Guía para cambiar el ventilador de tu MacBook

Guía para cambiar el ventilador de tu MacBook

José A. Lizana

Es un hecho que los MacBook no son equipos perfectos, y pueden presentar a la larga problemas en sus componentes. Sobre todo, hay que tener mucho cuidado con los componentes mecánicos que cuentan con un movimiento constante. En este caso los ventiladores son una de las piezas mecánicas que más puede sufrir al estar funcionando de manera constante, con el objetivo de refrigerar todos los componentes del ordenador. En el caso de que existan problemas, te contamos como vas a poder reemplazarlos tu mismo.

Aspectos importantes y riesgos

El cambio de ventilador en un MacBook es una operación realmente compleja y es por ello que se deben tener en cuenta varias consideraciones. Esto es importante para poder evitar problemas en los equipos. A continuación, vamos a detallar los MacBook sobre los que se puede practicar esta reparación, así como si vas a poder hacerlo tu mismo.

Modelos donde podrás hacerlo

Sin duda esta es una de las primeras preguntas que te vas a realizar cuando tengas un problema en los ventiladores fuera de garantía. Hay que tener en cuenta que Apple con el paso de las generaciones en sus equipos, ha hecho más difícil la reparación. Una de las grandes limitantes que existen para poder repararlo por tu propia cuenta es el pegamento que se usa y también el ensamblaje de todos los componentes. En algunos casos los ventiladores cuentan con un acople a la placa base especial en los modelos más recientes.

Es por ello, que de manera general siempre hay que hacer esta operación en los MacBook de 2016 hacia atrás. En el caso de que tengas un modelo más reciente, no significa que no puedas hacer el cambio, pero deberás de hacerlo en establecimiento autorizado. En el mercado no se puede encontrar el pegamento que utiliza Apple para sus componentes o también se hace realmente complicado hacer el ensamblaje de todas las piezas. Igualmente, aunque exista esta limitación, se debe tener en cuenta que son muchos los modelos disponibles para poder realizar este cambio. En este caso nos vamos a centrar en los MacBook para poder hacer este cambio. Esto se debe a que en un iMac la operación es mucho más compleja y no está recomendada hacerla en el caso de que no se cuente con los conocimientos necesarios.

¿Se puede realizar por un usuario básico?

Esta es otra de las grandes preguntas que se va a poder efectuar cualquier persona al enfrentarse a un fallo en sus ventiladores. Como es lógico no estamos hablando de una reparación menor, ya que siempre se debe desmontar buena parte del dispositivo. Es por ello que siempre se deben tener al menos los conocimientos básicos en informática para poder evitar en todo momento terminar rompiendo el equipo. Igualmente, lo más importante en estos casos es tener paciencia y sobre todo no aplicar ningún tipo de fuerza.

Es recomendable siempre que tengas la experiencia previa haciendo cambios de ventiladores. Siempre debes tener en cuenta que estás ante un equipo realmente caro, y que de no hacerlo correctamente puede dejar de funcionar. Ante estas situaciones, si no estás seguro lo más recomendable es acudir a un centro especializado donde un experto pueda hacer la reparación sin ningún tipo de problema.

Principales problemas que se presentarán

Durante una reparación de este calibre, son muchos los problemas que se pueden presentar en un MacBook. Obviamente, el más relevante, y también el más grave, es que el ventilador deje de funcionar. Esto puede ocurrir si se rompe por ejemplo el puerto de conexión que proporciona energía a este componente. En el caso de que el Mac no sea capaz de refrigerarse al no poder conectar un ventilador, la temperatura interior aumentará sin ningún tipo de límite y se pueden terminar provocando daños en otros componentes como por ejemplo en la placa base.

Hay que tener muy presente que todos estos fallos son irreparables por la propia Apple dentro de la garantía. Esto es algo que se recoge dentro de las condiciones de la garantía limitada, y es que toda manipulación por parte de una persona que no está autorizada por la compañía no se podrá reparar de manera gratuita. En estos casos se tendrá que abonar completamente la reparación y sin duda no estaremos hablando de una cifra baja. Es por ello que siempre se debe llevar a cabo la reparación cuando se esté completamente seguro de lo que se está haciendo, ya que puede terminar saliendo muy caro un simple error.

Preparación de material

Antes de comenzar a seguir los diferentes pasos para poder cambiar el ventilador, hay que reunir todo lo que vas a necesitar. En este caso se debe tener en cuenta que hay que comprar las herramientas necesarias para poder realizar el desmontaje y también buscar el reemplazo que puede llegar a ser algo complicado.

Herramientas que deberás usar

Los tornillos que se pueden encontrar en los MacBook no son convencionales. En este caso el tamaño es bastante reducido y no se pueden usar las herramientas tradicionales que se puede tener por casa. Para poder hacer las reparaciones hay que optar por un set de herramientas que sean específicas para productos tecnológicos. En este caso se engloba tanto el Mac como otros muchos dispositivos como por ejemplo móviles de cualquier marca que haya. Es vital disponer de estas para poder desatornillar estos tornillos que existen en la tapa trasera.

herramientas mac

En Amazon se pueden encontrar varios sets para poder hacer estas tareas que sin duda son óptimos y a un precio bastante competitivo. Hay que buscar siempre aquellos sets que dispongan de una gran variedad de herramientas y sobre todo de tamaños diferentes para poder enfrentarte de esta manera a cualquier tipo de tornillo que tengas en un dispositivo electrónico.

Hazte con la pieza de repuesto

Otro de los puntos importantes a la hora de cambiar el ventilador de tu Mac, es tener el repuesto necesario. Lo más recomendable, como es lógico, sería tener la pieza original que será la que finalmente funcione mejor en el Mac. Por desgracia esto en un ambiente doméstico no se puede lograr, ya que Apple únicamente comercializa estos reemplazos con personas especializadas como los SAT. De esta manera se va a tener que optar por otros reemplazos que no sean originales, pero siempre deben ser compatibles.

En internet, con una simple búsqueda, se pueden encontrar diferentes piezas de repuesto que son de calidad y que cuenta con todos los elementos necesarios para poder realizar la instalación. Obviamente, siempre se debe comprobar que la pieza es compatible con el modelo de Mac donde se va a reparar. De esta manera se encajará perfectamente la pieza y te asegurarás de que funcione de manera correcta.

Pasos a seguir

Una vez se tienen todas las herramientas y componentes listos, es hora de ponerse manos a la obra. Como decimos, es una operación que puede llegar a ser compleja al tener que retirar cables muy pequeños y es por ello que siempre debes hacerlo cuando tengas tiempo de sobra. En este caso, se deberán seguir los siguientes pasos para hacer el cambio:

  1. Quitar los tornillos de la parte de atrás de 3.1 y 2.3 mm, para poder retirar la tapa desde el borde más cercano.
  2. Asegúrate de desencajar las clavijas que puedan existir en la tapa del MacBook.
  3. Ubica el ventilador en una de la esquina del equipo.
  4. Retira el protector que tendrá encima el conector de la batería.
    ventilador
  5. Con ayuda de un Spudger, levanta el conector de la batería.
  6. Desconecta los conectores de antena Airport y dóblalos hacia arriba.
  7. Desprende el cobertor de goma del ventilador.
  8. Retira el conector de cable de la cámara de su conexión con la placa base con un Spudger.
  9. Usa los dedos para retirar los cables que has desconectado.
    ventilador
  10. Retira los cuatro tornillos que sujetan las tapas de conexión.
  11. Retira el cable de la placa base E/S haciendo palanca.
  12. Retira los tornillos que sujetan los ventiladores.
  13. Haciendo palanca empuja el ventilador para liberarlo de su ubicación, asegurándote de desconectar el cable de alimentación.

Una vez se han completado todos estos pasos, se tendrá el ventilador completamente retirado. Ahora simplemente se deberá instalar el nuevo componente y para ello hay que seguir los pasos de manera inversa, asegurándote de dejarlo completamente conectado nuevamente y acoplado a la placa base. Esto es vital para evitar que existan vibraciones a posteriori, aunque siempre hay que aplicar una fuerza justa.

¡Sé el primero en comentar!