¿Es malo cargar el iPhone con un cargador de iPad?

Podemos encontrarnos muchos cargadores recomendados para el iPhone, sin embargo existe una eterna duda con respecto a la compatibilidad del adaptador del iPad con el. ¿Es posible cargarlo? Sí, ya que no existe ningún tipo de incompatibilidad. Ahora bien, que exista compatibilidad no siempre quiere decir que sea recomendable, por lo que en siguientes líneas te explicaremos hasta que punto es positivo o negativo recargar la batería de tu móvil con el cargador que trae originalmente el iPad en su caja.

Hay dos tipos de cargadores originales de iPad

Obviando los cargadores de los iPad más antiguos, en los últimos años y en la actualidad podemos encontrarnos con dos tipos de adaptadores de carga en la caja del iPad. No es que vengan dos unidades, ya que solo viene una, pero esta es diferente dependiendo de la tablet que se escoja. Si tienes un iPad con puerto Lighnting, el adaptador de corriente será de 10-12w y con un factor forma igual que el que mostramos a la izquierda en la siguiente foto. Si tu iPad tiene puerto USB-C (iPad Pro 2018 y posteriores / iPad Air 2020), tendrá un aspecto como el de la derecha y será de entre 18 y 20w.

cargadores ipad

En lo referente al cable de carga, encontramos también distinciones. Aunque en cualquiera de los casos nos encontramos una longitud y materiales muy similares, en el caso de los iPad con Lightning este cable tiene, como es previsible, un conector Lightning en un extremo y en el otro tiene USB tipo A. En los iPad Pro y iPad Air nos encontramos con un cable en el que ambos extremos son USB-C, por lo que este si que no servirá para cargar el iPhone debido a la incompatibilidad de conectores. El primero de ellos si que servirá perfectamente al margen del adaptador de carga que se utilice.

¿Qué pasa si cargas el iPhone con adaptador del iPad?

Absolutamente nada. Cualquier tipo de adaptador de carga que encontremos en un iPad viene con certificado mMFi, siglas de «Made for iPhone» y que viene a suponer una plena garantía de compatibilidad y calidad de carga con los smartphone de Apple. No se esperaba menos siendo un cargador original de la propia compañía californiana, pero no está de más recordarlo.

En el caso del adaptador clásico, el que tiene entrada USB-A, nos podemos encontrar una carga más rápida que los clásicos 5w que ofrecía Apple en los adaptadores de los iPhone. Con el adaptador USB-C podemos encontrarnos una carga aún más rápida de hasta 20w igual que con el adaptador original que venía de serie en los iPhone 11 Pro y 11 Pro Max. No en vano, el adaptador de carga de los nuevos iPad y el de esos iPhone era el mismo, por lo que se descarta por completo problemas de incompatibilidad, sobrecalentamiento u otros problemas que impidan una correcta carga.

iPhone cargando batería

Ahora bien, debes tener en cuenta que experimentarás algunas de las desventajas de la carga rápida en el iPhone. Y es que, por interesante que sea poder cargar el iPhone en menos tiempo, al final estarás haciendo que la batería se deteriore en menor tiempo si utilizas de forma habitual este tipo de carga. Y aunque es cierto que la salud de este componente tiende a desgastarse de forma natural con el tiempo independientemente del cargador que se use, lo cierto es que con adaptadores de 7,5 o 5w esto se produce de forma más lenta.

Por tanto, y a modo de conclusión, puedes cargar el iPhone con el cargador del iPad, aunque no siempre es recomendable si no quieres sufrir ese mayor desgaste de la batería, pese a que al final estarás consumiendo idénticos ciclos a los que se consumirían en los ciclos de carga del iPad. Nuestro consejo es que lo hagas en caso de que no tengas otro cargador a mano o esporádicamente para cargarlo más rápido, pero no de forma habitual.