Cuida la batería de tu iPhone y haz que se desgaste menos con estos consejos

Mejorar el rendimiento de la batería de nuestro iPhone sin perder funciones importantes o dándole menos uso, no es algo fácil a priori. Es evidente que un mal uso del dispositivo va a hacer que se resienta antes gran parte de los componentes y principalmente la batería. Sin embargo haciendo un uso normal del dispositivo también se va a resentir esta parte, lo cual es algo evidente, pero que podemos hacer que sea menos drástico. Por eso en este post te traemos algunos consejos para mejorar la salud de la batería de tu iPhone.

Consejos para que cuidar la batería del iPhone

Hay muchas preguntas que suelen ahondar en la mente de muchos usuarios. Una de ellas es la de sí es malo usar el iPhone mientras carga, y ya la contestamos en otro artículo. Otra que va también relacionada en cierto modo es la de dejar que el iPhone agote su batería. Por norma general esto no es algo malo, aunque como todo tiene sus ‘peros’. Los iPhone, al igual que otros dispositivos con baterías, tienen ciclos de carga y a mayor consumo de estos ciclos mayor será el desgaste de la batería. Pero, ¿qué son los ciclos de carga? Pues se dice que un equipo completa un ciclo de carga cuando el móvil se carga del 0 al 100%. No siempre cargamos el dispositivo del 0 al 100, por lo que cargarlo por ejemplo 10 veces del 90 al 100 también se considera un ciclo completo.

Se dice que los 20% de batería, del 100 al 80, son los que más duran. Por lo que un consejo bueno sería el de cargarlo siempre que sea posible cuando se encuentre al 80%. Evidentemente esto es algo muy tedioso e incluso imposible en muchas ocasiones,  por tanto recomendamos que no te limites a estar cargando continuamente el iPhone a estos niveles, pero tampoco cometas el exceso de esperar siempre a que se apague por falta de energía.

Un mito que existe acerca de la carga es que cada vez que utilizamos el dispositivo por primera vez debemos agotarle hasta que se apague. Esto es rotundamente falso. Si bien es cierto que la batería requiere de unos días de uso para funcionar de forma optimizada, lo cierto es que no existe un número concreto de ciclos de carga para que esta sea óptima. No pasa nada si lo dejas agotar, pero que tampoco sea esta tu prioridad.

Batería de un iPhone 7.

Otro mito que se debe romper es aquel que dice que tener el móvil en modo ahorro puede ser malo, lo cual es falso. En absoluto afecta a la salud de la batería en sí, como tampoco le afecta cargar el iPhone con este modo activado. Lo que hace este modo es restringir ciertas funcionalidades con el objetivo de que la batería tenga un menor consumo, pero no afecta negativamente a la degradación de la misma.

Un consejo más a tener en cuenta, pese a que puedas leer o escuchar lo contrario, es tener el iPhone siempre actualizado a la última versión de iOS disponible. Es cierto que en ocasiones Apple ha tenido que corregir algún bug que hacía que el consumo de batería fuera mayor y eso pueda echar para atrás a muchos, pero lo cierto es que se trata siempre de optimizar el consumo. Además de que estando actualizado el iPhone será más seguro al disponer de las últimas medidas de seguridad.

Parece de cierto sentido común, pero nunca está de más recordar que no debemos cargar la batería en situaciones de temperaturas extremas. Al igual que tampoco es aconsejable tener el teléfono en dichas temperaturas (esté o no cargando). Es decir, ni con mucho frío ni con mucho calor. Las temperaturas por debajo de 0ºC o por encima de 35ºC son altamente perjudiciales para nuestros dispositivos.

En el cuidado de la batería también entran de lleno los cargadores que utilizamos para cargar el iPhone. Estos, a poder ser, deben ser los originales de Apple. Bien sean los que vienen en la caja o comprados posteriormente en la Apple Store. No obstante, no es algo imprescindible. Existen multitud de cables con certificados de calidad que garantizan su buen funcionamiento. Debemos desconfiar más de los cargadores con un coste muy bajo y sin garantías de calidad, los cuales pueden ser usados en situaciones concretas, pero no se recomiendan para un uso prolongado ni habitual.

Por último, nuestro consejo es calibrar la batería del iPhone de vez en cuando. Esto no solo sirve cuando el dispositivo presenta un fallo aparente relacionado con la batería, sino que también es algo muy aconsejable de realizar cada cierto tiempo con el fin de que la optimización de esta sea la adecuada.