HomePod mini o Sonos Roam ¿cuál merece más la pena?

Apple y Sonos son dos compañías que cuidan muchísimo a todos los usuarios que quieren disfrutar de la música. Buena prueba de ello son dos de sus dispositivos, el HomePod mini y el Sonos Roam, que aunque en la práctica son dos altavoces, entre ellos existen diferencias significativas que tienes que conocer para poder escoger el que mejor se adapta a tus necesidades.

Principales diferencias

A pesar de que ambos dispositivos están enfocados en que las personas puedan disfrutar de la música con la mejor calidad de sonido posible y de la forma más cómoda, lo cierto es que entre el HomePod mini y el Sonos Roam existen bastantes diferencias. Estas son las que marcarán al usuario a la hora de adquirir uno u otro en función de sus gustos, pero sobre todo, en función de sus necesidades.

Independencia

Seguramente el punto donde mayor diferencia puede haber entre estos dos altavoces es la manera en la que puedes reproducir tu música favorita, sobre todo en aquellos usuarios que cuentan con un ecosistema formado por productos de la compañía de Cupertino. En este caso el que se posiciona por delante es el HomePod mini, ya que para poder utilizarlo no necesitas utilizar ningún otro dispositivo para enviar la música.

Evidentemente, esto es posible si cuentas con Apple Music como servicio de música en streaming. Aun así, es una comodidad tremenda para los usuarios el hecho de no tener que enviar desde otro dispositivo la música al altavoz y con un simple comando de voz poder acceder a tu biblioteca o cualquier canción que quieras escuchar. Por parte del Sonos Roam, si eres usuario de Apple tendrás que utilizar cualquiera de tus productos, conectarlo al altavoz y seleccionarlo como dispositivo de salida de sonido.

Eso sí, para todos los usuarios que utilicen Alexa o el asistente de Google, sí que podrán hacer uso de los altavoces que tiene el Sonos Roam para poder interactuar con los distintos asistentes de voz con los que cuentan. Algo que para los usuarios de Apple no es posible, ya que este altavoz no es compatible con Siri.

Portabilidad

Si antes comentábamos que para los usuarios del ecosistema de Apple una de las grandes ventajas del HomePod mini es la posibilidad de utilizarlo sin necesidad de contar con otro dispositivo, ahora es el Sonos Roam el que se lleva, sin ningún tipo de duda, el premio a la portabilidad entre estos dos altavoces. Como sabrás, el HomePod mini tiene que estar siempre conectado a la corriente, es decir, no se trata de un altavoz portátil que puedes llevar contigo y que cuente con batería para poder utilizarlo sin necesidad de estar enchufado.

Sonos Roam

El Sonos Roam en este aspecto podemos decir que es uno de los mejores altavoces portátiles que puedes encontrar en el mercado, ya que cuenta con un tamaño ideal para poder transportarlo en prácticamente cualquier sitio, ya sea una mochila, un bolso o una maleta. Además, dado que ha sido pensado y diseñado para ello, está fabricado con un material resistente a las caídas que, encima, ofrece un grado de protección IP 67 contra el polvo y el agua, haciéndolo totalmente utilizable en exteriores, ya que la batería que tiene también muy aceptable, ya que sin ser la mejor del mercado, ofrece hasta 10 horas de reproducción ininterrumpida con un volumen moderado.

Tamaño

Otro de los puntos por los que ambos dispositivos destacan es por el tamaño. Entre ambos, sin ninguna duda el más pequeño es el HomePod mini, de ahí también su nombre. Esto hace que sea un dispositivo ideal para poder ubicarlo en prácticamente cualquier lugar de la casa sin que este ocupe demasiado espacio. Aunque lamentablemente para muchos usuarios, este tamaño tan reducido no se puede aprovechar para transportarlo y utilizarlo en cualquier sitio, ya que como te hemos contado, no se trata de un altavoz portátil y siempre tiene que estar conectado a la corriente y a una red wifi.

Sonos Roam vs HomePod mini

Como decíamos anteriormente el tamaño del Sonos Roam lo hace un altavoz portátil de lo más atractivos del mercado, ya que posibilita el hecho de poder llevártelo a prácticamente cualquier sitio, algo que al fin y al cabo es vital en un dispositivo de este tipo, que ha sido pensado para que sus usuarios puedan escuchar música independientemente de si están en casa, en el gimnasio o en un parque.

Características comunes

Ya te hemos contado cuáles son los puntos en los que puedes encontrar más diferencias entre estos dos altavoces, y los que son seguramente los que te harán decantarte por uno y otro. Sin embargo, también tenemos que hablar de los puntos en los que se parecen bastante, ya que afectan considerablemente a la experiencia de usuario que estos ofrecen.

Calidad de sonido

Sin ninguna duda, aparte del diseño y materiales de construcción, si por algo destacan estos dos altavoces es por la gran calidad de sonido que ofrecen a los usuarios. En el HomePod mini utiliza la tecnología de audio computacional, que le hace capaz de producir toda una gama de matices que sería característica de un altavoz de dimensiones muy superiores a las que tiene el HomePod mini.

Sonos

Por su parte, el Sonos Roam no se queda atrás ni mucho menos, ya que ha sido diseñado con una acústica de gran precisión para ofrecer un sonido con la claridad, profundidad y amplitud que esperarías de un altavoz, de nuevo, de dimensiones mucho mayores. Cuenta con la tecnología Trueplay automática, que consiste en que el propio altavoz es capaz de reconocer el entorno en el que se encuentra y así modificar y adaptar el sonido que emite para que el usuario tenga la mejor experiencia posible.

Conectividad

A la hora de conectarse con diferentes dispositivos, ambos tienen una manera muy parecida con relacionarse. Evidentemente, el HomePod mini cuenta con AirPlay 2, que es la tecnología que permite poder enviar la música de un iPhone, iPad, Mac o cualquier producto de Apple, al altavoz. Además, también da la posibilidad a los usuarios de poder conectar diferentes unidades para crear un gran equipo de sonido en estéreo y mejorar más si cabe la experiencia.

HomePod mini azul

Por su parte, el Sonos Roam, como decíamos, tiene una manera muy similar de relacionarse, ya que también cuenta con AirPlay 2, un punto muy a tener en cuenta sobre todo para las personas que trabajar con un ecosistema de Apple. Por ejemplo, si cuentas con un HomePod mini y un Sonos Roam, puedes hacer que la música de tu Mac, iPhone o cualquier dispositivo de la compañía de Cupertino, se reproduzca al mismo tiempo por ambos altavoces. Además, también ofrece la posibilidad de conectarse a través de Bluetooth, cosa que el HomePod mini no. Y por supuesto, dado que Sonos en una marca especializada en la música, podrás emparejar este Sonos Roam con otros altavoces de la marca para crear un equipo de sonido que haga las delicias de cualquier persona que quiera escuchar música.

Precio

Cómo has podido comprobar, las diferencias entre ambos altavoces son muy concretas, pero dentro de todas ellas, una que siempre hay que tener muy en cuenta para terminar de valorar realmente un dispositivo, es el precio. Pues bien, aunque no se trata de dos altavoces caros, sí que existe una gran diferencia en lo que tendrás que pagar por uno y por otro si quieres disfrutarlos.

Controles

En el caso del altavoz inteligente de Apple, el HomePod mini, puedes adquirirlo por 99 euros en la Apple Store, tanto física como online. Por su parte, el Sonos Roam parte de los 199 euros, es decir, el doble de lo que cuesta el HomePod mini. Realmente son dos dispositivos que tiene un precio muy asequible, y que podemos decir que ambos lo valen, aunque sí es cierto que comparativamente, los 99 euros del HomePod mini son muy tentadores.

¿Cuál es mejor?

Como siempre que llevamos a cabo este tipo de comparativas, tenemos que terminarlas con la que es nuestra conclusión final, aunque en este sentido tienes que tener en cuenta que es una opinión completamente subjetiva del equipo de redacción de La Manzana Mordida, invitándote a que seas tu mismo o tu misma quien tome la decisión de cuál de los dos se adapta mejor a tus necesidades.

Sonos 2

Ambos altavoces son dos productos de muchísima calidad, pero si es cierto que tienen diferencias claves a la hora de ser capaces de satisfacer las necesidades de los distintos usuarios. Seguramente el HomePod mini sea por su relación calidad/precio una de las mejores opciones que puedes encontrar para situarlo de forma fija en una habitación, salón, cocina o baño. De la misma manera, podemos decir que uno de los mejores altavoces portátiles a los que puedes optar para llevar la música a cualquier lado y en cualquier momento es el Sonos Roam. Por tanto, tendrás que tener muy claro cuáles son tus necesidades y cuál de los dos las va a satisfacer mejor.

¡Sé el primero en comentar!