¿Puedes usar en tu iPhone fundas de otros modelos?

Ponerle una funda o carcasa al iPhone es algo muy recomendable de hacer para amortiguar los posibles golpes y caídas accidentales. Las hay de todo tipo de materiales, diseños y dimensiones, pero hay una gran duda que sobrevuela sobre todo: ¿Qué fundas se pueden usar en varios iPhone? En este post respondemos a estas dudas para que no te equivoques al comprar la funda.

Aspectos que determinan si son o no compatibles

Que dos dispositivos móviles sean de la misma marca e incluso compartan especificaciones y año de lanzamiento no garantiza que puedan usarse las mismas fundas. Es más, siempre que ocurre algo como lo descrito, los iPhone ofrecen un tamaño diferente que ya les hace incompatibles.

Y, efectivamente, las dimensiones es la primera razón por la que dos iPhone pueden no compartir fundas. Hay ocasiones en las que los cambios son menores, añadiendo 1 o 2 milímetros más de grosor que no impiden que las fundas puedan ser intercambiables, aunque para ello deben coincidir también en otros factores.

El factor forma es otro punto importante y es que puede haber iPhone totalmente planos en la parte trasera como es costumbre desde hace años o con una ligera curvatura como eran los primeros. También en los laterales podemos encontrarnos con bordes rectos o curvados y, como es evidente, aunque las dimensiones coincidan, no habrá fundas compatibles porque tendrán una forma diferente para cada dispositivo.

El tema de cómo y dónde estén colocados los altavoces, micrófonos y botones resulta también determinante. Hay algunas generaciones de iPhone que son prácticamente idénticas en dimensiones y sin embargo ofrecen los botones en otra posición y, aunque sea ligeramente hacia arriba o hacia abajo, esto hace que al final no puedan usarse las mismas fundas.

Por último y no menos importante se encuentran las cámaras. El hecho de que un iPhone tenga una lente y otro tenga dos o incluso tres ya es determinante para que no encajen bien las fundas entre sí. A veces incluso compartiendo el mismo número de cámaras hay diferencias en la disposición de estas o del encapsulado que las envuelve, por lo que es el otro punto a tener siempre en cuenta a la hora de ir a ver la compatibilidad.

Modelos únicos que no comparten fundas

A día de hoy son 11 iPhone los que por cuestiones de su diseño y dimensiones son completamente únicos en lo que a compatibilidad de fundas se refiere.

iPhone (original)

El histórico primer iPhone de la historia supuso toda una revolución en su momento por ser un dispositivo completamente único en un mercado que todavía estaba por explorar. Y aunque la siguiente generación lo mejoró, esto no quitó que pueda seguir siendo un dispositivo único y al que ninguna otra funda de modelos posteriores le sirve.

iPhone original - iPhone 2G

Con una pantalla de 3,5 pulgadas, un alto de 11 centímetros y medio, un ancho de 6,1 y un grosor de 1,16 este dispositivo se veía en su día gigantesco para la costumbre que había con los móviles. Su construcción combinando materiales de aluminio y plástico también fue inédita en forma, no habiendo vuelto a ver un iPhone que se le parezca en ese sentido.

iPhone 5c

El iPhone de colores por excelencia fue en su momento un auténtico fiasco. Lanzado a la vez que el iPhone 5s, en especificaciones era peor incluso que el iPhone 5. Y es que para muchos su calidad no iba acorde a su precio, el cual pese a ser inferior, no acabó de convencer a todo el público que Apple esperaba, fundamentalmente juvenil.

iPhone 5c

Estéticamente no es que se diferenciase mucho del iPhone 5, aunque sus materiales de plástico, la posición de los botones y una ligera curvatura en su trasera hicieron que las fundas fuesen exclusivas. De hecho las fundas oficiales, por cierto, fueron también polémicas por su atrevido diseño mezclando colores y con unos agujeros en la parte inferior que no acabaron de convencer.

iPhone XS Max

Cinco años tuvieron que pasar para que Apple volviese a lanzar un dispositivo único en lo que a compatibilidad de fundas se refiere. El iPhone XS Max sirvió para crear una nueva gama dentro de los iPhone con los móviles grandes, más todavía de lo que eran los modelos ‘Plus’.

iPhone Xs Max tamaños precios

Y cierto es que en apariencia es igual que el ‘X’ y el ‘XS’, pero es una versión agrandada de estos. Sí que comparte dimensiones con el ’11 Pro Max’, pero el módulo de cámaras de este último es más grande y de ahí que no sirvan las fundas entre sí.

iPhone XR

Lanzado en el mismo año que el ‘XS Max’, este fue el heredero del iPhone 5c en lo que a esencia de «iPhone económico» se refiere. Aunque Apple corrigió parte de los errores del ‘5c’ dotando a este de un rendimiento encomiable idéntico al de los topes de gama de la época e incluso con mayor batería.

Su diseño fue heredado al final por el iPhone 11 del que hablaremos después, aunque el contar con una única cámara le permitió ser único en compatibilidad de fundas. Y aunque mucho se ha rumoreado acerca de una versión reeditada, lo cierto es que a día de hoy sigue siendo único en su especie.

iPhone 11

Nuevamente con la misma esencia que el iPhone XR, este teléfono es prácticamente idéntico a aquel en lo que a dimensiones se refiere. Aunque, eso sí, su botonera está ligeramente movida hacia arriba e impide la compatibilidad de fundas.

iPhone 11

Aunque al final la razón fundamental de que las fundas no sirvan entre sí se debe a lo comentado previamente en relación con el módulo de cámaras. Este integra una doble lente en un encapsulado cuadrado que impide que se pueda colocar una funda del ‘XR’, ya que sus cámaras quedarían tapadas.

iPhone 11 Pro

Mismas dimensiones que el iPhone X y iPhone XS en cuanto a pantalla, ancho y alto, aunque siendo más grueso. Este dispositivo de 5,8 pulgadas podría haber pasado por alto el tema del grosor para que le sirviesen fundas de anteriores años, pero el encapsulado de su triple cámara se lo impide.

iphone 11 pro

Este terminal lanzado en 2019 fue la versión pequeña del iPhone 11 Pro Max, teléfono que fue también único como veremos a continuación y con el que es evidente que no puede compartir fundas y carcasas por cuestiones relativas a su tamaño.

iPhone 11 Pro Max

Con una estética idéntica al anterior, este modelo crece en tamaño hasta las 6,5 pulgadas. Fue el teléfono más grande de la historia en su día junto al ‘XS Max’ y teniendo en cuenta que estéticamente se parece mucho a este cabría esperar que fuese compatible también con sus fundas, pero nada más lejos de la realidad.

iPhone 11 Pro Max

El hecho de incorporar una triple cámara en la trasera con un abultado módulo impide cualquier tipo de compatibilidad con modelos anteriores y a la postre se vio que tampoco con los anteriores. Le sucedió lo mismo que al ’11 Pro’ pequeño en este sentido, siendo ya uno de los «iPhone únicos» en este aspecto.

iPhone 12 mini

No fue el iPhone más pequeño de la historia, pero si de la historia reciente de la marca. Con un frontal con total protagonismo de la pantalla de 5,4 pulgadas y unos bordes rectos al más puro estilo iPhone 4, este se coronó como dispositivo único en compatibilidad de fundas. Y no, aunque se parezca, no es compatible con las del mencionado iPhone 4.

colores iphone 12

Cierto es que esta estética ha sido después recuperada por teléfonos de generaciones posteriores, pero su módulo de cámaras inferior en tamaño al ’13 mini’ hace que no puedan intercambiarse las carcasas entre ellos. Por tanto, si tienes este dispositivo solo podrás comprar fundas adaptadas para el.

iPhone 12 Pro Max

El teléfono más grande jamás lanzado por Apple, récord compartido con el iPhone 13 Pro Max y que acreditan sus más de 16 centímetros de alto o su ancho de 7,8 centímetros. Aunque si que resulta único en cuanto a compatibilidad de fundas, pese a compartir estética y tamaño de pantalla (6,7 pulgadas) con su sucesor.

iPhone 12 Pro

Su módulo de cámaras también fue el mayor en su momento, ya que ni siquiera era compartido con el iPhone 12 Pro, aunque a la postre se quedó incluso pequeño en comparación con el ’13 Pro Max’. El tener un factor forma completamente diferente, también hace imposible que los ‘XS Max’ u ’11 Pro Max’ puedan transferirle las fundas.

iPhone 13 mini

Si ves en el frontal este dispositivo y al iPhone 12 mini, probablemente te cueste mucho saber que se trata de dos teléfonos diferentes a excepción del ‘notch’ reducido que tiene este en su pantalla. Y es que en dimensiones son prácticamente idénticos ambos terminales.

iphone 13 apple

Sin embargo en la trasera si que encontramos cambios más notorios como un módulo de doble cámara en diagonal, hecho que no condiciona la incompatibilidad de fundas, ya que lo que genera esto es que este módulo ha crecido también en tamaño. Por tanto, es otro dispositivo que no admite fundas de otros terminales.

iPhone 13 Pro Max

La lista la cierra el que hasta ahora es el iPhone más potente de Apple. Sucede algo similar a los anteriores y es que estéticamente es prácticamente idéntico al iPhone 12 Pro Max. Es un poco más grueso, eso sí, aunque es casi imperceptible y podría incluso no ser un impedimento para que le valgan las mismas fundas.

iphone 13 pro max

Pero hay que decir que no, no le valen fundas de anteriores generaciones debido a que su módulo de cámaras es considerablemente más grande, sumado a que la botonera está ligeramente desplazada con respecto a los otros. Por tanto será imposible usar una funda de iPhone 12 Pro Max o cualquier otro con el.

Los iPhone que tienen fundas compatibles

En este otro lado nos encontramos con varios dispositivos que, al contrario de los anteriores, si pueden intercambiarse fundas. De hecho, aunque en la etiqueta ponga que la funda o carcasa es compatible con un determinado modelo de iPhone, lo serán también con los otros que te exponemos a continuación.

iPhone 3G y 3GS

Apenas hay cambios estéticos entre el segundo y tercer iPhone de la historia de Apple. Lanzado en 2008, el ‘3G’ introdujo significativos cambios a nivel de rendimiento con respecto al modelo inicial, incluyendo el cambio estético y de dimensiones. El ‘3GS’ por su parte siguió mejorando en todos los sentidos, aunque manteniendo la misma propuesta estética que el anterior.

iPhone 3G y 3GS

iPhone 3G y 3GS

De hecho la única diferencia aparente entre una generación y otra es que el iPhone 3GS estuvo disponible en color blanco o negro, estando el ‘3G’ relegado solo al color negro. Y aunque probablemente ya no sean teléfonos principales de nadie, si tienes uno en un cajón o te haces con uno a modo de colección, puedes protegerlos con fundas de uno u otro indiferentemente.

iPhone 4 y 4s

Dos de los iPhone más icónicos de la historia de Apple. El primero de ellos fue el último presentado por Steve Jobs, ya que cuando se presentó el segundo, el mítico cofundador estaba a punto de fallecer. Fueron los primeros en introducir los bordes rectos en los laterales y aunque funcionalmente tienen diferencias a destacar, no fue así en diseño.

iPhone 4 y 4s

iPhone 4 y 4s

De hecho en este caso nos encontramos con que ni siquiera en los colores se diferenciaban, dado que ambos se podían comprar en color negro o plata. El hecho de que tengan exactamente las mismas proporciones permite que puedan usarse fundas y carcasas de uno y otro.

iPhone 5, 5s y SE (1ª gen.)

Que el diseño del iPhone 5 se haya reutilizado en hasta 2 versiones posteriores indica claramente que fue un diseño muy apreciado por el público. Más allá de especificaciones internas, colores e incluso materiales de construcción, estos tres dispositivos comparten dimensiones y por ello permite usarse las mismas fundas en cada uno de ellos.

iPhone 5, 5s y SE (1ª generación)

iPhone 5, 5s y SE (1ª gen.)

Quizás lo más relevante es que el ‘5’ no tenía Touch ID en el botón Home como si tenían los iPhone 5s y SE, pero esto al final no impide en nada que se pueda usar una funda en su trasera que sea plenamente compatible. Hay que decir que además fueron los últimos iPhone «pequeños» de alta gama de Apple, salvo el ‘SE’ que vino a ser una reedición estando ya los iPhone 6s en el mercado.

iPhone 6 y 6s

La diferencia de un año entre uno y otro no implica cambios profundos en ellos. De hecho, más allá del cambio de procesador y alguna que otra funcionalidad añadida en cámara o un motor táctico, estos dispositivos representan un salto generacional muy escaso en cuanto a novedades. Y esto, efectivamente, se aplica también al terreno estético.

iPhone 6 y 6s

iPhone 6 y 6s

Ambos terminales, de 4,7 pulgadas de pantalla, ofrecen una estética idéntica tanto en materiales como distribución de las antenas o los botones. Solo se pueden diferenciar en que el iPhone 6s posee una letra ‘S’ en la parte trasera. Por tanto, las fundas de uno le sirven al otro perfectamente.

iPhone 6 Plus y 6s Plus

Al igual que sucedía con los anteriores modelos, sucedió también con sus respectivas versiones grandes. Salvo por su mayor tamaño a causa de tener pantallas de 5,5 pulgadas, estos terminales eran estéticamente iguales a sus versiones de 4,7 pulgadas. Y no, las fundas de estos ‘Plus’ no valen a los otros ni viceversa, pero sí entre ellos.

iPhone 6 Plus y 6s Plus

iPhone 6 Plus y 6s Plus

Tanto el iPhone 6 Plus como el 6s Plus pueden intercambiarse carcasas y fundas de todo tipo al disponer de las mismas dimensiones en todos sus costados. Así que si aún eres poseedor de uno de ellos, podrás sin problema hacerte con una funda aunque ponga que es compatible con el otro.

iPhone 7, 8 y SE (2ª gen.)

Al igual que sucedía con los iPhone 5, el diseño del iPhone 7 volvió a ser reeditado otras dos veces. Cierto es que con respecto a las dimensiones no es que haya mucha diferencia con los iPhone 6 y 6s, pero el hecho de contar con cámaras más grandes impide que puedan usarse las fundas de aquellos en estos.

iPhone 7, 8 y SE (2ª generación)

iPhone 7, 8 y SE (2ª gen.)

Eso sí, debes tener en cuenta que las fundas que utilices en los iPhone 8 y SE permitan la carga inalámbrica, funcionalidad que incorporan estos dispositivos y que no tiene el ‘7’. Por lo que si compras una funda de este para uno de ellos, podrías encontrarte con ese problema aunque encaje perfectamente. Aunque debes saber también que de igual forma puede haber fundas hechas por y para los iPhone 8 y SE y que sin embargo no permitan este tipo de carga.

iPhone 7 Plus y 8 Plus

Aunque en este punto también entra la recomendación de revisar el asunto de la carga inalámbrica, por lo demás ambos dispositivos pueden compartir fundas sin ningún problema. Estas nuevas versiones ‘Plus’ son exactamente iguales en dimensiones y estética general, cambiando solo los colores y los materiales empleados para la parte trasera.

iPhone 7 Plus y 8 Plus

iPhone 7 Plus y 8 Plus

El iPhone 7 Plus es de aluminio en su carcasa de atrás, mientras que el ‘8 Plus’ incorpora materiales de cristal que precisamente favorecen la carga inalámbrica. Así pues, recalcando nuevamente ese punto de la compatibilidad con este tipo de carga, pueden servirte fundas de uno u otro de la misma forma.

iPhone X y XS

Como sucedió en el paso de los iPhone 6 a los 6s, estos dos teléfonos representan una escasa variación en cuanto a características. Y sí, en el aspecto estético se queda reflejado al encontrarnos con teléfonos que son casi idénticos. La única diferencia radica en los altavoces y micrófonos de la parte inferior, en la cual el ‘XS’ tiene menos agujeros de salida.

iPhone X y XS

iPhone X y XS

Quitando ese mencionado cambio, que al final resulta indiferente, ambos dispositivos son exactamente idénticos teniendo solo un modelo en color dorado para el ‘XS’ como elemento diferencial. Por tanto, como en dimensiones son iguales es posible usar fundas de uno y otro sin problema alguno.

iPhone 12 y 12 Pro

Por primera vez en 2020 vimos dos iPhone de idéntica generación compartiendo fundas, uno en modelo ‘estándar’ como el iPhone 12 y otro en una versión más avanzada como la del ’12 Pro’. Estéticamente son muy similares, aunque si ves la parte trasera y observas que el ’12’ tiene dos cámaras y el ’12 Pro’ tiene tres puedes llegar a pensar que no son compatibles.

iPhone 12 y 12 Pro

iPhone 12 y 12 Pro

Pues nada más lejos de la realidad porque aunque tengan distinto número de cámaras, el tamaño del módulo en sí es idéntico y esto permite que ambos dispositivos puedan tener las mismas fundas. Todo ello propiciado porque en dimensiones son exactamente iguales.

iPhone 13 y 13 Pro

Los últimos en llegar al mercado tienen las mismas semejanzas que los anteriormente descritos en relación a su tremendo parecido entre sí a excepción del módulo de cámaras. Este módulo es mayor que el de los ’12’ y ’12 Pro’, razón por la que no les valen sus fundas ni a la inversa, pero entre ellos si que pueden usarse.

iphone 13 y 13 pro

iPhone 13 y 13 Pro

El iPhone 13 cuenta con un sistema de doble cámara posicionadas en diagonal en la trasera y el ’13 Pro’ con una triple lente con sensor LiDAR incluido que ocupan exactamente lo mismo. Por tanto, si tienes un iPhone 13 podrás usar una funda del ’13 Pro’ sin problema de la misma forma que a la inversa.

¡Sé el primero en comentar!