Activar el modo de alto rendimiento en Mac, ¿es recomendable?

Cuando se adquiere un nuevo Mac, lo que se pretende es sacarle el máximo rendimiento a la compra que se ha realizado que no habrá sido muy barata. De esta manera Apple ha integrado en modelos seleccionados de sus ordenadores un modo de energía que persigue en todo momento sacarle el máximo potencial posible. Te contamos en este caso cómo vas a poder activar el modo de alto consumo en tus equipos.

Que debes saber de este modo especial

El modo de alto consumo es la solución que vas a tener a la hora de querer exprimir al máximo tu procesador en el Mac. En este caso se define como un modo que maximiza el rendimiento en cargas de trabajo intensivas y continuadas. Uno de los ejemplos más claros que requieren una gran capacidad de procesado y su codificación, es la gradación de color 8K. Debes saber que nada más recibir tu ordenador y configurarlo, Apple lo tiene configurado en un modo automático. Es decir, va a realizar un equilibrio para realizar un uso óptimo de la batería y mantener el mejor rendimiento posible. De esta manera tendrás autonomía suficiente, pero conseguirás estrujar el hardware que has pagado. Esto para los usuarios básicos es más que suficiente, pero quien compra un MacBook Pro, quiere mucho más. En este caso se tendrá que optar por hacer uso de las herramientas que se disponen.

Final Cut Pro X

Lo que se va a conseguir activando el modo de alto rendimiento es mejorar el rendimiento en flujos de trabajo intensivos con una gran carga gráfica. Como hemos dicho anteriormente, esto permitirá el rendimiento óptimo en la gradación de color 8K ProRes 4444 y el vídeo DNxHR 8K. También se experimentará una reproducción más fluida y exportaciones más rápidas al editar vídeos y en las aplicaciones 3D. Es por ello que lo se estará estimulando en este caso con un mayor consumo de recursos es la GPU que se puede encontrar en el propio chip.

Lo que hará exactamente el modo de alto consumo es permitir que los ventiladores funcionen a velocidades más altas. En este caso, la capacidad de refrigeración adicional puede lograr que el sistema ofrezca el rendimiento más óptimo en cargas de trabajo muy intensivas. Se debe destacar que en este momento es un modo que se va a poder activar tanto si el Mac está conectado a la alimentación como si no lo está. Esto hace que se tenga mucha libertad a la hora de usarlo.

Modelos de Mac compatibles

Hay que destacar que no todos los ordenadores son compatibles con este modo de alto rendimiento, ya que se deben cumplir varios requisitos en lo que respecta al propio hardware de los dispositivos. Lo primero es tener un procesador compatible y que ofrezca un gran rendimiento para las tareas más «complicadas» que se pueden ir realizando. A esto se le suma también la necesidad de contar con un sistema de disipación de calor puntero, tanto activo como pasivo. Por ello, el único ordenador de la compañía de Cupertino que es compatible con es te modo de alto rendimiento es el MacBook Pro de 16 pulgadas que cuenta en su interior con el chip M1 Max.

Fondo de pantalla Mac

Consecuencias de tenerlo activo

Aunque en un primer momento puede parecer un modo que es maravilloso por dan un plus de rendimiento, también cuenta con problemas. En este caso la propia Apple recuerda que para poder ofrecer un mayor rendimiento se debe a que el procesador consume muchos más recursos para posteriormente ofrecerlos en forma de mayor procesamiento. En este caso lo que va a consumir de manera extra es energía. El calor hará que aumente la velocidad de los ventiladores como hablamos en su definición, pero también se verá aumentado el ruido que se genera.

El hecho de hacer un consumo más elevado de energía, también va a provocar que la temperatura aumente considerablemente como uno de los puntos negativos. Y como ocurre en otros muchos casos, también se puede ver afectada la batería. Al administrar mucha más energía, la batería va a tener una duración menor. Esto no es interesante cuando no se tiene el cargador a mano y quieres trabajar fuera de casa. De esta manera es un modo de consumo que va a estar indicado únicamente cuando estés en un despacho o en casa para estar conectado constantemente a la red eléctrica. Esto hará que se solucione este gran inconveniente de exprimir mucho más el procesador de tu ordenador.

Ahorro batería Macbook

Precauciones de seguridad a tener en cuenta

Como hemos comentado anteriormente, el Mac va a sufrir diferentes procesos de relevancia. En este hay que saber como gestionarlos para evitar sufrir algún tipo de accidente. El aumento de temperatura es uno de los mayores riesgos a los que te puedes enfrentar. Es por ello que siempre se recomienda tenerlo en una habitación que esté ventilada. El ambiente no debe ser demasiado caluroso, y tampoco que esté expuesto de manera constante a los rayos solares. De esta manera no se va a aumentar la temperatura de manera natural, haciendo que en ningún caso se pueda aumentar de manera extra la temperatura del dispositivo. Hay que saber que los componentes electrónicos no son muy amigos de estas altas temperaturas, por lo que se deben evitar.

Esto es algo que también se aplica al sistema de ventilación. Aunque los Apple Silicon cuentan con una generación mínima de calor, hay que destacar que se deben dejar libres las vías de ventilación. En este caso las precauciones que se deben seguir es no usar el ordenador en una manta o en una superficie blanca que pueda ocultar la salida de aire interno. Lo verdaderamente recomendable siempre es estar colocado encima de una mesa de madera firme o cristal para que las patas puedan dejarlo levantado, y hacer que salga el aire caliente.

La forma de activarlo rápidamente

Una vez se tiene en cuenta toda la información que hemos explicado de manera previa, ya se va a poder realizar la activación. Obviamente, debes saber si te va a merecer la pena por si necesitas este tipo de rendimiento extra. Hay que tener en cuenta si vas a poder soportar las medidas que hemos comentado anteriormente y el lado negativo que tiene este modo de energía. Los pasos a seguir para realizar la activación en los modelos compatibles son los siguientes:

  1. Accede a Preferencias del sistema.
  2. En el menú que aparece, deberás elegir Batería.
  3. En la barra lateral, haz clic en batería o en Adaptador de corriente.
  4. Pulsa en Modo de energía.
  5. Elige en el menú desplegable Modo de alto consumo.

alto rendimiento mac

Esto último es realmente importante. Vas a poder configurar diferentes modos de energía para cuando el Mac funcione con la batería o esté conectado al adaptador de corriente. De esta manera puede llegar a ser recomendable que se active este modo de alto consumo cuando esté conectado a la corriente, para evitar que te quedes sin batería en el caso de hacer un uso intenso de este.

Consultar si está activado

Hay diferentes formas para saber si tienes activo este modo o no. El primero de ellos obviamente es en el panel de preferencias que hemos comentado justamente antes, cuando hablamos de los pasos para realizar la activación. Pero también vas a poder hacer la consulta de información a través del icono de la batería que se integra en la barra de herramientas superior. Al pulsar sobre el icono de la batería, aparece el modo como activo (sea cual sea el que hayas elegido).

Esto es algo realmente importante, ya que no es recomendarle mantenerlo activo como comentaremos a continuación. De esta manera tendrás la seguridad de que lo tendrás activo únicamente cuando se vaya a hacer un trabajo de alto rendimiento como los comentados en apartados anteriores.

alto rendimiento mac

¿Es recomendarlo tenerlo siempre activo?

Los puntos negativos que se tienen sobre la mesa y que hemos comentado anteriormente son muchos. La reducción en la autonomía o el aumento de la temperatura son algunos de ellos. Esto hace que sea necesario tenerlo activo únicamente cuando se requiera su uso. Esto quiere decir que al momento de realizar ediciones de imágenes o vídeos que requieren de un elevado consumo de núcleos de la GPU vas a necesitar este modo. Pero cuando vayas a navegar simplemente por internet o responder correos electrónicos, es innecesario tener una gran capacidad de procesamiento gráfico.

Con el objetivo de no tener que hacer «sufrir» al ordenador, hay que tener mucho cuidado. Obviamente, Apple habilitó este modo para darle el uso que se merece, pero siempre dentro de unos márgenes de responsabilidad de cada uno de los usuarios con el objetivo de administrar los recursos que se disponen de una manera adecuada.

¡Sé el primero en comentar!