

Aunque Apple no desvela calificación de la resistencia de su vidrio al parecer también cuenta con Corning Gorilla Glass 6 al igual que el Note 10+ que cuenta con esta resistencia tanto en el vidrio trasero como en el delantero a diferencia del S10+.

En el test que te dejamos en el siguiente vídeo se ha podido ver que el Note 10+ se agrieta algo más que el iPhone XS cuando se deja caer de la parte posterior. Cuando se les hace caer de esquina también se aprecia que ambos dispositivos sufren igual pero el iPhone XS Max acaba mucho más entero. 

La prueba que lo cambia todo es la caída frontal. En el caso del Note 10+ podemos ver que en 10 caídas consecutivas el dispositivo puede seguir usándose bastante bien y acceder a algunas aplicaciones algo que en el iPhone XS Max no ocurre.

Al final la puntuación de resistencia para el Note 10+ es de 37/40 y la del iPhone XS Max de 34/40. Estas pruebas se deben de repetir cuando se libere el nuevo iPhone 11 ya que según los rumores será mucho más duradero gracias a su diseño. Al final debemos de recordar que una caída es una caída y es difícil que salga un móvil intacto porque son ‘débiles’ por naturaleza y es difícil que sean bastantes resistentes, aunque ya veíamos hace unos años que algunos móviles parecían ladrillos pero esos tiempos ya han pasado.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de estos tests de caídas.