¿Se te pueden caer los AirPods Pro de las orejas?

Con la llegada de los AirPods Pro se hizo un cambio radical a su diseño a la hora de colocarlos en los oidos. Se optó por un diseño in-ear en con almohadillas intercambiables en los AirPods Pro que se buscaban adaptar al canal auditivo. De esta manera se podía garantizar en todo momento que no se cayeran de los oidos del usuario al hacer algún tipo de actividad. Pero aunque esta es la teoria… ¿funciona así en la realidad?

Cada oreja es diferente para los AirPods Pro

Cuando se habla de que los AirPods Pro no se pueden caer de las orejas, lo cierto es que depende de muchos factores. Aunque es cierto que este diseño es mucho más seguro que el de las generaciones anteriores siempre hay algunas excepciones importantes a tener en cuenta. Apple pone a disposición de los usuarios una serie de almohadillas con tres tamaños diferentes. De esta manera se pueden asegurar a adaptarse a la gran mayoría de los usuarios. Con los modelos anteriores solo existía un tamaño único y podía tender a caerse de una manera relativamente fácil.

A la hora de hacer ejercicio o movimientos bruscos con los AirPods Pro se garantiza una mejor sujeción. Pero como hemos dicho anteriormente, esto no ocurre en todos los casos. Cada oreja es diferente, y dependerá de cada usuario y el tamaño de su canal auditivo para que se pueda caer o no. Es por ello que siempre se debe tener en cuenta que hay que probar los AirPods para que ver si se caen o no. Atendiendo a estas recomendaciones hay que saber que las almohadillas no son totalmente mágicas ni universales para todo el mundo. A unas personas les puede venir perfectamente y generar un acople que evita que se caigan y para otras personas no.

A raíz de esto, Apple para demostrar la sujeción de los AirPods Pro ha publicado un vídeo donde se puede observar esto. Una persona haciendo ejercicio de manera intensa con estos auriculares y en ningún caso se termine cayendo. Pero lo cierto es que esto no siempre es cierto como hemos comentado anteriormente.

Cuando se realiza ejercicio físico es bastante probable que si no están totalmente sujetas se terminen callendo al suelo. Es por ello que siempre hay que elegir el mejor tamaño de oreja posible. Esto se puede comprobar a través del propio iPhone en el asistente  de configuración inicial de los AirPods que te permite elegir la almohadilla más adecuada.

Ten cuidado si se caen tus AirPods Pro

Como hemos mencinado anteriormente, es importante probar los AirPods Pro antes de adquirirlos. En el caso de que la sujeción no sea perfecta con las tres almohadillas es muy probable que se terminen cayendo y en muchos casos perdiendo por completo. Puede ser fácil que se te caiga uno de los auriculares sin que te des cuenta teniendo que usar la aplicación de Buscar. O también se puede argumentar en el hecho de que no es lo más cómodo que se vayan cayendo de manera constante mientras estás caminando o haciendo deporte. Ante estas situaciones siempre dispones de los 15 días de prueba con los que cuenta Apple para estos casos.