MacBook Air con Intel o con M1, ¿cuál es mejor?

MacBook Air con Intel o con M1, ¿cuál es mejor?

José A. Lizana

Apple ha querido marcar un antes y un después en su gama Mac, dando un paso hacia la independencia de empresas de terceros con el objetivo de tener el control absoluto tanto de hardware y software. Esto es lo que han hecho con los nuevos MacBook Air con chip M1 que se diferencia con los MacBook Air que integran un procesador Intel. Te contamos sus diferencias a continuación.

Las diferencias están en el interior

Algo que es importante tener en cuenta a la hora de realizar la comparativa de estos dos equipos, es que las diferencias están en su interior. A nivel estético el MacBook Air con chip M1 y el que incluye procesador de Intel no tienen apenas diferencias. El diseño del chasis es idéntico así como el tamaño de la pantalla o los puertos que se integran. Es por ello que a priori ambos ordenadores portátiles puede que sean difíciles de diferenciar a simple vista pero una vez que los pruebas y te metes en su interior es donde comienzan a verse las grandes diferencias.

Para que te hagas una idea, te mostramos las diferencias técnicas de cada uno de los ordenadores a continuación.

 MacBook Air con procesador IntelMacBook Air Silicon
PantallaPantalla IPS de 13,3". Resolución 2560 x 1600 Pantalla IPS 13,3". Resolución 2560 x 1600. Brillo 400 nits. Gama cromática P3.
ProcesadorIntel Core de décima generación (i3 o i5)Integrado en chip M1. CPU de 8 núcleos
RAM8 o 16 GB. 8 o 16 GB.
Almacenamiento interno256 GB / 512 GB / 1 TB / 2 TB256 GB / 512 GB / 1 TB / 2 TB
GPUIntel Iris PlusGPU de 7 núcleos integrada en el chip M1
Puertos2 x Thunderbolt 3 - USBC2 x Thunderbolt 3 - USBC
WiFiWiFi 5WiFi 6
CámaraResolución 720pResolución 720p
BateríaHasta 12 horas de autonomíaHasta 18 horas de autonomía
Dimensiones304,1 x 212,4 x 4,1-16,1 mm304,1 x 212,4 x 4,1-16,1 mm
Peso1,29 kg1,29 kg
PrecioDesde 1199 eurosDesde 1129 euros

El chip M1 supera con creces a Intel

Como hemos comentado previamente la principal diferencia entre los dos ordenadores reside en su interior, en concreto en el procesador. Apple ha apostado por integrar al final un procesador propio, el primero de ellos. Este procesador se integra dentro del denominado chip M1 que engloba a diferentes componentes como la GPU o el Neural Engine. Todo diseñado con una arquitectura ARM de 5 nm. Esto no ocurre en los MacBook Air con Intel que integran un procesador de esta compañía, que es totalmente ajena a Apple y sobre la que no tiene ningún tipo de control. La principal diferencia que se encuentra entre ambos dispositivos obviamente está en el rendimiento.

El chip M1 tiene la ventaja de que ha sido desarrollado para trabajar de manera íntima con el propio software, desarrollado por la misma empresa. De este modo nos encontramos que para realizar algunos procesos se hace uso de menos recursos y que por tanto se completan en un tiempo menor.

Para que te puedas hacer una idea, utilizar el programa profesional Final Cut en un MacBook Air con Intel era prácticamente una idea suicida ya que raramente iba a poder exportar un proyecto de manera correcta. Esto no ocurre ya en el caso de los MacBook Air con M1 que consigue tener un rendimiento perfecto en estos casos ya que debemos tener presente que se incluye en modelos de más alta gama.

Para hacer una comparativa entre ambos procesadores, la propia Apple informa que la CPU es x3,5 veces más rápida que una Intel. Esto permite procesar vídeo x3,9 veces más rápido o imágenes x7,1 más rápido. Es por ello que esto hace que la potencia directamente se haya triplicado entre ambos modelos con el simple cambio del corazón del equipo. Como hemos comentado anteriormente se podrán hacer uso de programas profesionales sin hacer que el equipo sufra demasiado.

Además, tener integrado el chip M1 te permitirá hacer uso de aplicación desarrolladas para iPhone y iPad en tu propio ordenador con macOS. Esto obviamente es algo que no se puede hacer en un MacBook Air que cuenta con un procesador de Intel. La arquitectura del chip M1 al ser muy similar a la de los procesadores de tipo A que se integran en iPhone y iPad permite este tipo de usos.

De tener un ventilador a no tener ninguno

Una de las grandes ventajas que sin duda tiene el chip M1 es la eficiencia energética. Esto además de dar una mayor autonomía como ya hemos comentado también permite una menor disipación de calor. Mientras que en el MacBook Air que integra un procesador de Intel se debe instalar un ventilador para poder disipar el calor generado, esto no ocurre en el MacBook Air M1. Al desprender una menor cantidad de calor no es necesario tener ningún tipo de ventilador que desplace el aire dentro del chasis. Lo que se utiliza es un sistema de refrigeración pasiva a través de diferentes partes de cobre que trasladan el calor a las rendijas de ventilación.

ventilación macbook air

Pero, ¿qué implica esta diferencia en la práctica? Obviamente al no tener ningún tipo de refrigeración el MacBook Air con chip M1 no desprende ningún tipo de ruido. Esto hace que trabajar con el sea mucho más cómodo ya que no tendrás que estar sufriendo el sonido incesante de los ventiladores cuando estás trabajando con alguna aplicación de alto rendimiento. Esto es exactamente lo que ocurre en un MacBook Air con procesador Intel que al ser más ineficiente necesita una refrigeración activa, lo que supone que desprenda un mayor ruido con la mínima actividad que hagas.

La autonomía deja de ser un problema

Es una realidad: la autonomía de los MacBook Air con procesador de Intel no llega a ser buena. Dependiendo de las tareas que haces y de lo que le pides energéticamente al procesador puede llegar a unas pocas horas no alargándose hasta el día completo que es lo que reclaman los usuarios. Esto es debido a un consumo energético elevado cuando se necesita tener presión sobre el procesador. Desde Apple han conseguido, como hemos comentado anteriormente, reducir el consumo energético de su chip M1. En concreto se ha logrado reducir el 75% de energía con respecto al procesador de Intel.

MacBook Air finales 2020

Esto se materializa en que el MacBook Air con chip Intel tiene una autonomía de hasta 18 horas en reproducción de vídeo y 15 horas de navegación web inalámbrica. Esto se contrarresta en el MacBook Air con procesador Intel que solo ofrece 12 horas de autonomía en reproducción de vídeo y 11 horas navegando por internet. Está claro que las diferencias son más que claras y en la práctica te garantizará el hecho de olvidarte del cargador cuando sales de casa.

¿Qué Mac te conviene más?

Una vez analizados todos estos aspectos, y más con la diferencia de precio sin duda está claro que el ganador de esta comparativa es el MacBook Air con chip M1. Tiene numerosas ventajas el hecho de que Apple haya incluido un procesador propio, empezando por el rendimiento que obviamente es mucho  mayor para poder utilizar aplicaciones profesionales sin ningún tipo de presión sobre el ordenador. Además esto se suma a la tranquilidad que tendrás cuando uses el MacBook Air con chip M1 al no tener ningún tipo de ventilador que se pueda llegar a activar.

Nuevo MacBook Air 2020

Y lo más importante de todo. Tendrás un experiencia mucho mejor pagando mucho menos gracias al chip M1 que es más económico al estar diseñado y fabricado por la propia Apple. Esto sin duda avanza el fin de Intel dentro de la compañía de Cupertino para dar el pie lógico a su propio hardware.