¿El estuche de tus AirPods no carga? Así puedes solucionarlo

Cualquier producto de Apple tiene una probabilidad de fallar en algún momento de su vida útil. El estuche de los AirPods no se escapa a esta probabilidad y puede presentar algún problema a la hora de recargarse. En muchas ocasiones la causa de este fallo y la solución son realmente sencillas, por lo que en este artículo analizamos cuáles son esos motivos y qué debes hacer. También te informamos de los pasos a seguir si no logras resolver este problema con la carga del estuche de los AirPods.

Comprueba el puerto de carga

En ciertas ocasiones el puerto de carga del estuche de los AirPods puede tener suciedad que impida su carga. Esto puede ser algo común ya que siempre se trasladan dentro de bolsillos y bolsos y las pelusas están muy presentes. Algo muy característico en estos casos es que el cable de carga no entra de una manera correcta y hace falta doblarlo de una manera extraña para que pueda penetrar correctamente. Esto es un indicativo de que el puerto está sucio.

Para poder limpiarlo lo primero es observar con la luz el puerto, puede servir con la linterna del iPhone, y comprobar si hay alguna pelusa. Si la localizas puedes hacerte con una aguja e introducirla para poder retirarla siempre con mucho cuidado. Otra opción puede ser el usar un aspirador o una bote de aire a presión de hogar con el objetivo de retirar cualquier residuo que pueda existir, si vas a optar por introducir dentro del puerto Lightning un objeto puntiagudo, nuestra recomendación es que no lo hagas, pero en tal caso ten muchísimo cuidado puesto que es posible que puedas llegar a dañar el propio puerto, siendo peor el remedio que la enfermedad. Pero al observar el puerto también puedes detectar si está ligeramente torcido o algún pelo está suelto. En estos casos deberás contactar con Apple para solicitar un reemplazo como te contaremos más adelante, ya que en estos casos no hay manera de arreglarlo desde casa.

AirPods Pro

Cambia el cable que usas

El problema es posible que no esté en el propio estuche de los AirPods sino que esté presente en el cable que estás utilizando. Siempre debemos tener presente que hay que utilizar cables certificados por Apple, o que es lo mismo, que tenga el certificado MFi. A veces por ahorrar un dinero se compran cables que no son del todo seguros y que se pueden estropear sin motivo e incluso dañar el estuche. Esto se debe a que la construcción no es de calidad y los materiales que se utilizan no transmiten una potencia que sea constante lo que puede terminar provocando muchos problemas en el estuche de carga. Lo más aconsejable en estos casos es que puedas comprobar que el problema no es del cable. Seguro que a tu alrededor cuentas con algún familiar o amigo que tenga un cable original de Apple, si es el caso, nuestra recomendación es que pruebes a cargar los AirPods con dicho cable para confirmar si el problema está en la caja o si por el contrario, lo único que tienes que hacer es comprar un cable nuevo.

Hay que evitar también el uso de cables que se han estropeado y que se han partido por alguna zona en concreta. Normalmente estas roturas se arreglan de manera casera con cinta aislante, pero esto es un gran error. Es por ello que para hacer esta comprobación, hay que coger otro cable que tengas por casa para conectarlo y ver si funciona. En el caso de que este sea el problema, ya sabes que debes hacerte con otro cable nuevo y es importante que esté certificado.

Comprueba el adaptador de la corriente

Además del cable, otro de los componentes que participan en la carga es el adaptador a la corriente, el conocido cargador. Como en el caso anterior es importante que se utilice un cargador certificado por parte de Apple y que ofrezca un voltaje adecuado para el estuche de los AirPods. Es posible que este haya dejado de funcionar y puedes comprobarlo muy fácil utilizando otro cargador o conectando el estuche de carga a través del puerto USB de un PC o un Mac. También puede servir si tienes alguna batería externa por casa, tan solo tienes que conectar los AirPods a esta y comprobar si cargan.

El propio enchufe al que está conectado el cargador también puede ser responsable de este problema. Desde Apple recomiendan comprobar que el cargador se acopla totalmente al enchufe no dejando ningún hueco libre, y obviamente lo más lógico es probar por diferentes enchufes de toda la casa. Es importante recordar que si quieres cuidar la batería del estuche de los AirPods hay que utilizar un cargador que ofrezca una carga lenta, con 5W de potencia podría ser más que correcto.

Si lo que falla es la carga inalámbrica

Solo los AirPods Pro, los AirPods 3 y una versión de los AirPods 2 permiten esta tipo de carga, además desde el lanzamiento de los AirPods 3, estos y los modelos de AirPods Pro vendidos desde entonces también admiten carga MagSafe. Si tus auriculares son uno de estos y estés detectando el problema en un estuche de carga con la carga inalámbrica, lo mejor que puedes hacer es comprobar si la base de carga que utilizas funciona de manera adecuada. Puedes colocar encima cualquier otro dispositivo móvil compatible con la carga Qi. Si comienza a cargar es que el problema no está en la base de carga si no en la batería de tu estuche. Si no carga de ninguna de las maneras pues es lógico pensar que debes cambiar la base de carga aunque siempre es interesante probar con otra base que puedas tener por casa.

AirPods Pro

Prueba a cargarlo a través de un cable de manera tradicional para comprobar si no hay ningún modo posible que cargarlos. En el caso de que no cargue por ningunas de las maneras, ni revisando los pasos que hemos comentado anteriormente, deberás contactar con Apple como te contamos a continuación.

Si nada de lo anterior funciona

Si ninguno de estos tips te han ayudado a resolver el problema, lo mejor que puedes hacer es contactar con Apple. Ellos disponen de métodos de verificación que garantizán que podrán dar con el origen del problema, dándote con ello la mejor solución. Por ello hay varias cosas que debes tener en cuenta:

Pedir cita en Apple o un SAT

Tanto las Apple Store como los conocidos SAT (siglas en inglés de Servicio Técnico Autorizado) disponen de las siguientes vías para solicitar una cita:

  • Teléfono: el 900 150 503 es gratuito.
  • Página web de Apple: en el apartado de Soporte puedes elegir tu problema y solicitar asistencia para la reparación.
  • App Soporte: está disponible en la App Store de iPhone y iPad.

Apple Store Seul

Nuestra recomendación a la hora de acudir siempre al servicio técnico de Apple es hacerlo a través de la propia aplicación que la compañía de Cupertino ha desarrollado para ello, ya que es la vía más cómoda y sencilla de poder obtener una solución cuando tienes algún problema con los equipos de Apple, ya sea de software o de hardware. En tan solo unos segundos te encontrarás pidiendo una cita para que un especialista pueda resolver tu problema con la batería de los AirPods, además de ofrecerte también todas las vías a través de las cuáles puedes hacerle llegar tus auriculares a Apple en caso de que no puedas acudir físicamente a una de sus tiendas. Eso si, tienes que tener en cuenta que el hecho de que tengas que enviar tus auriculares a reparar hará que no puedas disponer de ellos durante un tiempo, mientras que si acudes de forma presencial a la Apple Store, lo más habitual en estos casos es que salgas de la misma con el problema resuelto en pocos minutos.

Acude a un SAT

Si no tienes cerca ninguna tienda oficial de Apple, tienes otra solución. Esta solución es la de acudir a un SAT. Se trata de tiendas que cuentan con la aprobación de Apple para reparar, solucionar y vender productos Apple. Al llevar tu producto a este tipo de establecimientos no pierdes la garantía, por lo que es una muy buena opción en muchos casos. Otra de las ventajas es que muchas veces no tiene las esperas que hay en las Apple Store.

Para acudir a un SAT es necesario, en muchos casos, pedir cita indicando cual es el problema por el que acudes. Además también hay que indicar si tus AirPods aun está en garantía o si por el contrario ya no dispones de la garantía Apple (a menos que hayas contratado previamente AppleCare). También será necesario poner tu ubicación para buscar el SAT que más cerca esté de ti. El servicio previo que ofrecen (las preguntas sobre el modelo del dispositivo, la garantía, el problema, etc) es muy parecido al que te ofrecen en una Apple Store. Aunque mucha gente prefiere llevar sus dispositivos a tiendas Apple oficiales aunque no les pillen muy cerca de casa, hay veces que no puedes utilizar tu Mac y necesitas una solución de manera urgente, por lo que acudir a un SAT es una manera muy buena de poder poner una solución rápida con las mismas garantías que si acudes a una Apple Store.

Si no pueden solucionar tu problema en un SAT, lo más seguro es que te recomienden que acudas a un centro Apple, aunque no tengas alguno especialmente cerca. Acudir a un SAT puede ser el paso previo antes de ir a una Apple Store, y así podrás contar con dos opiniones de expertos, aunque seguramente sean bastante similares, pero si tienes la posibilidad, acude antes a un SAT.

Solicitar reparación a distancia

Si por cualquier razón no puedes o no quieres desplazarte físicamente al soporte técnico, Apple ofrece un servicio de recogida mediante una empresa de mensajería externa que acudirá a tu casa a recoger los AirPods. Normalmente suelen llevar ellos el empaque para que solo tengas que guardarlo y entregarlo. Después lo llevarán al servicio técnico y se mantendrán en contacto contigo para informarte sobre el problema, el precio de la reparación y el tiempo que tardarás en recibir el producto reparado. Cabe destacar que es posible que se te añada un coste adicional a modo de fianza, el cual se te descontará del precio final de la reparación o se te abonará de forma integra si la reparación acaba siendo gratuita.

Precio de la sustitución de un estuche de AirPods

Independientemente de que acudas a Apple o un SAT, siempre se te dará el presupuesto de la reparación previamente, el cual podrás aceptar o no sin ningún tipo de compromiso. La compañía no repara el estuche, sino que te ofrece uno nuevo de reemplazo completamente original y funcional. Puede ser gratis si se verifica que el problema se debe a un defecto de fábrica y no a un mal uso por tu parte. Los precios en cualquier otro caso son los siguientes:

  • Estuche de carga inalámbrica para AirPods Pro: 99 euros.
  • Estuche de carga inalámbrica para AirPods: 75 euros.
  • Estuche de carga para AirPods: 65 euros.
  • Si el problema es de la batería del estuche: 55 euros.
  • Cualquier estuche teniendo AppleCare+ contratado: 29 euros.

¿Por qué no acudir a un servicio no autorizado?

En cualquier dispositivo de Apple, como de otras muchas marcas, se pierde la garantía en el momento en que son manipulados por técnicos que no tengan su autorización. Esto de primeras podría ser ya un motivo de peso para pensárselo. En cualquier caso hay otros factores a tener en cuenta y es que para los AirPods, a diferencia de un Mac o iPhone, no se encuentran tantas piezas en el mercado como para que un técnico pueda repararlo por su cuenta. De hecho la complejidad de unos auriculares hace que no sean reparables, sino que se ofrezcan nuevos por completo. Si encontrases algún establecimiento no autorizado que ofrezca la posibilidad de reparar tus AirPods deberías desconfiar por eso precisamente, ya que la experiencia con piezas no originales podría ser muy diferente. Es entendible que puedan ofrecer precios más atractivos, pero si finalmente decides acudir a uno es aconsejable que consultes bien todas las condiciones para evitar problemas posteriores y hacerlo siempre bajo tu propia responsabilidad.

¡Sé el primero en comentar!