La mejor forma de cargar tu iPhone sin dañar la batería

Una de las grandes dudas que todos los usuarios de iPhone tienen, sobre todo los más nuevos, es cómo tienen que cargar la batería de su dispositivo para no dañarla y, de esta manera, alargar su autonomía y vida útil el mayor tiempo posible. En este post te contamos las diferentes maneras de cargar el iPhone y cuál de ellas es la más recomendable.

Maneras de cargar un iPhone

Con el paso del tiempo Apple ha ido añadiendo variantes a la forma de cargar el iPhone, ya que los usuarios no solo pueden cargar la batería del dispositivo a través del puerto Lightning, sino que la tecnología inalámbrica ha cobrado muchísimo peso para dar mas opciones y, sobre todo, más comodidad.

Puerto Lightning

Desde que Apple dio el salto del iPhone 4S al iPhone 5, todos los modelos han incorporado en su parte de abajo el puerto Lightning, siendo esta la manera más extendida de cargar el dispositivo. Además, no solo Apple es la encargada de proporcionar los cables correspondientes para hacer posible esta carga, sino que muchísimos fabricantes también han puesto encima de la mesa sus diferentes opciones.

lightning

No obstante, la potencia de carga sí que ha ido variando con el tiempo, así como la terminación de la otra parte del cable Lightning. A medida que los iPhone han ido ganando en tamaño, también lo hacen en la capacidad de sus baterías, y en un mercado donde la carga rápida está tan valorada, la compañía de Cupertino ha adaptado también sus dispositivos a esta forma de cargarlos. De ese modo, cuando antes el cable de carga iba de USB-A a Lightning, ahora parte de USB-C a Lightning, permitiendo a Apple introducir mayor potencia de carga.

De esta manera, cuando antes el adaptador de corriente y el cable de carga de USB-A a Lightning proporcionaban hasta 5 W de potencia, ahora la compañía de Cupertino lo ha aumentado a los 20 W gracias al cambio en los adaptadores y a la presencia de un cable que va del puerto USB-C al puerto Lightning. Eso sí, esos 20 W de carga rápida están bastante lejos de lo que son capaces de ofrecer otras compañías con sus terminales.

Carga inalámbrica

Después del puerto Lightning, y con la llegada, de nuevo, del cristal a la parte trasera de los iPhone con los modelos 8, 8 Plus y iPhone X, Apple introdujo por primera vez en sus dispositivos la oportunidad de cargarlos de forma inalámbrica, es decir, que los usuarios podían y pueden decir adiós al hecho de tener que conectar el iPhone a un cable siempre que quieran cargarlos, ya que tan solo tienen que dejarlos sobre la base de carga y listo, el dispositivo comenzará a cargarse sin tener que hacer absolutamente nada.

Carga inalámbrica

La carga inalámbrica sin duda ha proporcionado un extra de comodidad a la hora de cargar el iPhone, de hecho son muchísimos los usuarios que en sus mesitas de noche o escritorios de trabajo cuentan con una base de carga sobre la que sitúan el dispositivo para tenerlo siempre con la mayor autonomía posible. Y es que el hecho de no tener que conectar ningún cable al iPhone para poder cargarlo ha seducido a la gran mayoría.

No obstante, es importante que conozcas ciertos puntos sobre la carga inalámbrica. Tienes que tener mucho cuidado a la hora de adquirir una base de este tipo, y asegúrate que cuenta con la certificación por parte de Apple para cargar sus dispositivos, ya que de lo contrario puede provocar que el dispositivo se caliente demasiado y, de esta manera, dañe la batería. Además, habitualmente cargar el iPhone con una base de carga inalámbrica conlleva hacerlo de una forma más lenta, aunque cada vez son más las bases que proporcionan también carga rápida.

MagSafe

La tecnología MagSafe no es nada nuevo en el ecosistema de Apple, ya que durante muchos años fue lo que la compañía de Cupertino utilizo para cargar sus ordenadores portátiles. Pues bien, esa manera de imantar el cargador al Mac ha llegado también al iPhone para dotar de una carga inalámbrica a través de MagSafe. El gran punto diferencial que aporta esta tecnología no es únicamente que no necesitas conectar el iPhone a un cable para cargarlo, sino que además, la base o accesorio de carga que utilices, quedará totalmente imantado a la parte trasera de tu dispositivo.

MagSafe

Con los accesorios de carga MagSafe Apple ha sabido solucionar una problemática que había con la carga inalámbrica, y era que aquellos usuarios que querían utilizar su dispositivo mientras lo cargaban tenían que conectarlo a un cable Lightning. Con esta tecnología puedes cargar el iPhone si tener que conectar ningún cable, pero a la vez también sujetarlo con tus manos mientras lo utilizas, por no hablar de la cantidad de accesorios de carga que tanto la propia Apple como otros fabricantes han desarrollado para dotar a los usuarios de un gran abanico de opciones a la hora de cargar la batería de los iPhone.

iPhone cargando magsafe

Dudas más frecuentes

Una vez ya te hemos hablado sobre las diferentes formas de cargar el iPhone, es momento de entrar de lleno en las preguntas más frecuentes que siempre que se saca el tema de la carga del iPhone salen a relucir. Desde la forma más saludable de cargarlo hasta si se puede o no utilizar los adaptadores del iPad o del Mac para cargar más rápido. Todo ello te lo resolvemos a continuación.

¿Cuál es la más saludable para el iPhone?

Una vez ya te hemos presentado todas las maneras que tienes de poder cargar tu iPhone, queremos hablarte concretamente de cuál es la opción ideal teniendo como principal objetivo cuidar la batería del dispositivo. Para empezar, tienes que saber que todas las baterías tienen una vida limitada por los ciclos de carga, y el consumo de estos es inevitable, lo único que puede variar es la velocidad con la que cada usuario los consume, que evidentemente, dependerá del uso que se haga del iPhone.

Sin embargo, aunque el consumo de los ciclos de carga es inevitable, sí que hay prácticas que hacen que la batería pueda dañarse, o por el contrario, prácticas que ayudan a que esta se mantenga en el mejor estado posible el mayor tiempo posible. Para ayudarte a cuidarla tienes que grabarte a fuego que a las baterías no les viene nada bien sufrir calentamientos excesivos, y menos aún durante mucho tiempo, por lo que tenemos que intentar evitar que el iPhone se caliente a causa de cargarlo.

lightning

Para evitar que el iPhone y su batería coja temperatura cuando este se está cargando, lo ideal es hacerlo con la menor potencia posible, que son los 5 W que proporciona el adaptador de corriente tradicional que Apple ha incluido durante mucho tiempo en la caja de los iPhone y su correspondiente cable Lightning. Esta es la manera más óptima de cargar el iPhone, no obstante, existen otras opciones que, si bien aumentan la potencia a los 7,5 W, también son muy buenas alternativas para cargar el dispositivo. En definitiva, cuanto menos potencia tenga el cargador, más saludable será la manera de cargarlo y, ojo, también más lenta.

¿Qué ocurre con la carga rápida?

Para finalizar, queremos hablarte de la carga rápida y como esta práctica tan habitual puede afectar a la salud de la batería de tu iPhone. La compañía de Cupertino ha sido y es una de las empresas a las que más le ha costado facilitarle a los usuarios de sus dispositivos la carga rápida y la razón de esto es muy sencilla, un uso recurrente de la carga rápida daña a largo plazo la salud de la batería del iPhone.

Si continuamos con el razonamiento que te hemos puesto encima de la mesa anteriormente, al introducir mayor potencia para cargar el dispositivo más rápido, provoca que la temperatura de la batería aumente considerablemente, y esto no le viene nada bien a tu iPhone. No obstante, esto no quiere decir que la carga rápida no tenga que utilizarse, ya que es un recurso fantástico para aquellos momentos en los que los usuarios necesitan darle un chute de energía a su dispositivo para poder seguir utilizándolo, pero desde luego no es recomendable hacer un uso diario de ello si no es estrictamente necesario.

¿Se pueden usar los cargadores del iPad o el Mac para el iPhone?

Lo primero que tienes que saber es que cuando se habla sobre la posibilidad de utilizar los cargadores del iPad o del Mac nos referimos al adaptador de corriente, es decir, el apartado al que enchufas el cable, puesto que para cargar el iPhone necesitas un cable Lightning, mientras que para el iPad y el Mac (los más recientes) se utiliza el estándar USB-C e incluso, en algunos modelos de Mac, de nuevo el MagSafe. Una vez dicho esto, la realidad es que por supuesto que puedes utilizar los adaptadores de corriente del iPad y el Mac para conectar un cable Lightning y cargar así tu iPhone, de hecho todos estos adaptadores vienen certificados por Apple y admiten el uso de otros dispositivos que no sean el iPad o el Mac.

Sin embargo, que Apple te de esa posibilidad no quiere decir que sea lo más adecuado para tu iPhone. Habitualmente estos adaptadores proporcionan una capacidad de carga mayor a los 5 W o 7,5 W que se suelen recomendar para tener una carga saludable, por tanto, si bien para momentos puntuales es muy interesante dado que te proporcionaran carga rápida, si los utilizas de manera prolongada en el tiempo durante semanas o meses, lo más probable es que la batería de tu iPhone se degrade más rápidamente que si utilizaras un adaptador de 5 o 7,5 W.

¡Sé el primero en comentar!