Los usuarios prefieren el Galaxy S8 frente al iPhone 7 Plus

Samsung vs Apple. La eterna batalla entre ambas empresas también se traslada a los usuarios. La revista estadounidense Consumer Reports continúa hoy con sus últimas calificaciones a ambos dispositivos y parece que los Samsung Galaxy S8 y S8+, están ganando con cierta holgura a los iPhone 7 y 7 Plus.

La pantalla curva SUPER AMOLED del Galaxy S8 se lleva todos los elogios

Desde Cupertino se venía destacando mucho en los últimos años la calidad de las pantallas LCD de los dispositivos de Apple. Su calidad es indudable, pero parece que para los usuarios se han quedado ya muy atrás frente a las pantallas curvas Super AMOLED de sus competidores, especialmente las de Samsung.

Samsung Galaxy S8 supera al iPhone 7

Samsung Galaxy S8 supera al iPhone 7

La marca surcoreana viene desde hace unos años fabricando sus modelos de alta gama con una pantalla Super AMOLED (variación del AMOLED y a su vez del OLED). La calidad de estas pantallas quedó patente cuando se lanzó el Samsung Galaxy S6 Edge en 2015. Los usuarios quedaron maravillados con el brillo y colorido de estas pantallas, algo que Samsung supo explotar muy bien añadiéndole una pantalla curva a la gama Edge que le dotaba de una experiencia única que no aportaban otros terminales.

Mientras Samsung ha ido avanzando y mejorando aún más sus pantallas con los S7 y ahora S8, el iPhone parece haberse quedado estancado con su pantalla LCD. Una pantalla, que siendo de unas altas prestaciones, deja muchos puntos débiles frente a las fabricadas por su rival coreano.

Los marcos, gran handicap de iPhone

El día que Steve Jobs presentó el primer iPhone dejó maravillado al mundo con una pantalla táctil de 3,5″. En aquella época el tamaño era enorme para lo que existía en el mercado. Nadie duda de la revolución que, en su conjunto, significó aquel iPhone de 1ª generación, ni lo vamos a analizar en este post. Pero los años han ido pasando, el mercado cambiando, y los iPhone se han quedado algo «anticuados» en cuanto al diseño de sus pantallas.

Desde el Galaxy S6 Edge de Samsung, ya podíamos disfrutar de terminales con una parte frontal con la pantalla protagonista. Los marcos eran pequeños, pero aún así se mantenían presentes. Con el S8 y S8+ dichos marcos han quedado casi eliminados por completo. Las diferencias visuales, e incluso de manejo, de estos terminales frente a los iPhone 7 y 7 Plus, son abismales.

También se destaca el S8 en ser un smartphone más manejable que el iPhone 7 Plus debido a la anchura de este.

La doble cámara del iPhone 7 Plus también recibe elogios

Desde Consumer Reports se ha querido también alabar la doble cámara que integra el iPhone 7 Plus, así como su espectacular modo retrato. La revista destaca las características y funciones de dicha cámara pero afirma también que el S8 de Samsung no pierde calidad por no tener una doble lente.

iPhone 7 Plus y iPhone 7 de Apple

iPhone 7 Plus y iPhone 7 de Apple

Si algo hay que los usuarios han reportado es que no existe una diferencia clara, al menos a simple vista, de la cámara principal del S8 y S8+ frente a la de los S7. Si bien es cierto que es una auténtica pasada la calidad de imagen, se achaca que apenas haya cambiado de la anterior generación. Se echó de menos algo similar al modo retrato que los de Apple utilizaban. No obstante, y yo personalmente dentro de lo fanboy que pueda ser de Apple, quiero romper una lanza en favor de Samsung en este apartado y es que con una cámara tan buena como la del S7 Edge (pude probarla) era muy difícil mejorarla en el S8 y sin embargo lo han hecho, aunque como digo, a simple vista no se destacan grandes diferencias.

¿Injusta comparación?

Si nos ceñimos a las fechas de presentación de ambos dispositivos nos damos cuenta que el iPhone 7 lleva en el mercado 9 meses mientras que los de Samsung lanzaron al mercado sus S8 y S8+ hace muy poco.

Si bien es cierto que no hay un mejor iPhone actualmente que el 7 Plus, tenemos que tener en cuenta la diferencia de tiempo que existe entre los de Apple y los de Samsung. Y es que al fin y al cabo se están comparando dos generaciones distintas de teléfonos. Recordemos que los iPhone 7 también fueron comparados con los S7. Dura cuanto menos la competencia del iPhone 7 frente a dos generaciones distintas de Samsung.

Somos de Apple 5×1, pero no se nos caen los anillos por elogiar otras marcas, y menos cuando hacen cosas fantásticas como ha hecho Samsung con su S8. Yo vivo enamorado del diseño, tamaño y peso del móvil surcoreano y es por ello por lo que deseo un gran avance con el próximo iPhone 8. Los rumores apuntan a que será precisamente Samsung quien fabrique las próximas pantallas del iPhone, abandonando estos las LCD. Eso será un gran punto a favor de Apple para equilibrarse con su competidora surcoreana.

Ya cada vez falta menos para conocer el próximo iPhone. ¿Seguirá el Samsung Galaxy S8 ganándole la partida como ha hecho al iPhone 7?