El Apple Watch y los daños por agua, ¿cubiertos en la garantía?

El Apple Watch y los daños por agua, ¿cubiertos en la garantía?

José Alberto Lizana

La resistencia al agua y polvo es una característica que está presente ya en la mayoría de equipos tecnológicos del mercado. El Apple Watch es uno de esos dispositivos que incluyó esta resistencia a partir del Series 2 con el objetivo de poder realizar diferentes actividades acuáticas. Si bien, con la resistencia al agua y al polvo siempre existe la pregunta de si se produce algún daño estará cubierto por la garantía. En este artículo tratamos de resolver esta duda a todos los usuarios.

Importancia de la resistencia al agua

Obviamente en un reloj que está pensado para realizar diferentes ejercicios acuáticos ya sea en la piscina o en la playa es necesario tener una protección. Es sabido por todos que la tecnología no se lleva demasiado bien con los líquidos pudiendo provocar una rotura fatal de cualquier dispositivo si se embulle en una gran cantidad de agua o a veces si recibe únicamente pequeñas gotas como por ejemplo cuando llueve.

Es por esto que las compañías tecnológicas comenzaron a sellar todas las juntas que tiene un dispositivo. Desde los puntos de carga hasta todos los puntos que sirven para abrir el dispositivo como por ejemplo el Apple Watch. De este modo se consigue tener a los componentes internos totalmente protegidos en el reloj inteligente de Apple. Todas las juntas que se encuentran en el interior está totalmente selladas y esto hace que sea necesario que siempre tenga que intervenir un experto para hacer una reparación pero con el pro de que el reloj está ‘protegido’ ante los líquidos o el polvo.

Garantía ante fallos por agua

Pero aunque este tipo de protección es algo muy destacable y que llama mucho la atención obviamente no es perfecta. Las juntas que hay en un dispositivo se pueden ir desgastando con el tiempo o tener un problema que llegue desde la propia fábrica. Si esto ocurre hay mucha más probabilidad de que el Apple Watch pueda terminar fallando al salir de una piscina o ducharnos con el. En estos casos los usuarios se preguntan obviamente si la garantía cubre la reparación del dispositivo que sufre los daños por agua.

Por desgracia ni Apple ni ninguna compañía cubren los daños que estén relacionados con la entrada de líquidos en su interior. Es por ello que si en tu Apple Watch entra agua en el interior debes saber que si lo llevas a Apple no entrará entre las causas para realizar un reemplazo que se amparan en la garantía limitada. Esto es algo que a priori puede no ser muy comprensible por muchos usuarios ya que si se garantiza la resistencia, si ocurre algún fallo debería ser cubierto.

Las compañías en estos casos se escudan en que no pueden realizar pruebas de resistencia a todos los dispositivos. Mientras que el procesador o la pantalla se pueden revisar en grandes masas de productos para detectar cuando una falle, no se puede hacer lo mismo con la resistencia al agua o al polvo. Es por ello que las empresas se desentienden de cualquier responsabilidad en caso de que falle el dispositivo al usarlo en al ducha o en una piscina. Esto es algo que se encuentra especificado en el propio acuerdo de garantía que se puede encontrar en la web de Apple donde no se responsabilicen de ninguno de estos daños.

Es por ello que pese a contar con la resistencia a líquidos es mejor quitarse el reloj en la mayoría de las situaciones donde vaya a existir una interacción con el agua. De este modo te garantizas que el reloj no vaya a romperse por entrar agua en su interior, algo que provoca un daño irreparable.