Los problemas para comprar un iPhone 13 podrían aumentar

Comprar un iPhone 13 o 13 Pro implica en muchos casos una espera demasiado grande. Y es que, desde que se lanzasen al mercado el pasado mes de septiembre, estos dispositivos se han visto afectados por numerosos retrasos. Pues bien, según fuentes cercanas a la cadena de suministro de Apple, esto podría volver a empeorar en próximos meses.

Desde The Elec apuntan a que BOE, uno de los proveedores de pantallas OLED de Apple, tiene ya previsto reducir su producción. Todo ello debido a la crisis de componentes que afecta a toda la industria y que ha creado un efecto dominó, ya que esta compañía reduce sus previsiones por los retrasos de LX Semicon, quienes a su vez se encargan de enviarles materiales a ellos y se están mostrando con problemas para llegar a los objetivos.

Según los datos aportados por el citado medio, se espera que BOE reduzca de 3 a 2 millones de unidades sus previsiones de fabricación. Se dice también que la compañía caiforniana habría solicitado 10 millones de paneles OLED para el primer semestre del año y que el no cumplir con ello podría afectar a sus previsiones.

Un problema que se alarga ya varios meses

Independientemente del estado del suministro, es habitual encontrarnos con que los nuevos iPhone se retrasan varias semanas tras su puesta a la venta. Nunca se ha sabido si realmente se debe a una demanda más alta de lo previsto o si se trata de una estrategia por parte de Apple para dar la sensación de éxito en ventas. Sea como fuere, la situación de este año fue bien distinta.

Y es que, al poco de abrirse las reservas de los iPhone 13, los compradores estaban ya encontrándose con previsiones de envíos para más de un mes. Incluso hay quienes lo acabaron recibiendo en fechas navideñas. Pese a que la compañía sí ha hecho público que sus tablet han sufrido problemas de suministro, no se ha comentado eso de sus smartphone, aunque es más que evidente que sí hubo problemas de este tipo.

La situación había mejorado y la disponibilidad de iPhone 13 actualmente es buena a nivel general. Sin embargo, a tenor de informaciones como las que hemos conocido, podrían volver los problemas. Cierto es que a medida que avanza el año baja también la demanda de estos smartphone y la mirada se pone en los siguientes iPhone, pero ante una crisis como esta no se puede todavía asegurar que vaya a haber unidades suficientes.

¿Y qué pasará con los iPhone 14?

Si ya es complicado prever qué pasará con estos iPhone 13 de aquí a 6 meses, podrás imaginar que la previsión de la siguiente generación genera todavía más dudas. A colación de las filtraciones que se suceden cada año, sabemos que Apple cierra el desarrollo de sus iPhone por estas fechas y que no entra en producción hasta junio como mínimo.

Por tanto, será a partir de la mitad de año cuando conozcamos algo más a cerca de la disponibilidad de estos dispositivos. Dependerá, como ahora, de si el sector ha logrado recuperarse o no. Por el momento no parece que cunda el pánico como sí ha sucedido en otras compañías que han tenido incluso que cancelar algunos de sus dispositivos.