Cómo poner más RAM a tu MacBook, ¿tiene riesgos?

Cómo poner más RAM a tu MacBook, ¿tiene riesgos?

José A. Lizana

Una de las operaciones típicas que se puede realizar en un Mac es el cambio de la memoria RAM. Tanto si ha sufrido algún error como si  se requiere de una mayor capacidad o incluso de una calidad mejor. En este artículo te contamos todos los detalles a seguir para poder realizar este cambio tan importante.

Cuando se tiene un ordenador antiguo, es posible que veas como ya le cuesta bastante funcionar. Los expertos recomiendan en estos casos la instalación de una memoria RAM mayor, así como una unidad de almacenamiento que ofrece mayor velocidad de escritura y lectura.

Los puntos importantes que debes conocer

Antes de comenzar con este proceso, en el planteamiento, se deben tener en cuenta diferentes puntos críticos. En este sentido hay que destacar los modelos que van a ser compatibles con esta reparación y también los riesgos que se van a tener que asumir en todo momento.

Modelos donde vas a poder realizar el cambio de RAM

Este sin duda es un punto crítico a la hora de conocer si vas a poder realizar un cambio en la memoria RAM. Por desgracia Apple lo pone en muchas ocasiones bastante complicado a la hora de hacer reparaciones o cambios en sus productos. Y este es un claro ejemplo de esto. En el mercado se pueden encontrar en el mundo MacBook, el MacBook Pro y el MacBook Air. De partida debes saber que en el MacBook Air no se puede realizar este cambio. Esto se debe principalmente a que es un elemento que está soldado a la placa.

En el caso del MacBook Pro si que se puede hacer este cambio de manera «casera». Pero como verás a continuación en la lista de equipos, la compatibilidad es principalmente de los ordenadores portátiles de la marca que ya tiene unos cuantos años a sus espaldas. En definitiva, los MacBook Pro a los cuales cambiarás la memoria RAM son los siguientes:

MacBook Pro de 13 pulgadas

  • MacBook Pro (13 pulgadas, mediados de 2012)
  • MacBook Pro (13 pulgadas, finales de 2011)
  • MacBook Pro (13 pulgadas, principios de 2011)
  • MacBook Pro (13 pulgadas, mediados de 2010)
  • MacBook Pro (13 pulgadas, mediados de 2009)

MacBook Pro de 15 pulgadas

  • MacBook Pro (15 pulgadas, mediados de 2012)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, finales de 2011)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, principios de 2011)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, mediados de 2010)
  • MacBook Pro (15 pulgadas; 2,53 GHz, mediados de 2009)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, mediados de 2009)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, finales de 2008)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, principios de 2008) y anteriores

MacBook Pro de 17 pulgadas

  • MacBook Pro (17 pulgadas, finales de 2011)
  • MacBook Pro (17 pulgadas, principios de 2011)
  • MacBook Pro (17 pulgadas, mediados de 2010)
  • MacBook Pro (17 pulgadas, mediados de 2009)
  • MacBook Pro (17 pulgadas, principios de 2009)
  • MacBook Pro (17 pulgadas, principios de 2008) y anteriores

¿Es fácil de hacer?

Esta sin duda es una de las preguntas más comunes que se puede hacer cualquier persona que se quiere aventurar a realizar este cambio. En este caso debes saber que los pasos a seguir son bastante sencillos. No hay que desmontar demasiado el ordenador. Esto se debe a que la propia Apple ha hecho que esté de una manera muy visible en los modelos que se han comentado previamente.

En otras situaciones si que se puede no recomendar el hecho de que se cambie en casa y se recurra a un profesional. Pero si hablamos de esta pieza, se puede optar por hacerlo uno mismo con el objetivo de darle mucha más potencia, y en definitiva una nueva vida al ordenador.

Los riesgos que implica

Es importante destacar que al igual que otras reparaciones que se pueden hacer en los MacBook, tiene diferentes riesgos. Hay que recordar que se está manipulando el interior del ordenador. En este espacio hay numerosos componentes delicados, los cuales se pueden estropear en cualquier momento si se manipulan correctamente o se le da un mal uso. Es por ello que antes de ponerse manos a la obra, hay que saber exactamente lo que se va a realizar y no ir a la aventura sin tener los conocimientos previos necesarios.

De esta manera el riesgo más importante que se tiene que asumir en esta situación es la posibilidad de que en cualquier momento el ordenador no pueda volver a arrancar. Hay que tener en cuenta que la RAM es un componente relacionado estrechamente con la emisión de vídeo. Si se colocan mal es posible que no se pueda ver esta emisión de señal. Se suma también el riesgo que puedes asumir de dañar otros componentes que se pueden encontrar en sus «entrañas».

Lo que vas a necesitar

Otro punto a tener en cuenta es todo lo que vas a necesitar con el objetivo de llevar a cabo este cambio. Al igual que ocurre en una receta, se tienen que tener todos los ingredientes para poder llevar a buen puesto el cambio de la memoria RAM. En este caso se destacan las herramientas y también la memoria RAM de respuesto.

Herramientas

Si observas la parte trasera de tu MacBook Pro, verás que tiene en las esquinas unos tornillos con un tamaño reducido. Ninguna de las herramientas que tendrás en casa va a poder hacer algo con este tipo de tornillos. En las tiendas online vas a poder encontrar todas las herramientas necesarias para realizar reparaciones en un iPhone, Mac o iPad. Encontrarás destornilladores y todo lo necesario para poder realizar los cambios de componentes.

herramientas mac

Lo cierto es que puede parecer que lo estás comprando únicamente para realizar esta reparación y te va a parecer algo absurdo. Pero lo cierto es que te va a venir estupendo para poder realizar operaciones similares en otros dispositivos de Apple pero también de otras muchas marcas. Es por ello que se estará realizando una inversión en realidad para todo lo referente a la tecnología con el objetivo de trastear con dispositivos electrónicos.

Una memoria RAM de repuesto

Cuando se quiere realizar un cambio de la memoria RAM, es lógico que se va a necesitar tener un repuesto totalmente nuevo y con las características adecuadas para poder instalarlo tras retirar el viejo componente. Se debe partir del inconveniente que aplica Apple con respeto a los reemplazos que se pueden realizar en un ordenador. De manera oficial la compañía no ofrece la venta de este tipo de componentes en su tienda online. Estos únicamente están disponibles para los técnicos de SAT que acceden a estos componentes oficiales sin ningún tipo de problema.

Lo que hay que tener en cuenta en este sentido es que se debe optar por realizar la compra en diferentes comercios online. Amazon por ejemplo ofrece de diferentes fabricantes memorias RAM que se pueden instalar en el MacBook Pro. Obviamente hay que tener en cuenta diferentes aspectos como por ejemplo la compatibilidad con el modelo que tienes ahora mismo. También es importante destacar la capacidad de la memoria con el objetivo de no superar los máximos que establece el fabricante.

Los pasos para poner más RAM a un MacBook

Una vez se han tenido en cuenta todos estos aspectos, es hora de comenzar a consultar los pasos para instalar más RAM en un MacBook Pro. Hay que destacar que el proceso va variando dependiendo del modelo que tengas y que hemos comentado de manera previa.

El proceso general en todos los modelos

  1. Apaga el MacBook Pro. Desconecta el adaptador de corriente, cable Ethernet, los cables USB y el cierre de seguridad.
  2. Coloca el MacBook Pro boca abajo y retira los diez tornillos que sujetan la carcasa. Deberás fijarte en la ubicación de cada uno de ellos ya que tienen longitudes diferentes.
  3. Toca una superficie metálica para descargarte de electricidad estática.
  4. Localiza la memoria RAM y pulsa las palancas situadas a los lados del módulo. La memoria saltará hacia un lado. Asegúrate de encontrar las muescas en forma de semicírculo.
  5. Sujeta el módulo por sus muescas y extráelo de la ranura. Haz esto en los otros módulos.
  6. Con la nueva memoria, inclínala e introdúcela en al ranura correspondiente. Empuja el módulo hasta que suene el característico «clic».
  7. Debes asegurarte que los contactos dorados se introduzcan casi totalmente en el conector.
  8. Vuelve a colocar la carcasa superior.

Si tienes un MacBook Pro 17″ y 15″ de 2008

Los pasos que se exponen a continuación están en relación con el MacBook Pro (17 pulgadas, finales de 2008) y anteriores, y el MacBook Pro (15 pulgadas, principios de 2008) y anteriores

  1. Apaga el MacBook Pro. Desconecta el adaptador de corriente, el cable Ethernet y cualquier otro cable que esté conectado al MacBook Pro para evitar daños en el equipo.
  2. Pon el ordenador boca abajo.
  3. Localiza los cierres que hay en cada lado de la batería.
  4. Desliza los cierres hacia arriba. Al hacerlo, la batería saldrá ligeramente.
  5. Levanta la batería y sácala.
  6. Desatornilla la tapa de la memoria y extráela del compartimento de la batería del ordenador. Te encontrarás con tres o cuatro tornillos, dependiendo del modelo de MacBook Pro.
  7. Introduce la tarjeta de memoria nueva en un ángulo de unos 25 grados.
  8. Vuelve a colocar la tapa de memoria.
  9. Inserta la batería.

En un MacBook con batería extraíble

En este caso los pasos que vamos a exponer están relacionados con el MacBook Pro (15 pulgadas, finales de 2008). 

  1. Apaga el MacBook Pro. Desconecta el adaptador de corriente, el cable Ethernet, el cierre de seguridad y cualquier otro cable que esté conectado al MacBook Pro para evitar daños en el equipo.
  2. Dale la vuelta al MacBook Pro y localiza el cierre. Pulsa el cierre para soltarlo y retira la cubierta de acceso que tapa la batería y el disco duro.
  3. El cierre debe encontrarse abierto para poder retirar la cubierta de acceso.
  4. Extrae los ocho tornillos que sujetan la carcasa inferior de tu MacBook Pro y, a continuación, retírala.
  5. Pulsa las palancas de expulsión situadas a los lados del módulo de memoria hacia fuera para liberar el módulo de la ranura.
  6. Sujeta el módulo de memoria por sus muescas y extráelo de la ranura.
  7. Con la nueva RAM, alinea la muesca del borde dorado e introdúcela.
  8. Vuelve a colocar las diferentes tapas que has retiarado previamente.

¡Sé el primero en comentar!