iMovie o Final Cut, ¿cuál te sirve mejor para editar vídeos?

Apple a parte de poner a disposición de las personas dispositivos de una calidad tremenda, también dota a los usuarios de estos dispositivos de herramientas fantásticas para llevar a cabo sus diferentes tareas. Un ejemplo de ello es la edición de video, para la cual ha desarrollado dos editores de video, iMovie y Final Cut Pro. ¿Quieres saber sus diferencias?, en este post te lo contamos todo.

¿A qué público están dirigidos?

Para poder llevar a cabo una comparativa justa entre ambos editores de video, en primer lugar hay que analizar una serie de puntos que dejan bien claro cuál es el público objetivo de cada aplicación. Evidentemente la compañía de Cupertino no ha desarrollado dos aplicaciones enfocadas al mismo público. De esta forma, iMovie es un editor de video enfocado a usuarios que están comenzando en el mundo de la edición de video, mientras que Final Cut Pro está pensado para profesionales del sector, de ahí las diferencias que vamos a contarte a continuación.

Dispositivos en los que están disponibles

La primera gran diferencia y que ejemplifica claramente el público al que van dirigidas ambas aplicaciones son los dispositivos en los que las puedes encontrar. Por un lado, iMovie se encuentra tanto en iOS, como iPadOS, como por supuesto, macOS, por lo tanto, es una app mucho más accesible por todo el público a través de los diferentes dispositivos que ofrece Apple.

dispositivos con Apple Music

Por otro lado, Final Cut Pro, al ser un editor de video enfocado al público profesional tan solo es posible utilizarlo a través de un ordenador de Apple, es decir, en macOS. Esta es una de las demandas de los usuarios de iPad. Puesto que Apple lleva años promocionando el iPad como un dispositivo profesional gracias a la potencia de muchos de sus modelos y la versatilidad por su tamaño y características, estos usuarios están deseando que la compañía de Cupertino sea capaz de llevar uno de los mejores editores de video profesional que hay en el mercado al iPad, un dispositivo que cada vez más usuarios utilizan para su vida laboral.

Final Cut solo en Mac

¿Hay que pagar para utilizarlos?

El segundo punto que, de nuevo, pone de manifiesto la diferenciación que hace Apple en el público que usa iMovie y Final Cut Pro es por lo que cuesta utilizar una y otra aplicación. Por un lado, Apple hace totalmente accesible iMovie a todos los usuarios de sus dispositivos ya que es una aplicación totalmente gratuita, es decir, no tienes que pagar absolutamente nada para poder usarla. Todo usuario que tenga en su poder un iPad, iPhone o Mac, tiene la posibilidad de instalar iMovie sin ningún tipo de problema.

Por otro lado, Final Cut Pro, al ser una app profesional si que tiene un coste, y además bastante elevado para aquellos usuarios que quizás no se dedican al mundo profesional de la edición de video, siendo de 299 euros. Como decíamos, es un precio elevado pero que para los profesionales del video merece mucho la pena.  No obstante, Apple proporciona la opción de disfrutar de un periodo de prueba en el que los usuarios pueden utilizar Final Cut Pro y comprobar por si mismos si realmente les merece la pena llevar a cabo tal desembolso de dinero.

Usando Mac

Diseño de la aplicación

Llega el momento de hablar del diseño de ambas aplicaciones. Apple es una empresa que siempre intenta mantener la misma línea estética y de diseño tanto en sus dispositivos como en sus aplicaciones, y en este caso, lo podemos ver claramente con iMovie y Final Cut Pro. A pesar de que son dos editores de video enfocados a públicos diferentes, de primeras cuentan con significativas similitudes estéticas. Estas semejanzas son sin duda una buenísima noticia para todos los usuarios que comienzan su camino en la edición de video con iMovie y al cabo del tiempo dan el salto al editor profesional de Apple, Final Cut Pro. Esto provoca que una vez te familiarizas con la interfaz de iMovie, no te costará nada hacerlo con su hermano mayor.

Aspecto aplicación

Dejando a un lado las similitudes entre ambos editores, la realidad es que la interfaz que presentan ambos es muy intuitiva y fácil de comprender en poco tiempo. Al fin y al cabo Apple lo que busca es poner las cosas fáciles a todos los usuarios que se decantan por estos dos editores de video. Evidentemente, en iMovie, al contar con menos recursos, es algo más fácil de manejar con total destreza y dominar todas las funciones con las que cuenta.

Funciones disponibles

Como podrás intuir, si hemos comentado que iMovie es un editor de video para principiantes y Final Cut Pro para profesionales, es debido a las funciones que estas dos aplicaciones son capaces de ofrecer a los usuarios de las mismas. Esto no quiere decir que iMovie se quede corto, ya que cumple perfectamente con las necesidades que pueden llegar a tener los usuarios que tienen un nivel básico e incluso intermedio de edición de video, sin embargo, Final Cut Pro pone encima de la mesa herramientas fantásticas para todos los profesionales de este sector.

¿Qué formatos de video y audio se pueden utilizar?

Uno de los puntos más importantes a la hora de ponerse a editar video es la compatibilidad de los programas de edición con los diferentes formatos de video que existen en el mundo. En ese caso la diferencia entre ambas aplicaciones no es muy grande, aunque si que existe. A continuación te dejamos los formatos que admiten por un lado iMovie y por otro Final Cut Pro.

En el caso de Final Cut Pro, al ser el editor de video dedicado a los profesionales del sector, tal y como vas a poder comprobar a continuación el abanico de compatibilidad con diferentes formatos de archivo es enorme, algo obvio y comprensible dado al público que está dirigida esta aplicación. Los formatos son los siguientes.

  • Códec Apple Animation.
  • Códec Apple Intermediate.
  • Apple ProRes (todas las versiones).
  • Apple PorRes RAW y Apple ProRes RAW HQ.
  • AVCHD (incluidos AVCCAM, AVCHD Lite y NXCAM).
  • AVC-ULTRA (incluidos AVC-LongG, AVC-Intra Class 50/100/200/4:4:4 y AVC-Intra LT).
  • Canon Cinema RAW Light (requiere el módulo del fabricante de la cámara)
  • DV (incluidos DVCAM, DVCPRO y DVCPRO50).
  • DVCPRO HD.
  • H.264.
  • HDV.
  • HEVC (requiere macOS 10.13 o una versión posterior).
  • iFrame.
  • Motion JPEG (solo OpenDML).
  • MPEG IMX (D-10).
  • Formatos de QuickTime.
  • REDCODE RAW (R3D) (requiere el módulo del fabricante de la cámara).
  • 4:2:2 de 8 bits sin comprimir.
  • 4:2:2 de 10 bits sin comprimir.
  • XAVC (incluido XAVC-S).
  • XDCAM HD/EX/HD422.
  • XF-AVC.
  • XF-HEVC.

Por otro lado, en el caso de iMovie, evidentemente el abanico de compatibilidad es mucho más reducido, algo totalmente compresible si nos fijamos al público al que está dirigida esta aplicación y que, por tanto, no tiene tantas necesidades a la hora de trabajar con archivos de diferentes tipos. A continuación tienes la lista de archivos compatibles con iMovie.

  • Códec Apple Animation.
  • Códec Apple Intermediate.
  • Apple ProRes.
  • AVCHD (incluidos AVCCAM, AVCHD Lite y NXCAM).
  • DV (incluidos DVCAM, DVCPRO y DVCPRO50).
  • H.264.
  • HDV.
  • HEVC.
  • iFrame.
  • Motion JPEG (solo OpenDML).
  • MPEG-4 SP.
  • Foto JPEG.
  • XAVC-S.

Icono iMovie

¿Se puede editar video en vertical?

El video en vertical es cada día más utilizado por todos los usuarios debido al auge del consumo de contenido multimedia en redes sociales que las personas usan en sus dispositivos móviles. Por tanto, la posibilidad de editar video en vertical es prácticamente fundamental y en este caso si que encontramos una gran diferencia entre ambas aplicaciones.

Video vertical

Por un lado, Final Cut Pro, como no podía ser de otra manera, cuenta con todas las posibilidades a la hora de poder cambiar la relación de aspecto de cualquier video que quieras editar, es por ello que no tendrás ningún problema si quieres usar esta aplicación para editar video en formato vertical. Sin embargo, con iMovie el proceso se complica un poco y es que realmente este editor de Apple no da la posibilidad a los usuarios de editar video con una relación de aspecto vertical, pero eso no quiere decir que no se pueda editar video en vertical. Lo único que el usuario tiene que hacer en iMovie es rotar la imagen para que, una vez exportado el video, puedas rotarlo y obtener un video vertical.

¿Cuentan con funciones profesionales?

Las herramientas y posibilidades que dan cada uno de los editores de video de Apple es otra de las grandes diferencias existentes entre estas dos aplicaciones. Esto no es nada nuevo y evidentemente, es algo previsible teniendo en cuenta los dos puntos principales de ambas apps, que son el público al que van dirigidas y el precio de las mismas.

Con iMovie podrás disponer de las herramientas básicas que necesitas para poder editar un video, no cuenta con herramientas muy llamativas ni funciones profesionales, pero es totalmente suficiente para usuarios con un nivel básico o medio. Sin embargo, si quieres optar a utilizar funciones más profesionales tendrás que recurrir a Final Cut Pro, ya que es el editor de video de Apple dedicado a los editores de video profesionales.

¿Con cuál se edita más rápido?

A la hora de editar video, es muy importante, sobre todo si va a ser una acción que lleves a cabo habitualmente, encontrar un programa que te permita editar rápido y con fluidez. Para ello es muy importante que la aplicación en cuestión tenga una interfaz de usuario intuitiva, de manera que siempre tengas claro cómo y dónde puedes llevar a cabo cada tarea. En ese aspecto tanto iMovie como Final Cut Pro son muy similares, de hecho ya te hemos comentado unas líneas mas arriba que estéticamente son dos aplicaciones con muchas similitudes, puesto que de esta manera Apple facilita la transición a todos los usuarios que pasan de iMovie a Final Cut Pro.

Editando

Si nos fijamos en la exportación del archivo de video, la realidad es que la velocidad de esta tarea dependerá en gran medida de las capacidades que tenga el ordenador con el que estés editando. Ahora bien, en igualdad de condiciones, lo más habitual es que Final Cut Pro sea capaz de exportar el mismo video a mayor velocidad que iMovie, sin ser esta diferencia demasiado alarmante para todos los usuarios que se decanten por el editor gratuito de Apple.

Herramientas adicionales

Por último, otra de las grandes diferencias que tenemos que comentar en esta comparativa es la posibilidad de utilizar herramientas adicionales, es decir, contar con funciones externas que por defecto no vienen instaladas ni en iMovie ni en Final Cut. Esto es lo que se suele conocer como plugin y que en el mundo de la edición de video es tan importante.

Ambas aplicaciones cuentan con la posibilidad de utilizar plugins de terceros, lo que en algunos casos facilita mucho el trabajo en ciertas acciones e incluso, eleva las posibilidades de la propia aplicación. Sin embargo, la realidad es que la variedad y cantidad de plugins que existen para iMovie, no tiene nada que ver con el catálogo disponible para Final Cut Pro, siendo este mucho mayor. Esto es algo normal puesto que el uso de plugins es mucho mas necesario en ediciones profesionales que para aquellos usuarios que cuentan con un nivel básico de edición de video.

¡Sé el primero en comentar!