¿Una línea de taxis de Apple? Esta y otras opciones que manejan

Que Apple está planeando entrar en el sector automovilístico no es ningún secreto. Es más, hace unos meses se filtraron unas conversaciones con Hyundai Motor con el fin de que estos fueran el fabricante de un hipotético Apple Car. Finalmente esto no fructiferó, lo cual no hace que la compañía haya cesado en sus investigaciones. Un reciente informe de The Wall Street Journal recoge las declaraciones de algunos de los ejecutivos más importantes del sector, quienes hablaron precisamente de la inminente llegada de la marca californiana a este mercado.

No necesariamente veríamos un Apple Car

Hace años que la compañía dirigida por Tim Cook trabaja en el conocido como Proyecto Titan, nombre en clave del desarrollo de su propio automóvil. Para ello cuentan con numerosas patentes relacionadas con baterías y sistemas de conducción autónoma, lo que nos hace imaginarnos un coche de alta gama muy al estilo Tesla. El director tecnológico de Camphemini Engineering Germany, Peter Fintl, comentaba a WSJ la evidencia de que la marca de la manzana está testando el mercado. Esto lo afirma en base a lo que se comenta en las principales cadenas de suministro.

coche autónomo apple

Según se explica en el mismo informe, el deseo de Apple es poder controlar todo el proceso de diseño y fabricación del coche, lo cual les permitiría poder gestionar de mejor forma la experiencia del usuario final. Esto no es algo nuevo y es que lo vemos ya en productos de la marca como los iPhone, iPad y Mac. No obstante, este sector es diferente en funcionamiento al de cualquier otro y sus grandes barreras de entrada son una señal de que Apple tendrá que hacer muy bien las cosas para garantizarse el éxito.

Debido a esta existente complejidad, se dice también que Apple podría estar explorando otras líneas de negocio que no impliquen directamente el desarrollar vehículos al cien por cien y ofrecerlos después a usuarios en concesionarios. Hay quien se atreve a afirmar que Apple baraja la idea de lanzar una flota de taxis autónomos, lo cual sería cuanto menos extraño en la línea de negocio de Apple, pero en ningún caso descabellado si tenemos en cuenta sus principales debilidades actuales en el sector, pudiendo ser esta un primer paso en su camino.

Hipótesis aparte, no se descarta ver el coche

Como comentábamos al inicio, Apple estuvo en conversaciones con Hyundai para que estos fuesen el fabricante de su vehículo en un futuro. Se sabe que tuvieron negociaciones desde el año 2018 y parecía que este año se cerraría este trato, pero la división de opiniones entre los directivos de la compañía japonesa hicieron que todo se truncase y finalmente no se firmase ningún acuerdo. A día de hoy se desconoce si se han retomado conversaciones, ya que la fecha prevista para el acuerdo era el pasado mes de marzo.

Apple y Hyundai

Al parecer, a muchos de los ejecutivos de Hyundai no les parecía bien ser simplemente quien pusiese las fábricas para el Apple Car sin poder participar más allá e incluso firmar el producto final. Los de Cupertino querían aprovechar las instalaciones que sus homólogos disponen en el estado de Georgia, pero teniendo el absoluto control sobre ellas y sobre el producto final.

No sabemos si en algún momento se retomarán estas conversaciones o si Apple encontrará otros socios. En cualquier caso parece más que evidente que será un culebrón que nos llevará años, ya que hasta 2030 podríamos no ver las primeras informaciones oficiales por parte de la compañía al respecto de su vehículo y/o sistema de conducción.