Compartir

Los proveedores de Apple están comenzando a notar en su economía la baja demanda que ha sufrido el iPhone teóricamente en el último trimestre de 2018. TSMC es uno de estos proveedores que están encargados de proveer a la compañía de Cupertino los chips que integran los iPhone actualmente. Las últimas previsiones apuntan a que sus ingresos serán mucho más bajos a lo largo de todo este 2019 por la baja demanda de dispositivos móviles que existe de manera generalizada, y obviamente el iPhone tiene un peso bastante especial aquí.

Las bajas ventas de smartphone provocan una caída en los ingresos de TSMC

Según ha informado en el día de hoy Reuters la previsión de la compañía a la baja de sus previsiones para este 2019 ha provocado cierto nerviosismo en el mercado en general. Esto ha hecho sospechar a los inversores que otros proveedores de chips han podido sufrir también un batacazo mayor en sus ingresos.

TSMC fabricaria chip A11 del iPhone 8

Que TSMC haya hecho un pronóstico negativo para su cuentas ha hecho pensar que el resto de compañías homólogas tengan una tendencia en sus resultados similar como son Intel, Nvidia o ASML. Tal es la influencia de TSMC sobre estas marcas que las acciones de de los principales fabricantes de chips europeos cayeron este jueves entre un 3 y un 6%. 

TSMC afirma que este pronostico bajista se debe a ‘una caída repentina en la venta de teléfonos inteligentes de gama alta’ lo cual ha provocado que se hayan quedado muchos chips sin vender ‘en el almacén’. Durante todo este 2019 se esperan que los resultados no sean demasiado positivos ya que creen que hasta el lanzamiento de los nuevos smartphone en la segunda mitad de 2019 no volverán a repuntar en ingresos.

TSMC tiene numerosos clientes como Apple, Qualcomm o Huawei. Es lógico que la baja demandan que están teniendo los últimos smartphone les haya afectado y es imposible negar que el iPhone no sea también uno de los responsables. Pero como decimos no está solo ya que otras compañías como Samsung también han visto menguadas sus ventas y esto también ha tenido consecuencias para TSMC.

Desde TSMC se afirmaría que la caída a lo largo de todo este año sería de un 6,5% por lo que están intentando reducir el gasto de capital varios millones de dólares con el objetivo de contrarrestar este impacto sobre las cuentas.

Déjanos en la caja de comentarios si crees que habrá una recuperación en el futuro de estas ventas.